LISTADO DE PICOS

martes, 24 de enero de 2017

Manchoya (2.033 m.) desde Cotefablo


Foqueando por el cordal. El Manchoya se distingue muy lejos a la izquierda de Carlos. Hoy esquiaremos poco, pero disfrutaremos de un largo y tranquilo paseo


  • Desnivel + acumulado: 900 m.   
  • Distancia recorrida: 20 km.  
  • Horario total: 5 h. 
  • Track: pinchar aquí para ver o descargar la ruta de Wikiloc 
  • Punto de inicio: localizar en el "Bucardo-Buscador" usando la lupa 


  • Con Carlos
    Sábado, 21 de enero de 2017,
      Desde el pequeño aparcamiento en la Boca Este del Túnel de Cotefablo (1.420 m.) subiremos hasta la cota más alta del Sobrepuerto, el Pico Manchoya (o Monchoya según algunos mapas).
      Se trata de una ruta larga en distancia pero exenta de dificultades. Recorreremos una sucesión de suaves colinas, un dilatado balcón con buenas vistas del Sobrepuerto, la Sierra de Tendeñera, el Macizo de Monte Perdido y muchas otras cimas que se pierden en el horizonte.
      Desde el aparcamiento comenzamos a foquear con comodidad por la nevada pista que mediante lazadas y atravesando un pinar asciende unos 200 metros por encima del túnel. Ganamos así el cordal que ejerce de divisoria de aguas entre la cuenca del Gállego y del Ara.
      Allí encontramos un cartel que por la derecha indica "Toronzué" y por la izquierda "Pelupín". Nosotros continuamos hacia el "Pelupin" (Pelopín) y por tanto giramos al sur.
      La pista llanea hacia la umbría ladera septentrional de Peña Ronata y vuelve a faldear ganando metros hasta el Collado de Pelopín. Girando a la derecha podríamos encaminarnos al Monte Erata, otro clásico de esta zona.
       A nuestra izquierda se alza cercano el Pelupín, pero vemos que está muy venteado y con muy poca nieve, así que descartamos ascenderlo, como era nuestra intención.
      Observamos que el cordal conserva una menguada lengua blanca que permite continuar avanzando con los esquís. El día es soleado e invita a prolongar la ruta, así que sobre la marcha decidimos seguir nuestro paseo hacia el sur con el simple afán de disfrutar del paisaje y de lo que la montaña hoy nos ofrece. Quizás con un poco de suerte lleguemos hasta el Manchoya.
      Progresamos siguiendo el trazado de la pista ganadera que bordea el Pelupín por el Oeste, hasta el cercano Puerto de Yosa (1.927 m.), paso natural entre el Valle de Broto y el Sobrepuerto.
      Desde allí, en un par de zetas nos encumbramos al Pico del Pilón (1.950 m.), presidido por un gran monolito de piedras que supera los dos metros de altura.
      El Manchoya se ve todavía lejano. Para llegar allí tendremos que trasponer las pequeñas y redondeadas cimas que delimitan la cuenca del barranco de Yosa y que constituyen zona de pastos estivales.
      Pasamos pronto por el Tozal de Matils o Metils (1.909 m.) en cuya vertiente soleada se afana una yeguada devorando la hierba reseca.
      Rebasamos después otra pequeña cota mientras variamos el rumbo al Este antes de alcanzar nuestra meta, la cumbre del Manchoya (Monchoya). El día es corto, así que tras un breve descanso y unas fotos emprendemos el regreso desandando todo el camino. 

    Collado de Yosa. Se ve el Pilón de piedras justo enfrente


    Subiendo al Pilón


    Poca nieve, para la que cayó hace solo una semana. El viento no perdona


    El Pilón tapa el pico Pelopín, al que no hemos subido por escasez de nieve


    Continuamos recorriendo el cordal, aprovechando la exigua lengua de nieve. Detrás la Sierra de Tendeñera luce casi al completo


    Cima del Manchoya. A lo lejos se recorta Peña Montañesa y Cotiella


    La Sierra de la Partacua destaca por encima del cordal que hemos recorrido


    Macizo de Monte Perdido al fondo


    Broto por el norte justo abajo


    Zoom a la Sierra de la Partacua y el cordal del Manchoya en primer plano


    Por el suroeste destaca el Oturia, por encima de las tierras de Sobrepuerto


    Zoom al Macizo de Monte Perdido


    Volviendo. El cielo se vela y la temperatura baja rápido


    La corta esquiada por la pista que baja hacia Cotefablo



    Volviendo a Zaragoza, nos encontramos con unas bonitas luces de atardecer y paramos en Monrepós a hacer cuatro fotos. Lástima no llevar la cámara reflex y el trípode 

    Bisaurín y Sector del Aspe y Sierra de Aísa desde Monrepós con las luces de la tarde


    Collarada, Somolas, Pico Bucuesa, Punta Escarra


    Sierra de la Partacua


    Monte Perdido, las Tres Sorores


    Mapa con el recorrido (fuente IGN)



    martes, 17 de enero de 2017

    Peña Robla (1.804 m.) y Pico Mandilar (2.211 m.)

    Daniel y Yaiza. Al fondo Rafa. No paró de nevar durante toda la ruta



  • Desnivel + acumulado: 1.125 m.   
  • Distancia recorrida: 12,3 km.  
  • Horario total: 4 h. 
  • Track: pinchar aquí para ver o descargar la ruta de Wikiloc 
  • Punto de inicio: localizar en el "Bucardo-Buscador" usando la lupa 


  • Con Daniel, Rafa y Yaiza

    Domingo, 15 de enero de 2017,
      Lleva toda la noche nevando y así continuará todo el día. En altura ya se acumulan buenos espesores y la visibilidad es bastante reducida. Con este panorama elegimos una actividad por zonas seguras y con fácil escapatoria.
      Foquearemos por la Estación de Panticosa y haremos una ruta que prácticamente realizamos todos los años, la subida al Mandilar pasando por la pequeña cota de Peña Robla.

      Para no repetirme podéis encontrar información más detallada aqui (ruta similar en 2014) o aquí (ruta del 2016 con la variante del bosque). 

    Salimos con esquis desde el mismo aparcamiento


    En el bosque no hace frío ni viento


    Por la pista de mantenimiento apenas bajan esquiadores


    Yaiza no consigue calentar las manos. Prueba las manoplas de Daniel


    Dejamos el bosque atrás y subimos directos hacia Peña Robla


    Cima de Peña Robla


    Continuamos por pistas en dirección al Mandilar


    Cima del Mandilar. Poco viento, poca visibilidad y bastante frío


    Mapa con el recorrido realizado (fuente IGN)



    Leer más...

    lunes, 9 de enero de 2017

    Pico de Soba (2.629 m.) desde el embalse de La Sarra (intento)


    Bonito ambiente invernal en el cordal fronterizo. Pico Arriel al fondo



  • Desnivel + acumulado: 1.250 m.   
  • Distancia recorrida: 13,2 km.  
  • Horario total: 6 h. 15 min. 
  • Track: pinchar aquí para ver o descargar la ruta de Wikiloc 
  • Punto de inicio: localizar en el "Bucardo-Buscador" usando la lupa 


  • Con Sara
    Domingo, 8 de enero de 2017
      Cuarenta metros nos separaron de la cima del Pico de Soba. Una estrecha, expuesta y empinada canal de hielo nos aconsejó darnos la vuelta. Subir con seguridad (y más aún, bajar) hubiera requerido utilizar dos piolets técnicos o asegurar con cuerda, y no llevábamos ni los unos ni la otra. Es lo que tiene el invierno, que convierte  en peligrosas las cimas más sencillas.
      Aparcamos en el Embalse de la Sarra (1.450 m.) al que se llega por una estrecha carretera que nace en Sallent de Gállego.
      Comenzamos a caminar por la marcada senda del GR11 en dirección a Respomuso. Es enero y las noches son estrelladas y muy frías. La prueba la encontramos en los numerosos tramos helados que jalonan el sendero donde a veces tenemos que progresar con precaución agarrados a las ramas de los bojes o haciendo malabarismos.
      Tras recorrer casi 3 km. alcanzamos el desvío a la izquierda que indica "Pico Arriel-Collado Soba" (cota 1.600) y allí abandonamos el cómodo trazado del GR11.
      Subimos ahora con fuerte pendiente paralelos al barranco de Soba, donde contemplamos en el arbolado los devastadores efectos de un alud que arrasó el barranco el año pasado.
      Sobre la cota 1.830 el terreno se abre y se arrellana en la comba herbosa donde confluyen los barrancos "Garmo Negro" y "Soba".  Observamos por nuestra izquierda y en la lejanía el valle que asciende hacia el Diente de Soques, que era nuestro objetivo para hoy. Conserva todavía mucha nieve, más de la prevista, y tiene pinta de estar muy dura.
      Sobre la marcha cambiamos de plan y decidimos dirigirnos hacia el Pico Soba, cuya aproximación se realiza por laderas soleadas, mucho más apetecibles y con poca nieve.
      Cruzamos a la margen orográfica derecha del Barranco de la Soba (a nuestra izquierda según ascendemos) y seguimos el trazado del sendero que sube con rumbo norte al "Collado de la Soba", que coincide con la aproximación normal al Pico Arriel.
      Salvado un primer escalón que nos deposita en una amplia terraza (cota 2.150) abandonamos también este sendero, que se aleja por nuestra derecha, y enfilamos directos por la lomas que suben directas hacia el Pico Soba, que esta ligeramente al noroeste de nuestra posición.
      En la cota 2.350 m. nos plantamos bajo las abruptas paredes meridionales del Pico Soba. Aquí la nieve ya es abundante y requiere crampones. Barajamos la posibilidad de ascender a la cima por roca, por su vertiente soleada, pero no vemos ningún trazado claro y parece arriesgado. Al final decidimos acometer la ascensión por su ruta normal, que se realiza por la ladera noreste, que en esta época del año apenas ve la luz del sol.
      Nos calzamos los crampones y bordeamos la cresta rocosa, a media altura sobre un enorme hoyo, una curiosa depresión circular repleta de nieve. Giramos después a la izquierda y observamos el acusado y siniestro brillo que presenta la amplia pero umbría ladera que lleva a la cima (con buena nieve, en primavera avanzada se puede subir con esquís). Ganamos altura mientras intentamos evitar las placas de hielo flanqueando hacia la derecha, en dirección al cordal fronterizo donde el sol calienta ligeramente.
      La cima se alza tras una corona rocosa, rota por una canal en su centro que permite salvar la muralla.
      Iniciamos el flanqueo hacia la canal. En algunos tramos los crampones apenas clavan e incluso cuesta clavar el piolet. Hemos ganado bastante altura y la caída por la izquierda da bastante respeto, pues la ladera presenta el aspecto de un enorme tobogán congelado.
      Con cuidado nos plantamos bajo la canal. La pendiente allí se acentúa, a la par que la dureza de la nieve, que parece mármol.
      Sara está acostumbrada a hacer corredores muy empinados y se pone en cabeza. Con precaución llega casi a la parte alta e incluso baraja la posibilidad de salir y continuar progresando por la roca. Pero no está nada claro lo que nos espera arriba. A mi me entran las dudas, creo que la subida es factible pero me preocupa mucho la bajada. Se necesitarían dos piolets técnicos o una cuerda para asegurar. Y lo que nos espera a la salida de la canal también tiene aspecto de estar muy duro y ser expuesto.
      No hay mucho más que pensar, simplemente hoy no es el día para hacer esta cima y nos damos la vuelta. Ya volveremos cuando las condiciones sean propicias.
      Descendemos sobre nuestros pasos con mucho cuidado. Al llegar al pie de la montaña nos relajamos y observamos con detenimiento en las alturas la canal y la cresta somital, que incluso parece estar adornada con una vertical cornisa congelada. Hemos hecho bien en no continuar.


    Subiendo paralelos al Barranco de Soba. Peña Foratata y Punta Laña, donde subimos la semana pasada


    Efectos del alud que arrasó el barranco el año pasado


    El Barranco de Garmo Negro aun guarda mucha nieve. Descartamos la ascensión al Diente de Soques, como era nuestra intención


    En su lugar ascendemos por laderas soleadas hacia el Pico de Soba. Vertiente sur del Arriel al fondo


    Pequeño Arriel y Arriel


    Al fondo ya vemos la rocosa vertiente sur del Pico de soba, demasiado abrupta para ascender por allí


    Pico del Cuello de Soba encima de Sara y Collado de Soba en la parte derecha


    Vamos variando a vertiente norte y la nieve hace acto de presencia


    Ponemos crampones y bordeamos los contrafuertes del Pico de Soba en busca de su ladera noreste


    El Arriel siempre a nuestra espalda


    La pendiente se incrementa y encontramos incluso alguna placa de viento


    Buscamos el sol flanqueando hacia el cordal fronterizo


    Contemplando las vistas


    Al fondo buenas vistas de las cumbres del Circo de Piedrafita


    Apretando crampones


    Pico Lurien asomando por el lado francés


    Nos acercamos a la canal, cuya entrada se intuye en la parte sombreada y que permite superar el zócalo rocoso superior


    Seguimos disfrutando de buenas vistas a nuestra espalda


    Ya hemos desistido en la canal y nos tomamos un respiro en esta repisa


    Nuestra ruta de ascensión en color amarillo


    Un poco de zoom donde se aprecia claramente la canal y el zócalo de roca superior


    Vistas hacia el embalse de la Sarra, que se ve muy pequeño abajo del todo


    Embalse de la Sarra y Sierra Tendeñera, Peña Foratata y Peña Telera entre la calima



    Así de divertido estaba el sendero GR11 en algunos tramos


    Mapa con el recorrido realizado (fuente IGN)



  • Crónica de Sara (pinchar aquí para ver la reseña y fotos de Sara)
  • Leer más...