LISTADO DE PICOS

martes, 16 de diciembre de 2014

Astún, ascensión a La Raca (2.278 m.) y Truchas

Bea y Sara llegando a La Raca. Aspe, Llena de la Garganta y Llena del Bozo al fondo

13 de diciembre de 2014,
  Poca nieve en cotas bajas, sin apenas base y repartida desigualmente como consecuencia de los fuertes vientos que han azotado la frontera. Con este panorama decidimos comenzar la temporada de esquí de travesía por las pistas de Astún, que ofrecen la garantía de nieve pisada.
  Nos juntamos un grupo de diez (Bea, Clara, Sara, Daniel, Juan, Rafa, Carlos, Nacho, Angel y yo). Algunos/as no nos veíamos desde hace meses y es agradable reencontrarse.
  Con tranquilidad subimos hasta La Raca. Bajamos por pistas hasta el punto de partida y volvemos a poner pieles para otra ascensión, esta vez hacia Truchas. Una vez abajo a punto estamos de volver a subir a La Raca. La pobre Sara se queda con las ganas (la próxima vez te prometo que te hago caso).
  Terminamos el día en el apartamento de Rafa tomando unas cervezas con picoteo en agradable tertulia, con ganas de repetir pronto.
  • Desnivel + acumulado: 1.000 m.   
  • Horario total: 4 h. 15 min.  
  • Distancia recorrida: 12 km.



Sara foqueando hacia La Raca. Por detrás se ven las laderas muy venteadas y con poca nieve


Clara y Juan


Bea y Nacho


Aspe, Llena de la Garganta y Llena del Bozo. La Zapatilla en primer plano


Castillo de Acher


Bisaurín, por detrás de la Cúpula de Secús y Liouviella


Bea y Sara


Los 10 en La Raca


Midi d'Ossau y Peyreget


Bea y Carlos


Bea, feliz de comenzar la temporada!


Subiendo hacia Truchas



jueves, 11 de diciembre de 2014

Sestrales Alta (2.106 m.) y Sestrales Baja (2.078 m.), circular desde San Urbez

Ascensión por la vertiente sur y regreso por San Vicenda y Cañón de Añisclo

Superada la "Collata de las Puertas" nos acercamos a la faja herbosa de la vertiente este. Valle de Vió al fondo

7 de diciembre de 2014,

  El domingo quedé con Daniel y Sara. Aprovechando que apenas había nieve hasta la cota 2.000 completamos una larga ruta circular en el entorno del Cañón de Añisclo, normalmente más apropiada para finales de verano o principios de otoño. 
  Dejamos el coche en el Parking de San Urbez (957 m.) Bajamos por el sendero que nos conduce al puente del río Bellós, entrada habitual al Cañon de Añisclo. Tras cruzarlo nos desviamos enseguida a la derecha por el GR15 (cartel indicador "Bestué-Sestrales GR15”).
  Ganamos altura durante un buen rato por la vertiente sur de las Sestrales, en dirección Este, caminando entre variada vegetación. Algunos reductos de hayas colonizan la zonas más umbrías mientras que quejigos, bojes, y encinas dominan las orientaciones más soleadas. En las cotas más altas y venteadas abunda el resistente pino silvestre.
  Sobre la cota 1.515 llegamos a una bifurcación donde abandonamos el GR desviándonos a la izquierda (cartel con el texto "Sestrales"). La pendiente se acentúa y llegamos pronto a una sencilla chimenea que ascendemos para alcanzar una faja superior.
  Ahora progresamos en dirección Oeste, sin apenas ganar desnivel, hasta desembocar en una empinada canchalera a los pies de la vertiente sur de la Sestrales Baja.  De nuevo variamos el rumbo para ascender en dirección Este.
  Remontaremos más de 200 metros de altura por el limite que marca la pedrera con el lindero del bosque. Tendremos que ascender a un collado visible al fondo (Collata de las Puertas). En la parte final hay que ayudarse de las manos en un par de ocasiones. Vamos con cuidado porque el suelo está tapizado con una resbaladiza capa de nieve reciente.
  Al alcanzar el collado (cota 1.938 m.) contemplamos buenas vistas del Castillo Mayor y las tierras de Bestué por la otra vertiente.
  Ascendemos uno poco más hacia el norte, con algún apoyo de manos, y enseguida salimos a una vira herbosa que recorreremos horizontalmente durante unos 200 metros por la parte alta, junto a la pared caliza. Este tramo de senda no ofrece dificultad con tiempo seco y sin nieve pero no es aconsejable pasar con suelo mojado o con nieve dura ya que es una faja muy expuesta. Llegaremos así a la canal que nos permite por fin ascender a la meseta superior de las Sestrales (cota 2.020 m.)
  En unos minutos, avanzando entre pastizales y lapiaz, alcanzamos la amplia cima de la Sestrales Baja (2.0748 m.). El día es soleado y apenas hace viento. Disfrutamos de magníficas vistas de las cumbres nevadas, destacando al norte las Tres Sorores del Macizo de Monte Perdido. Por el Este el Cotiella se muestra resplandeciente.
  Continuamos caminando hacia el norte para coronar también la vecina cima de Setrales Alta (2.106 m.), máxima cota de nuestro recorrido.
  Nos quedan todavía muchos kilómetros para completar la circular.  Descendemos por la ruta normal hacia el Collado de Plana Canal, pero no llegaremos allí pues nos desviaremos hacia la izquierda siguiendo trazas de sendero de ganado que rodean el montículo del Tozal d'a Fueba por el Oeste, avanzando sobre el Cañón de Añisclo muy cerca de los cantiles.
  Enlazamos más tarde con la pista de Plana Canal por donde continuamos caminando hasta el Refugio de San Vicenda (1.725 m.)
  Son las dos y media de la tarde y hacemos una parada para comer al sol disfrutando del paisaje. Quedan tres horas de luz, asumimos que terminaremos utilizando los frontales.
  Tras el descanso seguimos caminando hacia el norte hasta enlazar con el GR11 (cota 1.745 m.), justo en el punto donde desciende hacia el profundo Cañón de Añisclo.
  El sendero pierde desnivel rápidamente. El sol está bajo y enseguida entramos en sombra. Durante un rato caminamos bajo paredes donde cuelgan gruesos chupones de hielo. Con el ruido de nuestras voces se desprende uno de ellos y le golpea en la mochila a Daniel. Extremamos la precaución y pasamos sin hacer ruido, muy atentos al hielo que pueda caer desde arriba.
  Sobre la cota 1.580 m. alcanzamos el sendero que recorre el interior del Cañón de Añisclo. Muy cerca vemos la pasarela metálica por donde cruzaremos el río Bellós a su margen orográfica derecha. Iniciamos el largo retorno hasta San Urbez.
  Pero todavía nos espera una sorpresa. Las pequeñas cascadas que se precipitan por los barrancos de la margen derecha del Cañón están congeladas. Las dos primeras las cruzamos con cuidado y sin temor alguno pues no tienen exposición. Nos preocupa más que pueda desprenderse hielo de las alturas.
  Pero la tercera cascada tiene una vertiginosa caída en vuelo libre sobre el río Bellós. Se trata de un cruce de apenas tres metros pero no llevamos crampones y tampoco nos vamos a jugar la vida, eso lo tenemos claro. Antes nos daríamos la vuelta.
  Afortunadamente vemos más abajo un tronco sólido que nos servirá de apoyo y nos permitirá cruzar sin riesgo. Así lo hacemos, atravesamos el helado torrente con seguridad, aunque terminaremos los tres con los pies mojados al romperse el hielo.
  Ya sin sorpresas añadidas alcanzaremos el cruce del Barranco de la Pardina y luego continuaremos por el GR hasta San Urbez, donde llegaremos con la luz de los frontales, un poco antes de las siete y media de la tarde.

  • Desnivel + acumulado: 1.560 m.   
  • Horario total: 10 h.  
  • Distancia recorrida: 27,5 km.


Sestrales vistas desde más arriba del Parking de San Urbez. En amarillo el recorrido aproximado por la faja superior y la canchalera hasta el collado (Collata de las Puertas)


Iniciando el recorrido por el GR15, aproximándonos a los paredones


La vegetación nos "oculta" los abismos que se abren por nuestra derecha


Canchalera que sube hacia la "Collata de las Puertas"


El tramo final antes del collado exige apoyar las manos. La nieve nos obliga a extremar la precaución


Llegando al collado


Collado "Collata de las Puertas". Se ve el sinclinal del cercano Castillo Mayor


Dejamos atrás el collado y la vistosa mole del Tozal de Cuellobana


La vira herbosa, fácil pero expuesta


Tras dejar atrás la faja herbosa subimos por esta fácil y amplia canal


El Cotiella destaca por el Este


Meseta de los Sestrales


Ovejas y cabras, todavía pastando en altura en un mes de diciembre. Pico Añisclo al fondo


Sara y Turbón nevado al fondo


Sestrales Alta y por detrás las cumbres nevadas del Macizo de Monte Perdido


Cañón de Añisclo desde la Sestrales Baja


Sara no para de hacer fotos


El Fraile


De camino hacia la Sestrales Alta


La típica piedra para hacer una foto vertiginosa


Sara. El pueblo de Nerín al fondo


Daniel y Sara en el Sestrales Alto


Castillo Mayor


Las Tres Sorores


Sarrios al galope


Más sarrios. Vimos muchos en la parte alta del Cañón de Añisclo


Atrás queda ya la Sestrales Alta


Caminando hacia el Refugio de San Vicenda


Tras dejar atrás el Refugio de San Vicenda bajamos al fondo del Cañon por el GR11


Chupones de hielo. ¡Mucho cuidado cuando caen desde lo alto!


Llegando a uno de los tramos con hielo en el fondo del Cañon de Añisclo


Tapiz de hielo, naturaleza helada


Ya hemos dejado atrás los pasos helados, la noche se nos echa encima


Sestrales Alta, con las últimas luces de la tarde


Mapa del recorrido



Leer más...

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Pic Teulère (1.565 m.) y Pic Houndarette (1.695 m.) desde Bedous (Valle de Aspe)

Circular recorriendo el cordal del Teulère al Houndarette y regreso por los bosques de Aydius

Regresando por laderas cubiertas de helechos con buenas vistas sobre el bosque

22 de noviembre de 2014,
  Seguimos con nuestra particular exploración del Pirineo Francés. Cruzamos el túnel de Somport y bajamos 23 kilómetros por el Valle de Aspe hasta la población de Bedous.
  Desde el pueblo seguimos durante tres kilómetros unos indicadores que marcan "Table d'Orientation". Una estrecha carretera asfaltada asciende en dirección noreste y nos conduce hasta un mirador donde dejamos el coche (cota 671 m.)
  Caminamos por la carretera unos metros hasta una granja cercana. Allí veremos un cartel amarillo con el texto "Cabane d'Ourdinse y Cabane de Castéruch". Se trata de un recorrido circular de unos nueve kilómetros que pasa junto al Pic Teulére. En este enlace tiene Fer descrita esa ruta que ya de por si merece la pena ("Circuit Borde de Bergez"). Nosotros haremos una circular bastante más extensa ya que queremos recorrer la larga cresta hasta el Pic Houndarette.
 La senda gana metros con rapidez por el bosque. Enseguida entramos en calor y nos sobra ropa.
 Salimos a terreno abierto y llegamos a un cruce señalizado por donde regresaremos en unas horas (cota 877 m.)
  Continuamos caminando hacia el norte efectuando lazadas, rozando el lindero de otra masa boscosa. El arbolado finaliza al alcanzar un rellano en el hombro de la montaña donde encontraremos la "Cabaña de Castéruch" (cota 1.170 m.)
  Aquí la senda, ligeramente difuminada, remonta por empinadas laderas herbosas en dirección Este hacia un visible collado que se recorta al fondo.
  Desde el collado (cota 1.480 m.) giramos a la izquierda por un marcado trazo que en pocos minutos nos lleva hasta la cima del Pic Teulére o Pic des Taulères (cota 1.565 m.). Disfrutamos un rato de las vistas aunque la calima emborrona el horizonte y las cimas lejanas se muestran desdibujadas.
  A partir de este punto recorreremos hacia el Este un largo cordal, de unos cuatro kilómetros de longitud. Caminaremos con calma, disfrutando de fantásticas vistas del profundo y frondoso Valle de Gey por nuestra izquierda y los bosques caducifolios del Valle de Aydius por la derecha, que todavía presentan un aspecto otoñal.
  El cordal es sencillo y entretenido y las panorámicas van cambiando conforme progresamos. Algunas hayas han colonizado parte de la cresta. Realizaremos continuos sube-bajas encadenando las cimas del Chebretou (1.602 m.), Mousté (1.605 m.), Pétraube (1.606 m.) y finalmente el Houndarette (1.689 m.), al que se llega tras haber traspuesto el "Pas de Ilhurpe" (1.553 m.)
  Tras comer en la cima regresamos al Collado de Ilhurpe. Abandonamos el cordal y descendemos hacia el sur por una agradable y bien trazada senda que baja rauda por el bosque hacia el pueblecito de Aydius, de fisonomía típicamente montañera (cota 840 m.)
  Antes de llegar al casco urbano nos desviamos a la derecha en busca de una pista que recorreremos en dirección oeste (señalizada como "Jaupins"). Ganamos altura imperceptiblemente por un extenso bosque vestido de otoño, un remanso de paz salpicado ocasionalmente con alguna solitaria cabaña. 
  La pista finaliza en un rellano donde hay una vivienda. El GPS marca una senda que bordea la Propiedad a media altura por la parte norte. Nos espera el tramo "más incómodo" de toda la excursión, tendremos que seguir un trazado aparentemente poco transitado durante casi un kilómetro.
  Ganamos altura por la borrosa senda que transita paralela a una valla de alambre. Poco a poco iremos bordeando la construcción dejándola abajo a nuestra izquierda. Los últimos metros faldean por una ladera empinada repleta de hierba. No parece recomendable caminar por aquí con suelo mojado.
  Afortunadamente ha sido un tramo corto pues enseguida alcanzamos el "Col de Piau"(cota 990 m.). Nos llama la atención una senda bastante marcada que sale del bosque. Desconocemos de donde procede, pero nos hace pensar que el tramo confuso que hemos recorrido quizás sea evitable por cotas más bajas.
  En cualquier caso el trazado que tenemos que seguir hacia el oeste mejora notablemente y ya no ofrecerá ninguna complicación. Caminaremos junto a una endeble valla de ganado a media ladera, entre felquerales, hasta enlazar con la senda que baja de la "Cabaña d'Ourdinse" (la que mencionaba al comienzo de esta crónica y que forma parte del circuito señalizado).
  El sendero continúa perdiendo altura, pasa junto a la "Fuente de Laruns" y desemboca en el cruce por donde subíamos hace unas horas. Desde allí desandaremos el camino hasta el punto de inicio, dando por finalizada otra gratificante jornada por los pirineos galos.

  • Desnivel + acumulado: 1.519 m.   
  • Horario total: 8 h.  
  • Distancia recorrida: 19,8 km.



Ganamos altura y vemos el Pic Le Layens, al otro lado de la carretera


El caserío de Bedous va quedando abajo


La subida alterna tramos de bosque con pastizales


Colores otoñales


Llegamos al collado del Pic Teulère. Los Billare y el Anie destacan al fondo, grises por la calima


Algunas cumbres por el sur, difuminadas por el día gris


Luis se asoma al Valle de Gey, por el norte


Caminaremos unos 4 kilómetros por el cordal, con buenas vistas


Ya vemos el pueblecito de Aydius por nuestra derecha. Después caminaremos por allá abajo


Continuamos disfrutando del paseo por el cordal


Colores otoñales en el Valle del Gey, que se muestra frondoso


Algunas hayas habitan en el mismo cordal


Visas hacia Bedous. Una pena la mala visibilidad


Árboles posiblemente devastados por algún incendio


En las zonas más resguardadas y umbrías del cordal proliferan las hayas y el musgo, una asociación muy común


Desde la cima del Pétraube vemos el tramo que nos queda hasta el Houndarette. Tendremos que bajar antes hacia el Pas d'Ilhurpe


Rafa, cual ave rapaz, busca un buen posadero para la foto


Rafa recortado sobre los bosques de Aydius


Vistazo atrás desde el Pas d'Ilhurpe. De allá arriba venimos


El Anie al fondo. A su derecha una roca en curioso equilibrio


Collado o Pas d'Ilhurpe


Desde el Houndarette vemos el largo cordal que hemos recorrido


Por el este asoman los picos de la zona de Laruns-Gourette


Luis se prepara el almuerzo. Pic Mailh Massibé a la derecha, con algo de nieve


Cima del Houndarette. Pic d'Andurte y Le Roumendares a mi espalda


Bajando a Aydius


El sendero desciende rápido a través del bosque


Pic Lasnères y Montagnon d'Iseye por el sureste


Aydius


El Pic de Bergon domina el Valle de Aydius por el sur


Otoño


Otoño en Aydius


La pista que sube hacia el paraje llamado "Jaupins"


La pista finaliza en una propiedad privada. Tendremos que rodearla por senda algo difusa


La vivienda que se ve en el centro es donde finalizaba la pista. La estamos rodeando a media altura


Felquerales, laderas repletas de helechos, en el sendero de vuelta


Buenas vistas y bonitos parajes durante todo el recorrido


De nuevo llegamos al cruce por donde regresaremos al coche


Mapa del recorrido



Leer más...