LISTADO DE PICOS

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Cresta Espadas-Posets, circular desde Biadós


La cresta es larga y con buenas vistas. No es difícil pero hay pasos expuestos (II+ o III a lo sumo) 


Recorreremos la cresta enlazando los siguientes tresmiles:
  • Pavots o Tucón Royo (3.121 m.)
  • Las Espadas o Llardaneta (3.332 m.)
  • Tuca de Llardaneta (3.311 m.)
  • Tuqueta Roya (3.276 m.)
  • Posets o Llardana (3.375 m.)


Domingo. 11 de septiembre de 2016,
  Con Daniel, Sara e Iván.
  Ruta larga y exigente (puede dividirse en dos etapas acampando o vivaqueando en altura si  no queremos acumular tanto desnivel en un solo día).
  La cresta es larga aunque técnicamente no es difícil. Mucha gente la hace sin cuerda, pero nosotros decidimos llevar una de 30 m. junto con el arnés y la usamos para asegurar en un par de cortas trepadas. Cada cual deberá decidir si llevarla o no en función de su experiencia y habilidad.
 Para llegar a Biadós (cota 1.710 m.) tendremos que recorrer una pista de tierra de 11 kilómetros que arranca en la carretera entre San Juan de Plan y Gistain.
  Desde el final de la pista comenzamos a caminar pasando junto a las bordas y descendiendo después unos metros por el GR11 para cruzar el río Cinqueta de Añes Cruces por un puente de madera.
  Con paciencia ascendemos después por la larga senda del GR que sube hasta el Collado de Eriste (2.850 m.) remontando por la margen derecha del barranco de la Ribereta. Allí nos tomamos un pequeño descanso.
  Desde el collado, en lugar de bajar hasta el Ibón de Llardaneta,  perdemos un poco de altura y flanqueamos por una pedrera hacia el norte, abandonando el trazado del GR. Intentaremos perder el menor desnivel posible para auparnos a la cresta por un punto sencillo.
  Obviamos ascender a la pequeña elevación del Diente Royo, que sería el primer tresmil del cresterío, y ascendemos directamente al Pico Pavots (3.121 m.) que es un tresmil principal. Encontramos hitos y hasta una tímido senderillo que asciende entre la oscura pedrera.
 Descansamos un poco en la cima y aprovechamos para colocarnos los arneses.
  Por el norte observamos la larga cresta que vamos a recorrer hasta el Posets, lo que nos llevará aproximadamente dos horas y media. Se están metiendo nubes que nos restarán visibilidad por la vertiente oriental.
  El Pico de Las Espadas, nuestra siguiente cima, se muestra vertical e intimidante asomando entre jirones de nubes.
  La cresta es más espectacular que difícil. Con calma y buen paso vamos avanzando, disfrutando de las aéreas vistas.
  Llegamos a un escalón de unos 3 o 4 metros (grado II+ aprox. aunque algunos lo catalogan de III) y con buenos agarres ya que hay un par de amplias fisuras. Sara e Iván suben sin cuerda y Daniel y yo decidimos asegurarnos. Después de portear el material ¿por qué no usarlo? Según mi punto de vista este es el paso más comprometido de la cresta ya que la trepada es algo expuesta, aunque no es difícil.
  Continuamos ascendiendo, con algunos apoyos de manos, hasta la cima del Espadas (3.332 m.) En general se transita a plena cresta pero algunas veces sorteamos algún tramo más afilado por los lados.
   Perdemos altura por la otra vertiente del Espadas y llegamos al llamado "Paso del Funambulista", que realmente es amplio, corto y sencillo (sin nieve y con roca seca, claro). Más comprometido resulta superar el escalón que encontramos al otro extremo de dicho paso, ya que hay una pequeña trepada (menos expuesta que la anterior). Repetimos operación y Daniel y yo nos aseguramos para superar el tramito más vertical, de unos 3 metros y también con buenos agarres.
  Alcanzamos enseguida la Tuca de Llardaneta (3.311 m.) y después, tras un sube-baja pasamos también por la Tuqueta Roya (3.276 m.)
   De nuevo perdemos altura, pasamos por la salida del corredor Jean Arlaud y encaramos finalmente la pedrera que da acceso a la cima del Posets (3.375 m.) El cansancio ya se nota y paramos para comer algo.
  Para regresar a Biadós utilizaremos la ruta de la vertiente norte, así que abandonamos la cima del Posets por la arista norte y pasamos por su cumbre Norte. Desde allí seguimos los hitos que nos bajan hacia la extensa pedrera del barranco del Clot que en dirección oeste nos conducirán hacia el valle del Cinqueta de Añes Cruces.
  Hay que tener la precaución de abandonar la arista norte por donde los hitos nos indican, y no abandonarla prematuramente, ya que se trata de laderas inclinadas con piedra suelta y terreno escabroso y no es factible ni recomendable bajar por cualquier sitio.
  El cansancio y los dolores de pies o rodillas se hacen palpables conforme bajamos. Es una bajada sin pausa atravesando las pedregosas morrenas del antiguo glaciar. Los bastones son de gran ayuda.
  Cerca de la cota 2.000 el sendero se arrellana e incluso asciende levemente tras cruzar el barranco del Clot para internarse en un bosque de pinos. Se agradece la sombra y nos alegramos de dejar atrás las pedreras.
  La senda baja serpenteando por el pinar. Sobre la cota 1.880 alcanzamos la "Cabaña de la Basa" y hacemos un breve descanso.

  Allí el sendero va tomando rumbo suroeste haciéndose cada vez más amplio, incluso convirtiéndose en pista en los último metros. Desembocaremos en el puente por donde cruzábamos el río hace unas horas al comienzo de la excursión. Ya solo nos queda remontar unos metros por el GR11 para regresa a Biadós en apenas 5 minutos. Nos hemos ganado la cerveza de la victoria.

Puntal de Barrau al atardecer, visto desde Biadós


Subiendo hacia el Collado de Eriste


Collado de Eriste. Por la izquierda vemos parte de la cresta que vamos a recorrer


Collado de Eriste (foto cortesía de Sara)



Perdemos un poco de altura hacia el Ibón de Llardaneta pero enseguida nos desviamos a la izquierda en busca de la cresta


Ascendiendo hacia la cresta, en dirección al Pavots


Buenas vistas hacia la zona Eristes


Cima del Pavots


Cima del Pavots


Comenzamos la arista hacia el Espadas


La cresta se va afilando





Foto cortesía de Daniel


Foto cortesía de Daniel


Foto cortesía de Daniel



Foto cortesía de Sara


La cresta asciende hacia el Espadas


Escalón antes de llegar al Espadas. En mi opinión el paso más expuesto, aunque no es difícil (II+ o III según versiones)


Daniel en el mismo paso (foto cortesía de Sara)


Si queremos minimizar riesgos nos podemos asegurar


Mi turno para superar el escalón


Foto cortesía de Sara


foto cortesía de Sara


Llegando al Espadas (foto cortesía de Sara)


Paso del funambulista, o Silla de Montar (foto cortesía de Sara)


El paso del funambulista es sencillo (foto cortesía de Daniel)


El escalón al otro lado del paso del funambulista (foto cortesía de Sara)


Sara se ocupa de asegurar (foto cortesía de Iván)


El menguado Glaciar de Llardana. Allá abajo arranca el corredor Jean Arlaud


Los cuatro en la Cima del Posets (foto cortesía de Sara)


Dejamos atrás la cima del Posets sumida en la niebla y avanzamos ahora por la arista norte (foto cortesía de Sara)


Hay que abandonar la arista por donde indican los hitos. Precaución, laderas inclinadas con piedra suelta (foto cortesía de Sara)


La arista va perdiendo altura. Más allá de la Brecha Carrive están los Picos Gemelos y Veteranos. Por la izquierda se ve la pedregosa ladera por donde bajaremos hacia Biadós (foto cortesía de Sara)


Vamos dejando atrás las morrenas y las laderas pedregosas (foto cortesía de Sara)


El sendero se arrellana sobre la cota 2.000 (foto cortesía de Sara)


A punto de entrar en el bosque de pinos (foto cortesía de Sara)


Un descanso junto a la cabaña (foto cortesía de Sara)


El Posets y la arista de Espadas vistos desde Biadós (foto cortesía de Sara)


Mapa con el recorrido (fuente IGN)




  • Crónica de Daniel Mur (pinchar aquí para ver la reseña y fotos de Daniel)




  • Crónica de Sara (pinchar aquí para ver la reseña y fotos de Sara)
  • 5 comentarios:

    Mariano Antonio Javierre Lacasta dijo...

    ¡Hola David!
    Esta circular, muy completita por cierto, no la he hecho nunca aunque si por partes. Es muy apropiada para todoterrenos con ganas de marcha.
    Una muy buena idea para cuando volvamos a Posets.
    ¡Que vaya bueno!

    David Naval dijo...

    Hola Mariano!
    Hace tres años hicimos esta misma circular con esquís (pero sin hacer la cresta, solo la Forqueta y el Posets, y en dos días), y también nos gustó mucho. De hecho, la bajada el descenso con esquís por el barranco del Clot es muy disfrutón, nada que ver con el descenso andando, que acabas con los pies y las rodillas molidas con tanta piedra.
    Es una buena forma de conocer la vertiente Oeste del Macizo.
    ¡Saludos!

    Hoy costra, mañana pus dijo...

    Hola David¡

    Buena calcetinada os pegásteis, la bajada por el Clot debió ser fina para las rodillas. Eso sí, la pillásteis a punto, que con estas primeras nieves la cresta estará "entrentenida"...

    Gracias por compartirla.

    Salud¡

    Fer.

    Pirene dijo...

    ¡Que maravilla! pedazo gesta, sí señor. Me gusta mucho que os hayáis asegurado los pasos expuestos... ¡así, sí!.

    Salud!

    David Naval dijo...

    Hola Pirene!
    Gracias. Tenía esta cresta en mi lista de pendientes hace tiempo y por eso la disfruté mucho (a pesar del cansancio).
    Lo de asegurarse es decisión de cada uno. Los pasos son fáciles, pero no está de más. Yo si la haces te recomendaría que lleves cuerda y arnés, irás más tranquila.
    Salud y abrazos!

    Publicar un comentario en la entrada

    Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.