LISTADO DE PICOS

martes, 14 de febrero de 2012

Chipeta Alto (2.180 m.)


Ascensión con esquís desde la Selva de Oza (Valle de Hecho)


11 de febrero de 2012,

   Hoy nos desplazaremos con el equipo de "Rutas Mur" hasta el Valle de Hecho para ascender con esquís al Chipeta Alto. El pasado mes de noviembre ya lo subimos haciendo una ruta de senderismo y nos propusimos volver con los esquís. Como a cabezones nos ganan pocos, aquí estamos, a pesar de los pronósticos de frío siberiano. Sabemos que lucirá el sol, así que bien abrigados no hay porque que tener problemas.

   Subimos con los coches por la carretera de la Selva de Oza hasta el campamento Ramiro el Monje donde ya no se puede continuar por estar el resto del camino cubierto de nieve.

  A pesar del frío somos bastantes los que hemos decidido no quedarnos en casa. En el aparcamiento hay grupos de lo más variopinto: traveseros, raquetistas, cazadores de jabalí, militares de maniobras y algunos haciendo esquí de fondo por la pista que sube hacia Aguas Tuertas.

   Nos equipamos y comenzamos a foquear por la pista nevada en dirección a la Casa de la Mina, en Guarrinza, donde se suele aparcar el coche en verano. Frente a nosotros, al noroeste, podemos admirar las verticales paredes de la cara sur del Chipeta, que desde esta perspectiva parece inexpugnable.

   Cuando hemos recorrido alrededor de un kilómetro y medio nos desviamos a la izquierda para cruzar el puente que salva el Río Aragón-Subordán con objeto de enlazar con la subida del GR11 hacia el collado de Petraficha. Todavía tendremos que recorrer algo más de medio kilómetro por este otro lado del río antes de iniciar la ascensión.

   Vemos a los militares que están construyendo un iglú junto al camino. A nuestra izquierda asoma de nuevo, por encima del bosque, la imponente silueta del Chipeta, esta vez mostrándonos el afilado perfil de su cara Este. Antes de llegar al barranco de Acherito comenzamos a subir por las lomas de nuestra izquierda, siguiendo de forma intuitiva el oculto trazado del GR11.

   Carlos y Javier van delante y los perdemos de vista. Ellos subirán por la parte baja del barranco de Acherito,  por un tramo que coincide con la ruta que lleva hacia el Paso de Anzotiello. Nosotros seguimos ascendiendo por el camino normal que pasa por encima de la cabaña de Saburcal.

  Conforme ascendemos la nieve escasea más, cuando debería ser justo lo contrario. La parte alta de la montaña está muy venteada. Una pena que haya desaparecido toda la nieve que cayó hace una semana, arrastrada por los fuertes vientos. Vamos buscando los rastros de nieve para no tener que quitarnos los esquís. Finalmente llegamos a un tramo completamente pelado donde no nos queda otro remedio que descalzarnos las tablas y portear unos quince minutos.

   Pronto encontramos otra vez nieve continua y nos reencontramos con los “desaparecidos” Carlos y Javier, que han subido por una vaguada desde las proximidades del barranco de Acherito.

   Seguimos foqueando en dirección al ya visible collado de Petraficha. (1.960 m.). En la parte final la nieve está helada y tenemos que poner cuchillas. Al asomarnos al collado notamos el viento gélido en la cara. Allí nos espera Javier, aguantando estoicamente las ráfagas heladoras pues ya lleva un rato en el collado. Javier está muy fuerte, se nota que juega en “otra liga”.

   La pala que sube hacia la cumbre del Chipeta está helada, cosa que ya nos temíamos, así que dejamos los esquís en el collado y subimos con los crampones.  Es una pena no poder esquiar la pala somital ya que es donde más se disfruta. De nuevo Javier sale el primero y en un santiamén ya está en la cima. Nosotros vamos más despacio, la subida es tendida pero se hace un poco larga ya que la cumbre está más lejos de lo que parece.

   Hago pocas fotos. Las manos se quedan insensibles en breves segundos si las sacas de los guantes. Con el viento la sensación térmica es de muchos grados bajo cero. Afortunadamente en la cima no sopla muy fuerte. Las vistas desde la cumbre son muy buenas. Las montañas al otro lado de la frontera están mucho más blancas, parece que allí no ha soplado tan fuerte el viento.

   Descendemos unos metros buscando un resguardo y comemos un poco. Bebemos un poco de té caliente. Que gran invento resulta el termo en días tan fríos. Seguimos bajando, recogemos los esquís y descendemos del collado con los crampones huyendo del viento helador.

   Cuando estamos a resguardo nos colocamos los esquís y comenzamos el descenso. Bajaremos por las cercanías del barranco de Acherito donde parece que hay más nieve. No obstante tendremos que quitarnos los esquís en algunas ocasiones y sufriremos algún “raspazo” en las suelas que duele como si te lo hubieras hecho en la planta del pie, sobre todo cuando llevas esquís casi nuevos.

   La esquiada no es buena debido a la escasez de nieve. Se trata de descender haciendo una larga diagonal, intentando remar lo menos posible y cuidando de no tropezar con las hierbas o piedras que afloran por doquier. Cuando llegamos a las proximidades de la Casa de la Mina todavía tendremos que recorrer los casi tres kilómetros de pista que nos separan del coche, que se hacen un poco largos ya que presenta algunos sube-bajas donde hay que progresar con el paso del esquiador de fondo. Al menos, con el vigoroso ejercicio que supone no nos quedamos fríos.

  • Desnivel + acumulado: 1.130 m
  • Horario total: 6,5 h.  
  • Distancia recorrida:18 km.


La típica estampa del Chipeta, como la proa de un gigantesco barco de piedra. Lomas venteadas


Javier foqueando hacia el barranco de Acherito con el pico homónimo al fondo


La nieve disminuye al ascender. Castillo de Acher y Agüerri en la lejanía


Contraste de lomas venteadas sin nieve y el valle cubierto de nieve


Saliendo al collado de Petraficha


Subiendo al Chipeta. Loma final


Rafa progresa por el amplio lomo con los Alanos y Quimboa Bajo a su espalda


Cima del Chipeta


Bajando. Bonita estampa de las cumbres de la divisoria Anso-Hecho, desde la Mesa hasta el Petraficha


Track del recorrido en google

1 comentario:

Eduardo dijo...

Estáis hechos unos campeones,es curioso que en la parte más alta, es donde más escasea la nieve, saludos

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.