LISTADO DE PICOS

miércoles, 26 de agosto de 2015

TENERIFE Circular por Teno desde Buenavista

Vistas desde Roque Andén. Costa norte


7 de julio de 2015,
  Hoy me desplazo hasta la población de Buenavista del Norte, en el extremo noroeste de Tenerife (ver localización en el mapa).
  Atravieso el pueblo y continúo un par de kilómetros hacia el oeste por la carretera local TF-445 que lleva hacia el Faro de Punta de Teno. Me apetecía visitar el faro pero lamentablemente esta carretera lleva cerrada varios años por riesgos de desprendimientos, así que me quedo con las ganas.
  Aparco junto a los carteles de "Prohibido Pasar", al lado de unos grandes depósitos de agua (cota 150 m.). Allí nace el sendero "PR TF-58  Camino del Risco", por donde ascenderé hasta la Meseta de Teno.
  El sendero sube sin descanso ganando altura paralelo al "Barranco de la Torre", que irá quedando a nuestra izquierda cada vez más profundo. Hay que tomarse con calma la ascensión pues tenemos que remontar 600 metros de desnivel.
  Lamentablemente hay mar de nubes y pronto me veo privado de visibilidad. Haré gran parte del recorrido metido en la niebla.
  Alcanzo la parte superior, la pendiente cede y marco un punto en el GPS ya que dentro de un rato tendré que volver aquí tras completar la circular por el altiplano del Macizo de Teno (cota 670 m.)
  Giro a la izquierda y sigo un sendero que luego se convierte en pista y más tarde enlaza con una carretera local que me lleva a la población de Teno (770 m.)
  Es complicado describir este recorrido, no por ser difícil, sino porque se trata de una mezcla de pistas y senderos (algunos muy desdibujados) que aconsejan llevar un track y navegar con el GPS a no ser que se conozca bien la zona. En mi caso fue fundamental ya que la visibilidad fue nula en algunos momentos a causa de las brumas.
  Desde el pueblo de Teno avanzo por carretera y luego por pista de tierra en dirección suroeste. Paso junto a una balsa de agua y poco después el camino se diluye en una senda. Recorro una solitaria zona de bancales abandonados y tierras agostadas.
  Tras pasar junto a una caseta en ruinas continúo caminando por un senderillo hacia el suroeste con la vista puesta en un gran monolito de piedras en lo alto de un pequeño montículo. Es la zona denominada "El Frontón" (680 m.).
  Sigo caminando hacia la costa para asomarme por los acantilados donde me esperan fabulosas vistas de la accidentada costa. Afortunadamente aquí no hay nubes y puedo ver incluso por el noroeste la pequeña península del Faro de Anaga, casi 700 metros más abajo.
  Sigo mi viaje por la Meseta, atravesando ahora tierras semiáridas de pastoreo hacia el norte. Siempre atento al GPS para no liarme en los desvíos avanzo enlazando caminos rurales entre fincas de secano, rastrojos, brezales y pequeños núcleos habitados. Lamentablemente me llevo un buen susto cuando dos perros pastores con malas pulgas vienen enloquecidos hacia mí. Menos mal que aparece el pastor en el último momento para calmarlos.
  Entre los dichosos perros (hubo otro encuentro), y las advertencias de "Peligro abejas - No abandonar el camino" la verdad que no disfruté mucho de esta parte del camino.
  Llego finalmente a Roque Andén, otro aislado montículo que se asoma a la costa norte de Anaga. De nuevo me veo recompensado con buenas vistas panorámicas de la costa. Aprovecho para descansar un rato mientras oteo el horizonte.
  Me queda el último tramo para completar la circular, así que sigo caminando hacia el este siguiendo casi imperceptibles sendas entre bancales abandonados invadidos por la vegetación. Pronto me engulle de nuevo la niebla, esta vez muy espesa. Ante la dificultad de seguir el rastro de las pisadas y la ausencia de referencias en el horizonte me veo obligado a ir muy atento al GPS.
  Asciendo un poco y paso por el Roque Manubio (sigo con visibilidad nula), y luego en suave descenso hacia el sur alcanzo finalmente el punto de intersección por donde caminaba hace unas horas.
  Desde aquí ya solo me resta descender otra vez por el PR TF-58 de regreso al coche, donde llego un poco decepcionado con la ruta a causa de la  niebla y los perros.

Ascendiendo por el "Sendero del Risco", directo hacia la niebla


"Sendero del Risco". Al fondo se distingue Buenavista del Norte


Llegando al pueblo de Teno

Caseta en ruinas por el sendero que lleva al "Frontón"


En dirección al "Frontón", para asomarme por los acantilados


Por la derecha llego a ver la península del Faro de Anaga


Vistas desde "El Frontón"


Vistas desde "El Frontón"


Vistas desde "El Frontón"


Último vistazo hacia el Faro de Anaga


Caminando por la Meseta de Teno


Llegando a Roque Andén


Roque Andén


Vistas desde Roque Andén


Vistas desde Roque Andén


Vistas desde Roque Andén


Vistas desde Roque Andén


Vistas desde Roque Andén


Mapa con el recorrido en color naranja (fuente IGN)



  • Track (pinchar aquí para ver o descargar la ruta de Wikiloc)

  • lunes, 24 de agosto de 2015

    TENERIFE Bosque Encantado de Pijaral

    El día brumoso y húmedo contribuyó a realzar los encantos del bosque de la Reserva Natural del Pijaral


    6 de julio de 2015,
      Hoy teníamos en la agenda una ruta muy sencilla pero francamente agradable y sorprendente, ya que discurre por frondosos bosques de laurisilva en la Reserva Natural Integral del Pijaral.  Una muestra más de la diversidad de contrastes y ecosistemas que nos ofrece la Isla de Tenerife, que en esta ocasión nos sumerge en un paisaje subtropical.
      Para recorrer este sendero se debe solicitar con antelación un permiso (gratuito) que se puede obtener por internet en la web del Cabildo de Tenerife (www.tenerife.es, sección "Servicios y Trámites")
      Según nos comentaron en la Oficina de Turismo el nombre de "Bosque Encantado" se ha difundido por la red sin saber bien quién acuñó este apelativo. En nuestro caso el día elegido para visitarlo resultó ser tremendamente brumoso, con húmedas y espesas nieblas que no levantaron durante toda la mañana, y por ello el nombre nos pareció de lo más acertado.
      Subimos con el coche hacia el Macizo de Anaga y lo atravesamos en dirección noreste hasta enlazar con la estrecha carretera TF-123 que se dirige hacia Chamorga. En el kilómetro 4,7 veremos a la izquierda un ensanche que sirve de aparcamiento. Estamos en la zona denominada "La Ensillada" (cota 810 m.) y allí comienza la ruta (ver localización en el mapa).
      El sendero hace un bucle que recorreremos en sentido horario. Tras recorrer un tramo común nos desviamos a la izquierda en el punto de intersección (dentro de un par de horas regresaremos a este mismo punto por la senda de la derecha).
      En todo momento caminaremos inmersos en el monteverde, entre una densa vegetación con gran abundancia de helechos. Precisamente el nombre de Reserva del Pijaral procede de la píjara, un helecho de gran tamaño. 
      El sendero pasa junto al Roque Chinobre (ascendimos hasta el vértice geodésico pero con la niebla no vimos nada), y luego bordea el Roque Anambro, ambos ubicados junto a los escarpes de la vertiente norte de la Reserva.
      Cuando llevamos la mitad del camino recorrida alcanzamos el Mirador de Cabezo del Tejo (cota 750), en el extremo norte del bosque Se supone que hay buenas vistas pero con la bruma no pudimos disfrutarlas. Aún así hacemos un descanso y nos entretenemos con los pájaros que parecen estar acostumbrados a los turistas y nos "piden" comida.
      Tras el descanso iniciamos el regreso. Esta vez caminamos por la pista de Cabezo del Tejo (de uso restringido), que sin abandonar la cobertura del bosque desemboca en la carretera a la altura del PK 6,2.
      Nada más salir al asfalto giramos 180º y nos desviamos por un sendero que asciende hasta el cruce por donde caminábamos a primera hora. De esta forma  enlazamos con el camino que en pocos minutos nos devuelve al punto de partida.

    Vistas desde el Mirador de Jardina, subiendo al Macizo de Anaga

    Sendero de la Reserva del Pijaral









    Tela de araña con gotas de la bruma arrastrada por los alisios






    Pinzón


    Petirrojo


    Isoplexis canariensis (cresta de gallo)


    De regreso, por la pista del Cabezo del Tejo












    Mapa con el recorrido en color naranja (fuente IGN)





  • Track (pinchar aquí para ver o descargar la ruta de Wikiloc)


  • Leer más...

    viernes, 21 de agosto de 2015

    TENERIFE Volcán Chinyero, circular

    Vistas hacia la Isla de La Gomera


    5 de julio de 2015,
      Hoy nos desplazamos al cuadrante noroeste de la isla de Tenerife.  Pasamos por Santiago del Teide y continuamos hacia el sur hasta enlazar con la TF38, una de las carreteras que suben hacia el Parque Nacional del Teide.
     En el punto kilométrico PK15, tras una curva a derechas, veremos a mano izquierda un campo de lavas oscuras y una pista de tierra cerrada con una barrera. Allí comienza la ruta, así que aparcamos en uno de los ensanches junto a la carretera. (ver localización en el mapa).
      El sendero es fácil de seguir, está marcado con señales blancas-amarillas (PR TF-43). Haremos una ruta circular pero me desviaré en un par de ocasiones para ascender a dos elevaciones (en ambos casos son opcionales).
      El Volcán Chinyero entró en erupción hace poco más de 100 años, concretamente en 1.909. Debieron ser momentos angustiosos para los isleños pues los piroclastos de las primeras explosiones llegaban hasta las localidades de Icod y La Orotava. La incertidumbre se extendió los días siguientes a la población de Santiago del Teide al observar como las coladas de lava se aproximaban al pueblo, aunque finalmente no causaron daños graves.
      Haremos el recorrido en sentido horario. Caminamos primero por cómoda senda a la sombra de los pinos, en dirección noroeste. Pronto alcanzamos los ríos de lava solidificada (las mismas coladas que se deslizaban hace un siglo hacia Santiago del Teide). Una pista atraviesa transversalmente la lengua de lava y en la otra orilla se refugia nuevamente en el pinar.
      En este punto Elena decide esperar descansando a la sombra mientras yo me desvío a la izquierda para ascender un pequeño monte de laderas vestidas de pinos. Un sendero me eleva hasta la pista que me llevará hasta la cumbre de la Montaña del Estrecho (1,520 m.). Allí encuentro una pequeña caseta. Hacia el Oeste disfruto de buenas vistas panorámicas que se pierden en el azul del mar (se ve incluso la isla de La Gomera). Por el Este destacan las siluetas del Teide y Pico Viejo asomando entre los pinos.
      Regreso con Elena y continuamos la ruta atravesando otro oscuro "mar de lavas", con algunos bloques de gran tamaño emergiendo del malpaís. Poco después alcanzamos otra masa arbolada. Algunos jóvenes ejemplares de pino canario parecen querer ganar terreno colonizando las zahorras.
      Al llegar a un cruce de caminos el sendero varía el rumbo hacia el sureste para ir dibujando el trazado circular. Caminaremos casi siempre en la frontera marcada entre el sotobosque y las lavas, entre el mundo vegetal y el mineral.
      Sobre la cota 1.490 observo un sendero que asciende en diagonal hasta la cumbre del cercano Volcán Chinyero (1.560 m.). De nuevo me desvío siguiendo los rastros de pisadas entre el fino y oscuro picón volcánico y en pocos minutos alcanzo el vértice cimero. Contemplo el descarnado "paisaje lunar" que se extiende alrededor del cono volcánico.
      Regreso de nuevo con Elena y continuamos por el PR, que bajo la protección del pinar nos conducirá hasta el punto de inicio.
      Terminada la excursión decidimos volver a Puerto de la Cruz por la carretera de las Cañadas del Teide. De esta forma podemos hacer una parada unos tres kilómetros carretera arriba para visitar el Volcán de Samara.  Su ascensión nos llevará unos quince minutos desde el aparcamiento señalizado que encontraremos a la izquierda de la carretera. Merece la pena, es un corto paseo con interesantes vistas desde la cumbre.

     (*) Nota importante: Me comenta un lector que la ascensión al Volcán Chinyero no está actualmente permitida, a pesar de que existe una marcada traza de senda hasta la cima. Desconocía esta prohibición, y tampoco vimos ningún cartel que lo indicase. Por favor, tenedlo en cuenta si visitáis la zona.

    Subiendo a la Montaña del Estrecho. Laderas replantadas de Pino Canario


    Por el Este asoman las siluetas del Teide y Pico Viejo


    Oscuras laderas de picón del Volcán Chinyero


    Isla de La Gomera por el oeste, asomando por encima del término municipal de Santiago del Teide


    Más al noroeste también asoma la Isla de La Palma por encima de la Reserva del Chinyero


    Volcán Chinyero y Teide, bajando de la Montaña del Estrecho


    Seguimos camino hacia los campos de lava


    Lenguas de lava entre pinos canarios


    El sendero discurre por el límite del pinar


    Vertiente este del Volcán Chinyero y sus laderas de fino picón. Precioso paisaje volcánico


    Gran ejemplar de pino


    El omnipresente lagarto


    Vertiente sur del Chinyero. Por aquí rompió la pared durante la erupción de 1909 y comenzó a fluir lava hacia las tierras bajas del oeste


    Edificios volcánicos de Teide y Pico Viejo (de camino al Volcán Samara)


    Isla de La Palma en la lejanía, por encima del territorio de la Reserva del Chinyero


    Aparcamiento de Samara y vistas de la carretera que sube hacia las Cañadas del Teide


    El Teide, pasando por el Llano de Ucanca, por la carretera del Parque Nacional


    Mapa con el recorrido en color naranja (fuente IGN)


    Leer más...