LISTADO DE PICOS

martes, 27 de enero de 2015

Ermitas de San Cristóbal y Virgen de la Peña de Aniés, circular desde Bolea

Ermita de la Virgen de la Peña de Aniés, colgada sobre los riscos en una soleada plataforma

  De nuevo nos juntamos un buen grupo, entre los que se encuentran los ya habituales blogueros Silvia y JC, Pirene y JM.
  Ponemos rumbo a la población de Bolea, muy cerca de Huesca. Bordeamos el pueblo para desviamos a la izquierda por una pista señalizada como "Ermita Santa Quiteria", que encontraremos a casi dos kilómetros de distancia. Allí aparcamos los coches y comenzamos a caminar (cota 675 m.)
  Un cartel indica "Ermita rupestre de San Cristóbal 1h. 20 min." Se trata de seguir el PR (marcas blancas-amarillas), primero por pista y luego por sendero.
  Ascenderemos suavemente hacia el norte, con el barranco del Sotón a nuestra izquierda. El sendero se abre paso entre el matorral, donde abundan las coscojas. Tampoco faltan aliagas, bojes y plantas aromáticas típicas de los paisajes de Guara.
  Habremos recorrido un par de kilómetros cuando el camino se va estrechando entre los repliegues del barranco. Podremos alzar la vista y recorrer con la mirada las anaranjadas paredes del roquedo a nuestra izquierda para descubrir a media altura el muro de piedra que delimita la ermita, perfectamente encajado y disimulado en una de las oquedades del conglomerado.
  La senda cruza el barranco y sube con decisión hacia el eremitorio de San Cristóbal (cota 920), cuya entrada alcanzaremos tras superar una corta y aérea escalinata. Hace frío, así que aprovecharemos para almorzar en la cueva-ermita, a resguardo y protegidos del viento.
  Saciado el apetito, casi con gula (y con "buenas nuevas"), abandonamos el sagrado recinto y proseguimos por el sendero que sube en corta pero fuerte pendiente entre la vestida ladera. No desdeñamos la ayuda que ofrecen las ramas de las carrascas para asirnos ocasionalmente.
  Enseguida salimos a unas repisas de suelo rocoso donde paramos un rato para disfrutar de buenas vistas cenitales del barranco del Sotón y sus formaciones rocosas.
  Seguimos el sendero, guiados por los hitos, y salimos a una pista que llanea hacia el oeste. Frente a nosotros disfrutamos durante el paseo de la magnífica estampa del Castillo de Loarre. Por el sur resplandece la silueta del Moncayo, cuyas nevadas cimas parecen flotar sobre el azulado horizonte.
  No tardan en reclamar la atención por nuestra derecha las construcciones de la ermita de la Virgen de la Peña, literalmente colgadas en lo alto de los riscos al resguardo de una soleada pared.
  La pista nos acerca hasta un cruce (cota 1.040), donde nace la senda que sube a la ermita. Varias revueltas ascendentes por el roquedo nos llevan hasta la altura de la ermita de la Virgen de la Peña (cota 1.150). Vemos la casa del Santero, grande y con galería espléndida orientada al sol. De la ermita apenas se vislumbra el tejado al quedar bajo nuestros pies.
  Lamentablemente no tenemos llave y nos veremos privados de poder contemplar la recargada ornamentación barroca interior que atesora el recinto.
  Proseguimos el camino por lo alto para completar un pequeño recorrido circular, pero antes de abandonar el enclave nos desviaremos momentáneamente para observar la ermita asomándonos al extremo opuesto del cantil, desde donde ofrece su mejor pose. Las cámaras de fotos echan humo.
  El PR enlaza más abajo con una pista forestal que seguiremos hasta la población de Aniés (783 m.).
  Atravesamos el pueblo y nos desviamos antes de dejar el caserío por la izquierda para alcanzar una cómoda pista que, entre carrascas, olivos y almendros nos devolverá al punto de inicio (coincide con el trazado del GR1). Pero antes haremos una larga parada en un bancal junto a unas encinas para comer al sol mientras charramos. Las botas de vino no paran de circular.

  • Desnivel + acumulado: 570 m.    
  • Horario total: 5,5 h.  
  • Distancia recorrida: 15,5 km.



En medio de la pared de conglomerado se distingue el disimulado muro que encierra la cueva-ermita de San Cristóbal


Escalera de acceso a la ermita de San Cristóbal


Observando una pintura mural que se conserva a duras penas



Ganamos altura y vemos frente a nosotros el conglomerado donde se encuentra la ermita


Ascendemos sobre piso rocoso para enlazar más arriba con una pista


Nos asomamos para otear las profundidades del barranco del Sotón


Por ese barranco hemos caminado antes. Abajo se llega a distinguir la escalera de acceso a la ermita


Llaneando con el Castillo de Loarre al fondo


Conjunto arquitectónico de la ermita de la Virgen de la Peña de Aniés


La casa del santero (como hotel rural no tendría precio)


Ermita de la Virgen de la Peña de Aniés


El Moncayo parece flotar sobre las tierras de la Hoya de Huesca


Mapa del recorrido


viernes, 23 de enero de 2015

Canal del Cinca, de Bielsa a Lafortunada

De Bielsa a Lafortunada por el sendero del Canal del Cinca

Sendero colgado sobre el valle formado por el río Cinca en su discurrir hacia Aínsa

18 de enero de 2015,
  Hoy nos juntamos un grupo de 12+1. Entre ellos los blogueros JM, Silvia y JC y Pirene, así que no van a faltar las reseñas en internet de esta actividad.
  Recorreremos el sendero que discurre paralelo al Canal del Cinca, construido a principios del siglo XX para aprovechamiento hidroeléctrico. La toma de agua se realiza aguas arriba, en el embalse de Pineta. Largos tramos de esta conducción fueron horadados en la roca, lo que lleva a pensar que no debieron ser pocas las penalidades y el esfuerzo humano necesario para su construcción hace más de un siglo.
  Dejamos un coche en Lafortunada y con otros dos continuamos por la carretera hasta la localidad de Bielsa. Cogemos la primera entrada para aparcar en la parte baja del pueblo, en una explanada habilitada para vehículos, antes de cruzar el río (cota 1.005 m.)
  Frente al aparcamiento vemos el cartel que indica "PR-HU137 Tella por Canal del Cinca, 4 horas". La ruta no tiene pérdida. En dirección sur ganamos altura por un bosque de pino albar. Pronto entramos en calor.
  Sobre la cota 1.130 m. llegamos al cruce donde se une la senda que baja desde el embalse de Pineta. A partir de aquí llanearemos por el abalconado sendero durante varios kilómetros con amplias vistas por nuestra izquierda del valle por donde un amansado río Cinca baja hacia Aínsa para ser represado en el embalse de Mediano.
  Atravesamos un corto túnel y llegamos a un mirador (Prate de la Mascarina) donde paramos a echar un bocado. La nevada cumbre de Punta Fulsa sobresale por el noreste y le lanzamos alguna mirada furtiva.
  Sobre la mitad del recorrido cambiamos a orientación sur y la vegetación típica de las solanas se adueña de las laderas: quejigos, encinas, enebros, bojes, erizón.
  Tenemos ahora espléndidas vistas de las cimas occidentales del Macizo de Cotiella y Punta Llerga, que con las recientes nevadas y su cercanía se muestra como una montaña de gran entidad a pesar de su relativa altitud (2.200), eclipsando a la misma Peña Montañesa un poco mas al sur. El Castillo Mayor también reclama protagonismo asomando por encima del monte de Tella.
  Dejamos a la izquierda el desvío de la senda que baja a Salinas (cota 1.130) y unos metros después otro desvío por la derecha que nos acortaría el camino al Dolmén de Tella. Preferimos continuar por el PR, que aun siendo más largo resulta más atractivo.
   El sendero hace una amplia curva bordeando el barranco de la Sarra primero y contorneando las escarpadas paredes del Cerro Zercuso después. Es en esta parte donde el camino se vuelve más aéreo. Atravesamos algunos túneles, mientras el canal discurre perforado en las entrañas de la montaña.
  A la altura del barranco Santandreu el relieve se suaviza y desembocamos en una pista que atraviesa unos prados. Algunas bordas nos indican que ya estamos cerca de Tella.
  Llegamos casi al mismo Dolmen (cota 1.250 m.) Al alcanzar la carretera giramos 180º a la izquierda y ascendemos un corto trecho de asfalto que atajaremos en una de las curvas para llegar al punto más alto de la jornada, la población de Tella ( cota 1.350 m.)
  Comemos resguardados en el atrio de la Iglesia. Con el estómago calmado ya solo tendremos que perder unos 600 metros de desnivel por el sendero que en poco más de dos kilómetros desemboca en Lafortunada (cota 695 m.), punto final de la excursión.

  • Desnivel + acumulado: 600 m. (900 m. de bajada)   
  • Horario total: 6,5 h.  
  • Distancia recorrida: 19,8 km.


Los primeros metros, cerca de Bielsa, son más umbríos y conservan nieve


Punta Fulsa destaca por el noreste


La senda llanea durante mucho rato con buenas vistas por nuestra izquierda


Alguno de los cortos túneles que atravesaremos


El túnel que hemos atravesado queda abajo. Se aprecia el sendero nevado colgado en la pared


La senda es amplia, pero no podemos despistarnos (mucha precaución los que la hagan en BTT)


Caminamos tranquilos, charrando y disfrutando de las vistas


Macizo del Cotiella (Mobison Gran, Peña de la Una,  Punta Litás...). Abajo se ve el pueblo de Saravillo


Otro de los túneles en la parte final


Lafortunada, donde hemos dejado un coche, vista desde el sendero de bajada


Mapa del recorrido



Leer más...

martes, 20 de enero de 2015

La Tosquera (1.946 m.), Tres Hombres (2.271 m.) y Punta Sorpena (2.242 m.)

Circular desde el Parking Sextas (Formigal)

Rafa y yo en la cima de Punta Sorpena. La rocosa Punta Condiana al fondo

17 de enero de 2015,
  Tras las recientes nevadas tenemos ganas de probar la nieve fresca. Subimos hasta el aparcamiento de "Sextas" (cota 1.500 m.), en la estación de Formigal

  Nuestra intención era seguir hacia el Portalet pero se adivina muy nublado en la frontera y por ello preferimos quedarnos por el entorno de las pistas improvisando una ruta circular.
  Enseguida nos alejamos del bullicio encaminándonos hacia el sureste para subir por la pista del "Bosque", que ya acumula bastante nieve, nada que ver con el aspecto que presentaba hace una semana. Está cerrada y con los cañones trabajando a tope.
  Afortunadamente un trío con raquetas va delante de nosotros y abren huella. A veces no madrugar tiene su "recompensa". Luego nos los encontramos en la Tosquera y encima nos invitaron a un trago de vino (¡gracias!).
  Salimos del arbolado en el rellano donde están las "Cabañas de los Indios" (1.798 m.)  Desde allí seguimos foqueando por suaves lomas hacia el sur para ascender a la sencilla cumbre de La Tosquera (1.946 m.), donde disfrutaremos de buenas vistas del cercano cordal hacia el Pacino y de la Sierra de la Partacua más al sur, que por fin se ha vestido de blanco y presenta una estampa invernal.
  Regresamos de nuevo hacia las pistas y continuamos hacia el oeste, sin apenas ganar desnivel. Nos dirigimos hacia el collado al norte de donde desembarca el telesilla "Crestas-Tres Hombres". Tendremos que abrir huella por la empinada ladera previa al collado, hundiéndonos hasta la rodilla y haciéndonos sudar de lo lindo, a pesar de las bajas temperaturas.
  Cruzamos rápidamente la pista "Tres Hombres" sin molestar a los esquiadores y seguimos alejándonos hacia el oeste, en dirección al telearrastre "Tramacastilla", que también está cerrado.
  Subimos aprovechando una huella existente hasta la parte alta del telearrastre, pero nos desviamos un poco antes hacia la izquierda para ganar el collado que separa las cimas "Tres Hombres" y "Punta Sorpena".
   Sin descalzar esquís ganamos altura primero hacia el oeste para coronar la cumbre más alta, Tres Hombres (2.271 m.). Después regresamos al collado dejándonos caer sin quitar focas y en pocos minutos ascendemos también a la vecina cima de Punta Sorpena (2.242 m.)
  Hace frío y la gélida brisa no invita a quedarse mucho rato en la cumbre, así que quitamos pieles y bajamos esquiando hacia las pistas balizadas por donde regresaremos cómodamente hasta el punto de inicio.

  • Desnivel + acumulado: 918 m.   
  • Horario total: 4 h.  
  • Distancia recorrida: 11,5 km.



Nos desviamos enseguida hacia la pista del Bosque, que está cerrada. A pesar de movernos por los límites de la Estación de Esquí estaremos solos la mayor parte del día


Formigal, a los pies de Peña Foratata


Los cañones fabrican nieve aprovechando las bajas temperaturas


Subiendo por el bosque


Saliendo del bosque


Bonitos paisajes tras la nevada de ayer. Puntas Condiana y Sorpena al fondo


En el rellano de las cabañas de indios. Al fondo La Tosquera


Una de las cabañas todavía está sin montar


Nieve inmaculada en el montículo que domina la pista del bosque


Seguimos foqueando por suaves lomas hacia La Tosquera


Cerca de La Tosquera


Cima de La Tosquera. Cordal del Pacino detrás de mi mochila y Macizo de Argualas-Infiernos al fondo


Llegando al collado del telesilla Tres Hombres. Tuvimos que abrir huella un buen rato


Siguiendo el cordal hacia la cima de Tres Hombres


Rafa en la cima de Tres Hombres


Regresando hacia el collado


Rafa en Punta Sorpena


Rafa y yo en Punta Sorpena. Sierra de la Partacua al fondo, entre nubes


El Culibillas asoma por encima del cordal de Lapazuso


Mapa del recorrido




Leer más...

viernes, 16 de enero de 2015

Picón del Mediodía (1.404 m.)

Ascensión desde San Julián de Banzo (Sierra de Guara)
Paso de la cadena. A lo lejos llanuras de la Hoya de Huesca y buitres sobrevolando

11 de enero de 2015,
  El domingo nos apuntamos a la excursión que propone Pirene en la Sierra de Guara. El esbelto Picón (o Pico del Mediodía) era uno de los que tenía en mi lista de pendientes.
  Quedamos en San Julián de Banzo, al que se llega desde Huesca por la carretera de Loporzano. Tras pasar el barrio alto del pueblo nos desviamos por una pista de tierra a la derecha. Enseguida encontramos una bifurcación: a diestra un cartel señaliza el aparcamiento de la “Bal d’Onsera" y a siniestra el de "Peña Amán y Picón". Seguimos por tanto a la izquierda y en un par de minutos llegamos a una pequeña explanada donde dejamos los coches (cota 730 m.)
  El sendero está bien marcado y muy limpio, algo que se agradece especialmente en Guara, paraíso de plantas lacerantes y pinchudas.
  Básicamente caminaremos hacia el norte. Perdemos unos metros para cruzar el barranco seco de San Martín de la Bal d'Onsera y luego comenzamos a ganar altitud suavemente hacia las paredes meridionales de la Cresta de la Cobeta, que veremos frente a nosotros como a un kilómetro de distancia.
  Durante toda la jornada nos sobrevolarán los buitres que anidan en los soleados recovecos de los acantilados de conglomerado.
  Pronto llegaremos al cruce que marca el desvío hacia la Peña Amán (cota 753 m.). Continuamos recto, ganando altura casi sin enterarnos hasta llegar al cruce del Barranco de la Cobeta (cota 990 m.) Una cuerda fija nos ayuda a descender un sencillo escalón de un par de metros.
  Cruzado el barranco la pendiente se incrementa ligeramente mientras progresamos hacia el oeste hasta alcanzar una collada. Por el otro lado aparecen las cercanas Peñas de San Miguel y de Amán (Salto de Roldán), ya a una cota inferior a la que nos encontramos.
  Enseguida cambiaremos nuevamente de rumbo, esta vez hacia el noreste, para encaminarnos en ligero descenso hacia el “Barranco de la Reguera del Águila”, que se abre paso a los pies del Picón. Alzamos la cabeza para observar su altiva proa occidental, que da la impresión de ser inexpugnable.
  El sendero atraviesa un pequeño bosquete por el lecho de la barranquera donde abundan las encinas antes de empinarse considerablemente. Estamos en la base de la soleada pared del Picón, pero aún tendremos que ascender más de doscientos metros de desnivel para pisar su cumbre.
  Seguimos los hitos que guían nuestros pasos. Un primer repecho duro donde se agradecen los bastones nos lleva hasta un resalte equipado con una cadena (cota 1.285 m.). Se trata de una travesía de unos 15 metros en horizontal, sencilla pero expuesta, no apta para personas con mucho vértigo.
  Superada la cadena descendemos unos metros por una fajeta para buscar el paso que permite alcanzar la empinada loma entre las dos cimas del Picón. Todavía hay que superar un último escalón donde es preciso ayudarse de las manos. De esta forma nos encaramamos a la erguida ladera, vestida de erizón, por donde ascenderemos cerca de los cantiles hasta la ansiada cumbre.
  Tras las fotos de rigor y comer relajadamente al tibio sol de enero regresaremos por el mismo camino, sin bajar la guardia en el paso de la cadena.

  • Desnivel + acumulado: 820 m.   
  • Horario total: 5,5 h.  
  • Distancia recorrida: 9,7 km.



Desde la carretera vemos el Salto de Roldán a la izda. y la proa del Picón, nuestro objetivo, por la derecha



San Julián de Banzo y, como telón de fondo, el magnífico decorado del Salto de Roldán 


Desde el aparcamiento nos dirigimos hacia aquellas paredes, bajo la Cresta de la Cobeta


Ya hemos ganado bastante altura cuando asoman solapadas al otro lado del collado las Peñas de Amán y San Miguel


Y el Picón nos muestra su cara más abrupta


Paso de la cadena


Fajeta en descenso tras superar la cadena


Empinada loma que conduce a la cumbre


El Salto de Roldán y Peña del Fraile desde la cima del Picón


Cima del Picón


Cima del Picón


Cima del Picón


Mapa del recorrido




Leer más...