LISTADO DE PICOS

miércoles, 7 de agosto de 2013

Monte Sarasé (2.179 m.) y Puyas Lanas (2.099 m.), circular


Circular desde Biescas. Ascenso por Fuente Chaimona y descenso por Ermita San Bartolomé-Gavín 

La cima del Sarasé es un gran mirador de la vertiente sur de la Sierra de Tendeñera


3 de agosto de 2013,

   El Monte Sarasé  también se conoce como “Punta Cochata”, pero no debe confundirse con otra Cochata que comparte nombre en el mismo Valle de Tena, cerca de Escarrilla

   El sábado, sobre las 7:30 de la mañana, aparco en el cruce  de la salida de Biescas con la Carretera de Gavín (cota 900 m.).

   Caminaré carretera arriba unos 200 m. hasta cruzar el puente que salva el barranco “Arratiecho”. Allí veremos a mano izquierda un poste que indica: "Casita de las Brujas 50 min" (Desv.1 en el track).

   El sendero asciende por el pinar mediante largas y suaves lazadas. Sobre la cota 1.100 m. pasaremos por un desvío señalizado que indica “Casita de las Brujas 0,4 km.” (Desv.2 en el track). Obviamos el desvío y continuamos de frente siguiendo las indicaciones de “Gavín”.

  Enseguida saldremos a un cruce con la pista forestal que sube desde Gavín  (Desv.3 en el track). Si todo va bien volveré por aquí dentro de unas horas. Ahora seguiré por la izquierda, ascendiendo por la pista durante un buen rato en dirección "Biescas por Fuente Chaimona".

   En la cota 1.230 m. llegaremos a lo alto de una alargada loma donde veremos otro poste con el texto “Fuente Chaimona-Punta Cochata” (Desv.4 en el track). Continuaremos caminando hacia la derecha. La pista rodada finaliza aquí y da paso a un sendero bien marcado que hace un largo rodeo para ganar la cabecera del barranco Arratiecho.

   Caminando por el pinar pasaremos pronto por la “Fuente Chaimona” donde apenas mana un hilillo de agua.  La senda cambiará pronto a la vertiente del “Barranco de Iguarra”, llegando incluso a perder algo de altura durante un trecho. Alcanzaremos de nuevo un cruce. Un poste indica “Biescas” hacia la izquierda (Desv.5 en el track). Obviamos esa dirección y en su lugar giramos a la derecha y comenzamos a subir por un largo cordal llamado “Cerro de Iguarra”.

   La senda sube sin descanso, afortunadamente se encuentra limpia de vegetación. Nos lo tomaremos con calma pues todavía tendremos que superar más de 800 metros de desnivel antes de coronar la cima del Sarasé.

   De vez en cuando conviene hacer un alto y volver la vista atrás para disfrutar de las estupendas vistas que ofrece la Sierra de la Partacua al otro lado de Río Gállego.  Se aprecian muy nítidas las últimas ondulaciones orientales de la Sierra, desde la altiva y lejana Peña Telera, pasando por la Corona del Mallo, Punta Cochaldo y las  Forquetas, surcadas por barrancos que marcan su relieve con profundas cicatrices.

   Cerca de la cabecera del “Barranco de Iguarra” saldremos del bosque y caminaremos un rato por un amplio lomo herboso repleto de erizones, que en esta época se adornan con vistosas flores amarillas.

   Continuaremos ganado altura en dirección norte. Pronto entraremos otra vez en el pinar y transitaremos junto a la irrelevante cima de “Punta Puñero" (2.007 m.). Por la derecha de vez en cuando sobresale la esbelta cima del Sarasé, que todavía se ve lejana.

   El sendero nos conducirá hacia la derecha para recorrer el último tramo de cordal que nos separa de nuestro objetivo. Caminando siempre entre pinos saldremos por fin a terreno abierto a los pies de la loma final del Sarasé. Ya solo nos faltará ascender algo más de cien metros para alcanzar la cumbre, que ganaremos haciendo lazadas pues la pendiente final es acentuada.

  Estaré veinte minutos en la cima contemplando las amplias vistas. Esta elevación constituye un gran mirador de la vertiente sur de la Sierra de Tendeñera, que se alza como una formidable barrera justo al norte. Por el sur en cambio las vistas se pierden muy lejos en el horizonte. En la cercanía contemplaremos el Sobremonte y el Sobrepuerto, con la llanura de la Tierra de Biescas separando ambos territorios. Más allá los relieves parecen difuminarse entre la calima.

  Para realizar una ruta circular decido descender por el sur hacia la Ermita de San Bartolomé y Gavín. Para ello abandono la cima en dirección sureste para coronar en pocos minutos la cercana cima de Puyas Lanas (2.099m.).  Desde aquí me espera la parte más “aventurera” y menos clara de la excursión pues tendré que perder 360 metros de desnivel bajando bosque a través en busca de una senda.

   Primero perderé altura por la herbosa loma sur del “Puyas Lanas”. Algunos arbustos rastreros entorpecen el descenso y me obligan a hacer zig-zags. Tras alcanzar un rellano lo cruzaré y me internaré en un espeso pinar. Ahora caminaré despacio atento al GPS para no desviarme mucho del track que llevo cargado.

   El bosque no presenta grandes obstáculos durante el descenso, simplemente algunas ramas rotas o pinos secos que han caído. Caminando con calma y buscando los mejores pasos se desciende sin problemas. En algunos tramos la pendiente aumenta pero no llega a ser inquietante en ningún momento.

   Durante el descenso me cruzo con otra  senda en buen estado que no se adonde lleva. No aparece en el mapa ni en el GPS.  Estoy tentado de seguirla pero prefiero no aventurarme y continúo descendiendo por el bosque siguiendo mi plan inicial.

  Finalmente, como estaba previsto, alcanzo los trazos de un sendero donde unas vacas están pastando. Al principio no está muy bien marcada pero conforme avanzo se hace más evidente.

  Caminaré por zona de pastos. El sendero llega a un abrevadero y da paso a una pista de uso ganadero que seguiré durante un rato. En el punto marcado como Desv.6 en el track (cota 1.543 m.) abandonaré la pista y una vez más me desviaré por otra senda. De esta forma me ahorraré un buen trecho de caminata por la pista que transita algo más abajo, sobre el barranco del Infierno.

   El sendero está en buen estado y pronto se interna en el umbrío bosque de pinos por donde desciende rápidamente. Se agradece la sombra de los árboles.

  Finalmente, sobre la cota 1.100 m. el sendero desemboca en la pista asfaltada a escasos metros de la “Ermita de San Bartolomé”.

   Retrocedo unos metros por el asfalto y enseguida me desvío por otro sendero señalizado como “Gavín”. Una pasarela de madera permite cruzar un pequeño barranco. El camino llanea un rato pero más tarde comienza a ganar altura. Con el agobiante calor y los kilómetros acumulados ya se me hace pesado subir.

   El sendero pasa por encima del túnel de Gavín y serpentea por la ladera. A nuestra izquierda, unos 100 metros más abajo, podemos ver la carretera. Entraremos una vez más en el cobijo del bosque, por donde llanearemos un buen rato, primero dando un rodeo para bordear un barranco y después en dirección directa a Gavín, cuyo caserío pronto se hará visible abajo a nuestra izquierda.

   Obviamos los desvíos que bajan al pueblo y llegamos a un cruce de pistas. Veremos precisamente la pista que sube hacia Fuente Chaimona, por donde caminaba hace unas horas esta mañana.

   Para evitar una larga lazada de la pista subo por un sendero (Desv.7 en el track) que más arriba me devolverá a la pista muy cerca del desvío de la “Casita de las Brujas” por donde he subido esta mañana.

   A partir de aquí ya solo tendré que descender por el pinar, por la misma senda que esta mañana, para regresar a Biescas. 

  • Desnivel + acumulado: 1.457 m
  • Horario total: 5,5 h. 
  • Distancia recorrida: 23,3 km.


Curiosa perspectiva de la Sierra de la Partacua con Peña Telera, Corona del Mallo, Cochaldo y las Forquetas, su últimas cimas orientales


Erizones en flor en los prados altos


Las cimas todavía se ven lejanas, aun queda una buena caminata


Cordal antes de alcanzar la base de la loma final del Sarasé


Vistas hacia Cuello Loba con Peña Sabocos destacando al fondo


Cima del Sarasé, repleta de boñigas de vaca


Ermita de San Bartolomé


Track del recorrido





4 comentarios:

Pirene dijo...

Muy chula vuelta... ¡estamos que no paramos eh!

¡salud y monte!

J. M. N. dijo...

Esa vuelta le tengo yo especial cariño. Hay un tramo de senda, la que baja desde Puyas lanas a la pista, que todavía no conozco. La abrieron hace poco para una carrera. yo siempre he bajado por el lomo. Ya veo que te vas a empadronar por aquí por Biescas...
Saludos y a ver si quedamos.

Unknown dijo...

Me encanta tu vuelta. Lástima ese cielo tan difuminado para tus preciosos encuadres.
Do.

David Naval dijo...

Hola Pirene,
¡Qué siga la fiesta...je, je....montaña es vida!

Hola JM,
Pues esa senda que me encontré bajando en medio del pinar debe ser la que habilitaron para la carrera.
Como dices, al final acabaré empadronado en Biescas o en cualquier pueblo del Valle de Tena. No me importaría, no.

Hola Do,
¡Muchas gracias!. Es verdad, el cielo estaba como enmarañado y encima con el sol tan fuerte del verano hay un "resol" que dicen en mi pueblo que las fotos quedan fatal.

Saludos a los tres y gracias por pasaros.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.