LISTADO DE PICOS

lunes, 12 de agosto de 2013

Escocia: Meall a'Bhuachaille (810 m.), circular


Enormes extensiones que asemejan la tundra se abren a nuestra espalda


25 de junio de 2013,

   El Parque Nacional de los Cairngorms, el más extenso de Escocia, se extiende por una gran meseta rodeada de “grandes” cumbres al noreste de las Highlands. Cinco de los seis mayores “munros” de Escocia se encuentran en este Parque (los “munros” son cumbres que superan los 3.000 pies de altura, que vienen a ser unos 914 metros).

  Cuenta también con Estación de Esquí, con lo cual es un destino muy visitado por los montañeros en todas las épocas del año. También existen buenas rutas para BTT.

  El clima puede ser extremo en los meses más fríos pues los fuertes vientos unidos a las bajas temperaturas hacen que aventurarse por la extensa meseta, cuyo paisaje es similar a la tundra, sea peligroso.

   Desde Fort William tendremos que recorrer unos 100 km. hacia el noreste en dirección a Aviemore, la capital turística de los Cairngorms.

   Hemos elegido una cumbre sencilla y con buenas vistas del Parque desde el norte: el Meall a’Bhuachaille, cuya traducción significa algo así como “El Monte de los Pastores”.

  Antes de llegar a Avimore nos desviamos hacia el este por una carretera que se interna en la Reserva. Seguiremos los indicadores de “Loch Morlich” y aparcaremos junto al lago, en el parking del “Centro de Visitantes de Glenmore” (330 m.).

   Justo detrás del Edificio del “Visitor Centre” hay una senda señalizada que se dirige hacia el este. Unos postecillos con franjas de color azul-naranja nos van marcando el camino a seguir. Caminaremos un buen rato por una pista forestal que asciende ligeramente y luego nos desviaremos por una senda.

   La senda se interna en un espeso bosque donde nos asombramos con los enormes ejemplares de Pinos Caledonios. Por la derecha podremos contemplar a cierta distancia la cumbre del Cairn Gorm, que da nombre al Parque, así como la carretera que asciende a la Estación de Esquí.

   El sendero irá perdiendo altitud hasta confluir con una pista en el fondo del valle, aproximadamente a la altura del pequeño lago “Uain Lochan” (360 m.), donde algunos ciclistas están descansando.

   Continuaremos caminando por la pista, que asciende suavemente por terreno abierto. Los árboles han dado paso a un paisaje de bajo matorral típico de regiones árticas. En una bifurcación de pistas continuaremos por el ramal de la izquierda.

  Llegaremos pronto al refugio libre “Ryvoan Bothy” (396 m.). Aquí abandonamos la pista para girar casi 180º por un ancho sendero perfectamente distinguible que asciende por la ladera oriental de la montaña.

   Ganamos altitud de forma rápida. Cuando la pendiente es pronunciada encontraremos incluso algunos escalones habilitados para facilitar la progresión.

   Conforme nos elevamos podremos adivinar la verdadera magnitud de las enormes extensiones de terreno que conforman el Parque Natural, salpicadas de diminutos lagos y surcadas por algunas pistas de tierra donde se distinguen a grupos de ciclistas o senderistas, diminutos como hormigas.

   Conforme progresamos el viento irá en aumento. Comenzamos a sentir en nuestras propias carnes las frías galernas que asolan estas tierras. Estamos en junio pero tenemos que ponernos los forros polares, cortavientos, guantes y capuchas. La sensación térmica es bastante baja.

   Alcanzamos la cima, un enorme montón de piedras marca el punto más alto (810 m.) y sirve además de abrigo. Nos refugiamos unos minutos a sotavento para comer algo. El cielo está plomizo y muy cubierto. El paisaje se revela ocre y oscuro, poco nítido. Vemos abajo el Lago Morlich y por detrás de él, en lontananza, las principales cumbres alineadas en un largo cordal.

   Comenzamos a descender por la otra vertiente, siempre en dirección oeste. Nos dirigimos a un marcado collado (650 m.) y desde allí giramos al sur siguiendo los indicadores que nos devolverán por otra buena senda hasta el punto de inicio.

  Durante el descenso veremos más ejemplares de antiguos pinos. Algunas áreas han sido taladas y están en proceso de reforestación. Se agradece perder altura y dejar el viento atrás.

  Durante el viaje de regreso haremos una breve parada de media hora en la población de Kingussie, muy cerca de Avimore. En un desvío, a un par de kilómetros, podremos visitar las “Ruthven Barracks”, unas ruinas militares del año 1.719 construidas durante la rebelión Jacobita. Están emplazadas en un montículo, sobre unas marismas que también pueden visitarse.
  
  • Desnivel + acumulado: 582 m
  • Horario total: 3 h. 
  • Distancia recorrida: 9 km.  
  • Zona: Cairngorms



"Visitor Centre" en Glenmore. Punto de inicio


Enormes ejemplares de Pinos Caledonios


Por la senda atravesando el bosque


Refugio "Ryovan Bothy"


Ascendiendo por el marcado sendero, que parece una calzada romana


Las pistas que se adentran en los Cairngorms van quedando abajo


Cima del Meall a'Bhuachaille


Más ejemplares de Pinos Caledonios durante el descenso


Ruinas de las "Ruthven Barracks", en la población de Kingussie


Track del recorrido



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.