LISTADO DE PICOS

martes, 21 de febrero de 2012

Punta de la Garganta (2.145 m.), circular


Ascensión por el Barranco de Culibillas, descenso por la Glera

19 de febrero de 2012,

   Repetimos la ascensión al Punta de la Garganta,  cumbre que ya visitamos hace un mes, aunque esta vez variamos el recorrido y subiremos por el barranco de Culibillas.

   Nuestra intención era hacer alguna travesía por el circo de Anèou, pero un pequeño frente se ha adelantado y toda la frontera ya está cubierta de nubes a primera hora. Así que decidimos bajar al Parking de Anayet y diseñar algún recorrido por el resguardado barranco de Culibillas.

   Nos acompañan Pachi, Itziar y Jorge. Los dos últimos se están iniciando en el esquí de travesía, por tanto elegimos un trazado bastante asequible y corto con objeto de practicar las técnicas de ascensión con esquís, pues en el descenso comprobaríamos más tarde que necesitaban poca ayuda.

   Comenzamos a foquear pasadas las 10. Pasamos junto al Edificio de la Cafetería de Anayet y nos dirigimos hacia la entrada del barranco de Culibillas. Otros grupos van en nuestra misma dirección. Unos ascienden a pie, otros con raquetas y el resto con esquís, como nosotros. Hay numerosas huellas al ser una ruta bastante transitada ya que lleva a la conocida explanada de los ibones de Anayet.

   En el barranco tenemos buena visibilidad, aunque no luce el sol. Las cumbres que nos rodean, en cambio, están medio ocultas por las nubes. Ascendemos con tranquilidad, el desnivel es muy llevadero. Vamos rodeando el Punta de la Garganta por el sur.

   Pronto divisamos hacia la derecha el amplio collado que da acceso a la zona de la Glera. El Punta de la Garganta ofrece por este collado un suave y accesible flanco occidental, que permite ascender casi hasta la cumbre oeste con los esquís puestos cuando las condiciones de la nieve son buenas. Todo lo contrario ocurre con su vertiente oriental, que muestra una estampa aérea y vertical, como se puede apreciar desde el mismo parking de Anayet.

   Subimos directos hacia el collado practicando las “vueltas maría”. Los otros grupos continúan por el barranco en dirección a los ibones de Anayet. Durante la subida pasamos junto a unos banderines que marcan el recorrido de la carrera de esquí de montaña que se está celebrando esta misma mañana organizada por el Club Pirineos.

   En el collado comienza a caer agua-nieve. Intentamos subir con los esquís puestos la pala que conduce hacia la cumbre, pero las tablas deslizan. Tenemos una capa de nieve suelta sobre una base antigua completamente helada, fruto de la ola de frío que tuvimos hace unos días.

   Para evitar resbalones nos ponemos los crampones y subimos con los esquís cargados en la mochila. Enseguida llegamos a la  base de rocas que precede a la cima. Desde aquí, una fácil y corta trepada nos deja en la cima.  Hacia el este, separada por una delgada cresta, hay otra cima que según los mapas es ligeramente más baja, aunque da la impresión de ser más alta. Recorremos la cresta hasta llegar a la brecha que nos separa de la cima oriental. Decidimos no continuar. Pachi nos espera en la primera cima y Jorge e Itziar se han quedado en el collado, se estarán quedando fríos.

   Destrepamos el zócalo rocoso y nos calzamos los esquís. Bajamos esquiando teniendo cuidado de no resbalar en el hielo oculto. El cielo continúa gris y plomizo. El relieve apenas se aprecia lo cual dificulta bastante el descenso pues  hay que ir muy atentos a los inapreciables cambios de pendiente. El cielo y la nieve parecen fundirse en un mismo tono grisáceo. Las formas desaparecen, el cerebro parece incapaz de interpretar el relieve sin referencias y en ocasiones tenemos la impresión de estar ascendiendo pero los esquís deslizan hacia abajo. Afortunadamente de vez en cuando se abre algún claro fugaz de luz que nos facilita la progresión.

   Descendemos dejándonos deslizar rumbo a la cabaña de la Glera donde confluimos con las pistas de esquí. Ya solo nos falta descender intentando aprovechar y disfrutar al máximo la breve esquiada que nos dejará de nuevo en el parking.

   Terminamos contentos de haber podido realizar una breve travesía matinal a pesar de no gozar de buen tiempo. Es un recorrido corto pero siempre se podrá prolongar ascendiendo a otras cimas cercanas, como los Espelunciechas o el Arroyeras.

  • Desnivel + acumulado: 430 m
  • Horario total: 3 h.  
  • Distancia recorrida: 5,7 km.



Remontando el barranco de Culibillas. Campo de Troya al fondo


Nos desviamos hacia el Collado de la Glera. Otros grupos siguen hacia los ibones de Anayet


Ascendiendo al Collado de la Glera


Recorriendo la cresta del Punta de la Garganta


Pachi saluda. Carlos, más lejos, camina por la cresta


Observando la cima oriental


Track del recorrido en google


+Fotos           Track


1 comentario:

Eduardo dijo...

Menudo cambio de tiempo del Sábado al Domingo. Tanto esquiar al final os veo en los juegos olímpicos de invierno, jaja, saludos

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.