LISTADO DE PICOS

jueves, 24 de julio de 2014

ALPES (Chamonix) Index - Lac Noir - Index - Lac Blanc - Lacs Cheserys - La Flégère - Planpraz


Aiguille Verte y Les Drus desde el Lac Blanc


3 de julio de 2014,
  Ruta cuyo recorrido puede parecer "poco lógico" al contemplar el track sobre el mapa. El motivo se debió a unos neveros que nos obligaron a modificar parcialmente la ruta antes de llegar al "Col Cornu". A pesar del "rodeo obligado" logramos completar el trayecto previsto casi en su totalidad.
  Esta ruta se podrá trazar de forma circular en ausencia de neveros (o con crampones si encontramos nieve), tal y como era nuestra intención. 
  Caminaremos por las laderas de la vertiente sur de las Aiguilles Rouges y disfrutaremos de  grandes vistas panorámicas del Macizo del Mont Blanc, cuya omnipresencia nos acompañará  al otro lado del Valle de Chamonix durante toda la jornada.
  Yo presento aquí el recorrido que nosotros hicimos, pero utilizando los remontes mecánicos podrían realizarse múltiples combinaciones, según los gustos e imaginación de cada uno...  
  Nos desplazamos en el bus hasta la parada de "Les Praz", a las afueras de Chamonix, para coger el teleférico de La Flégère que nos subirá hasta los 1.877 metros. Allí enlazamos con el telesilla de Index que remonta hasta la cota 2.400 m., punto donde comenzaremos nuestra ruta. 
  Desde la parada del telesilla descendemos por un sendero (o también por pista), hasta un gran poste indicador con varias tablillas (2.330 m.) Una de ellas indica la senda hacia el Lago Cornu en dirección oeste. 
  Perderemos algo de altitud y pasaremos por un tramo pedregoso. Después el sendero comienza a ganar altura en dirección al Col de la Glière (2.461 m.) Antes de ganar el collado deberemos atravesar un paso equipado con algún peldaño y pasamanos. Un primer nevero ya nos anuncia que puede haber nieve en la otra vertiente.
  Al ganar el collado aparece por el otro lado la cuenca del Lago Cornu. Nuestra ruta flanquea, sin apenas perder altura, en dirección al Collado de Cornu, paso natural hacia Planpraz, donde teníamos intención de ir.
  Observamos que la ladera tiene orientación norte y mantiene abundantes neveros. Uno de ellos tiene caída hacia unos cortados. Un montañero está cruzando sin crampones y parece tener dificultades. Ha sido un error no subir los crampones. Desechamos la idea de pasar por allí. Estudio otras alternativas, incluso bajando al lago y remontar por un cordal rocoso, pero no lo veo claro.
  No perdemos más tiempo. Nos daremos la vuelta e intentaremos completar la "circular" en sentido contrario. Pero antes, mientras Elena descansa, visitaré los Lacs Noirs que se encuentran muy cerca, al norte del Col de la Glière.
  Subo hasta la cota 2.550 para contemplar los lagos desde un alto. Sus aguas presentan tonalidades turquesas. Todavía tienen algo de hielo sobre su superficie. Desciendo y me reúno con Elena. Estaremos un rato sentados disfrutando de las fantásticas vistas del Mont Blanc, que se eleva, blanco y enorme, al otro lado del valle frente a nosotros.
  Regresamos por el mismo camino hacia Index. Como la ruta es circular Elena prefiere bajar en el telesilla y esperarme en La Flégère (1.877 m.) 
  Ya solo, pongo rumbo noreste por la marcada senda que se dirige hacia el Lac Blanc. Camino rápido, adelantando a numerosos senderistas.
  El trazado desciende ligeramente, pasando algún tramo rocoso. Después llego a un cruce con el sendero que sube desde Argentière, por donde se aproxima un grupo de japoneses muy numeroso. A partir de allí el camino tira para arriba hasta alcanzar el Lac Blanc (2.352 m.). El lugar está repleto de turistas sentados o tumbados en las orillas. Hay también un bar.
  Tras merodear un rato por los bordes del lago continúo mi recorrido. Descenderé ahora por una senda con algunos tramos acondicionados con escalones de madera. Un pequeño resalte se solventa con una pequeña escalera de hierro (nada complicado). Pronto llego a los pequeños Lacs Cheserys (2.215 m.)
  El sendero  todavía se aleja hacia el este antes de girar 180º buscando el rumbo de regreso. Volveré a La Flégère, donde Elena me espera, por otra senda a una cota más baja, pero siempre con espléndidas vistas ya que no hay árboles ni obstáculos que oculten el paisaje.
  Paro a comer un poco en la intersección de senderos, mientras contemplo los Glaciares de Argentière y de Tour al otro lado del valle.
  Recorro después el sendero de vuelta y me reencuentro con Elena. Los dos juntos continuaremos caminando por el llamado "Grand Balcon Sud" en dirección a la estación de Planpraz.
  El cartel indica dos horas de marcha hasta Planpraz. Caminaremos a ratos por el bosque y otras veces a media ladera con fenomenales vistas del valle. El tramo final se realiza en ascenso. Son las tres de la tarde y hace calor. Muchos senderistas buscan las sombras para descansar.
  Llegaremos a Planpraz (2.000 m.) con tiempo todavía para coger uno de los últimos teleféricos que suben al mirador de Brévent (2.525 m.) Elena prefiere quedarse abajo, así que en un viaje relámpago subo para contemplar las fabulosas vistas desde la cima, aunque solo sea por unos minutos.
  Pronto estoy de regreso en Planpraz. Cogemos allí la telecabina que en pocos minutos nos bajará a Chamonix, muy contentos de lo que ha dado de si la jornada caminado por los "Balcones Sur de Chamonix”.

  • Desnivel + acumulado: 1.000 m
  • Horario total: 7 h.  
  • Distancia recorrida: 20 km.



Desvío hacia el Lac Cornu, muy cerca de Index


Pequeña trepada equipada con peldaños y pasamanos para alcanzar el Col de la Glière


Lac Noir superior


Lac Noir inferior. Al fondo el cordal de Les Fiz


Elena observa el Mont Blanc


Glaciar de Bossons. En la parte superior derecha se llega a distinguir el Chalet des Pyramides


Aiguille du Midi y laderas del Mont Blanc du Tacul detrás


Aiguilles de Chamonix 


Mont Blanc. Se puede adivinar la ruta por donde subieron por primera vez Balmat y Paccard en 1786 (es la conocida como ruta de Grands Mulets)


Elena disfrutando del sol y grandes vistas


Regresamos hacia Index tras desechar la idea de atravesar los neveros sin crampones


El parapente es un deporte muy practicado en Chamonix


Lac Blanc. Un lugar muy frecuentado en verano. Ideal para pasar un día soleado


Lacs Cheserys. Glaciares de Argentière y Tour al fondo.


Regresando por el Gran Balcón Sur. Durante todo el trayecto disfrutamos de vistas inmejorables


Mer de Glace con las Grandes Jorasses y Dent du Geant al fondo


Vistas desde el Grand Balcon Sud


Caminando por el Grand Balcon Sud hacia Planpraz


Laderas repletas de rododendros cerca de Planpraz


Brévent. El famoso mirador a 2.500 m. de altitud. Una terraza con vistas.




martes, 22 de julio de 2014

ALPES (Chamonix) Chalet Glacier des Bossons a Chalet des Pyramides


Grietas en el Glacier des Bossons

2 de julio de 2014,


  Sencilla excursión con fantásticas vistas del “Glacier des Bossons”. Se puede alargar el recorrido subiendo hasta "La Jonction", donde se unen los glaciares de Taconnaz y Bossons.  Nosotros no lo hicimos a causa del mal tiempo.
  Amanece lloviendo. Cogemos el autobús hasta la parada más cercana al Glaciar de Bossons. Nos acercamos paseando hasta el telesilla que hay junto al antiguo trampolín de saltos de esquí. Está detenido pero lo ponen en marcha para nosotros, vaya lujo. La subida es gratuita si presentas la tarjeta "Mont Blanc multipass".
  El telesilla es viejo y sube despacio. Durante el trayecto nos protegemos con el paraguas para no terminar calados.
  El remonte nos deja al lado del "Chalet du Glacier des Bossons" (1.425 m.), un café-restaurante con terraza y fantásticas vistas del Glaciar. Como curiosidad, allí se conserva parte del tren de aterrizaje de uno de los dos aviones de Air India que se estrellaron en el Mont Blanc en las décadas de los 50 y 60.
  Nos damos un paseo hasta dos cercanos miradores.  El más alto se alcanza por un sendero interpretativo. Varios paneles informativos explican curiosidades del glaciar y muestran fotos antiguas  donde podremos constatar el gran retroceso que ha experimentado en los últimos años.
  Como sigue lloviendo nos tomamos un café en la terraza cubierta.  No parece que vaya a escampar, así que, resignados y con los chubasqueros comenzamos la ascensión al “Chalet des Pyramides”, que ofrece vistas del glaciar desde otra perspectiva más elevada.
  El sendero está perfectamente señalizado y bien trazado. Ascenderemos mediante multitud de lazadas por un frondoso bosque, ganando altura con comodidad.
  Por la derecha podremos ver fugazmente el vecino glaciar de Taconnaz.
  Tras caminar hora y media alcanzamos el Chalet des Pyramides (1.895 m.), donde hay una pequeña terraza con buenas vistas. Impresionan las grandes grietas en la parte baja y los seracs que cuelgan en lo alto del empinado glaciar, formado una enorme cascada de hielo.
  No cesa de llover. Aun así estamos un rato contemplando el glaciar. Un ruido atronador nos sobresalta. La causa es un derrumbe de bloques de hielo en uno de los laterales del glaciar.
  Con este tiempo y la mala visibilidad en altura nos olvidamos de la idea de continuar hacia "La Jonction".  Regresaremos por el mismo camino.

  • Desnivel + acumulado: 480 m.  
  • Horario total: 2,5 h.  
  • Distancia recorrida: 6,2 km.



Parte del tren de aterrizaje del avión de Air India que se estrelló en el Mont Blanc en 1950


Elena contempla el frente del Glaciar. Cada año va quedando más arriba


El glaciar desde la terraza del Chalet du Glacier des Bossons


Senda que sube hacia el Chalet des Pyramides


La senda hace muchas lazadas pero es cómoda


Unas escaleras antes de llegar al Chalet des Pyramides


Elena recortada frente al glaciar


Enormes grietas en la parte baja


La pendiente no se aprecia pero es grande. Es como una enorme cascada de hielo


Bajamos por el mismo camino. No para de llover





Leer más...

viernes, 18 de julio de 2014

ALPES (Chamonix) Aiguille du Midi (teleférico) y Plan de l'Aiguille a Montenvers (Mer de Glace)


Mont Blanc visto desde la Aiguille. Se aprecia la llamada "ruta de los cuatromiles". En la parte inferior central se llega a ver el Refugio de Cosmiques

1 de julio de 2014,
  La predicción para la mañana es de cielos despejados y luego vienen varias jornadas con tiempo revuelto. No queremos dejar pasar esta oportunidad, subiremos a la Aiguille du Midi, una visita casi imprescindible en los Alpes.
  Madrugamos y cogemos el primer autobús a Chamonix. Es muy aconsejable coger temprano el teleférico a la Aiguille para evitar colas, sobre todo si el día se prevé soleado y despejado.
  Tras el transbordo obligado en  "Plan de l'Aiguille" (2.317 m.) alcanzamos en pocos minutos las afamadas terrazas de la Aiguille (cota 3.842 m.), en un vertiginoso ascenso en una góndola repleta de turistas y montañeros. Visitamos primero el "Paso al Vacío", una cabina colgada sobre el abismo con el suelo de cristal. La verdad es que no me produjo la sensación que esperaba.
  Después estaremos un par de horas disfrutando del magnífico y extenso panorama de glaciares y míticas cumbres que se divisan desde este privilegiado mirador. Hace frío, es conveniente subir con buena ropa de abrigo y guantes. No olvidemos que estamos a más de 3.800 metros de altitud.
  Me he subido unos prismáticos y puedo divisar a las cordadas que suben por la arista de Goûter y a un numeroso grupo en la misma cumbre del Mont Blanc.
  Poco a poco van llegando turistas. Hemos hecho bien en madrugar. Descendemos de nuevo en el teleférico a la Plan de l'Aiguille y allí nos bajamos. Iniciaremos desde ese punto una clásica ruta de senderismo que nos llevará hasta el "Mer de Glace", el glaciar más largo de Francia. El recorrido se conoce como "El Gran Balcón Norte" por la excelentes vistas que ofrece sobre el Valle de Chamonix, y suele estar bastante concurrido en los meses de verano.
  Pero primero tomamos el sendero que nos conduce al cercano "Lac Bleu", que está a unos 500 metros de la Plan de l'Aiguille.
  Tras contemplar el pequeño lago bajamos directos para enlazar con la ruta normal. Seguimos algunos hitos y trazas que nos van guiando hacia la marcada senda por donde transita una larga fila de senderistas. Hay algún pequeño resalte, con lo cual, si persisten neveros o vamos con niños es mejor opción regresar otra vez a la Plan de l'Aiguille para coger la senda desde el principio.
  Alcanzado el sendero principal caminaremos relajadamente durante una hora en suave descenso disfrutando de las vistas. Encontraremos más tarde un repecho que nos obligará a remontar casi 200 metros de desnivel.
  Pero merece la pena el esfuerzo. Cuando alcancemos el collado de "Le Signal (2.204 m.)" veremos aparecer por el otro lado la magnífica estampa que ofrecen "Les Drus". No es extraño que estas paredes fascinaran al mismo Bonatti. Como curiosidad, la ruta del "Pilar Bonatti" ya no existe en su estado original, pues sufrió un derrumbe que cambió su configuración.
  Desde el collado abandonaremos momentáneamente el sendero para ganar un poco de altura por un terreno rocoso, repleto de hitos, y obtener una magnífica visión del Mer de Glace. Nos sentamos un rato para deleitarnos con la espectacular estampa del río de hielo bajando y trazando una curva desde las Jorasses, donde se ubica uno de los glaciares de los que se alimenta el Mer de Glace.
  Me llama la atención encontrarlo tan "menguado" y “sucio”, con abundante tierra acumulada sobre su superficie, lo que le resta esa espectacularidad que traía preconcebida al haberlo contemplado en fotografías antiguas.
  Regresamos al sendero, que inicia un largo descenso por el flanco izquierdo del glaciar en dirección a Montenvers (1.913 m.). De nuevo caminaremos por laderas repletas de rododendros en flor. Allí encontraremos un hotel de aspecto decimonónico y la estación del tren cremallera. La primera máquina (entonces de vapor), ascendió hasta aquí en 1909, todo un hito para la época.
  Junto a la estación hay una telecabina que nos permite bajar hasta el nivel del glaciar. Aunque para ser exactos añadiré que desde la telecabina todavía habrá que descender un buen puñado de escalones para llegar a la cueva excavada dentro del glaciar. El motivo es el imparable retroceso que ha experimentado el espesor del hielo.
  Prácticamente cada año deben añadir nuevas escaleras y pasarelas e incluso excavar una nueva cueva. Las antiguas oquedades acabarán siendo engullidas por el propio glaciar.
  Unos carteles al bajar por las escaleras nos van marcando la altura del glaciar desde 1985. En 30 años ha disminuido muchas decenas de metros.
  En la cueva hay poco que ver,  el ambiente es demasiado "turístico". Vuelvo a subir para reunirme con Elena, que me espera junto a la estación. Regresaremos a Chamonix en el tren cremallera, aunque si nos apetece hacer ejercicio también podríamos bajar caminando por un sendero.
  • Desnivel + acumulado: 200 m. (580 m. de descenso), 
  • Horario total: 3 h.  
  • Distancia recorrida: 7 km.



Arista para bajar al Vallée Blanche


Vallée Blanche con las Grandes Jorasses al fondo izquierda


Las terrazas de la Aiguille du Midi. Abajo se distinguen algunas viviendas del valle de Chamonix


Col Maudit, Mont Maudit y Mont Blanc al fondo


Laderas norte del Macizo de Mont Blanc


Punta Helbronner y al fondo picos en territorio italiano


Grandes Jorasses


Aquí nació el término "alpinista"


de izda. a dcha.... Les Drus, Aiguille Verte, Les Droites...


Van entrando nubes desde Italia


Vistas hacia el Este


La arista a Cosmiques está muy concurrida. Se ven montañeros por toda la cresta


Rush hour


Cordadas bajando hacia el Vallée Blanche


Escapadas paredes. Los montañeros son pequeños puntos en el glaciar


Estas montañas atraen a alpinistas de todo el mundo


En la cueva, preparándose para salir a la arista


El trasiego de montañeros por la arista es constante

Abusando de zoom descubrimos al fondo el Cervino, a la derecha de la gran mole del Grand Combin


Lac Bleu. Ya hemos bajado a la Plan de l'Aiguille para comenzar la caminata


El Grand Balcon Nord es una de las rutas senderistas clásicas de los Alpes. Las fotos podrán dar idea del motivo


Al llegar al collado de "Le Signal" nos reciben Les Drus


Por el otro lado los conjuntos de Grépon y Grands Charmoz compiten en verticalidad y belleza


Mer de Glace. ¡Cuanto ha disminuido en unas decenas de años!


Tras contemplar el glaciar durante un rato continuamos el descenso hacia Montenvers


Bajando hacemos algunas fotos con el glaciar de la Mer de Glace de fondo


Aquí otra con los rododendros, tan abundantes por estas laderas


Estación del cremallera de Montenvers


Escalinatas para bajar a la Cueva del Glaciar. Cada año tiene que poner nuevos tramos debido al retroceso del glaciar




Leer más...