LISTADO DE PICOS

martes, 21 de marzo de 2017

Monte Perdido (3.355 m.), con esquís desde la Pradera de Ordesa


Descendiendo la Escupidera con la magnífica fachada del Cilindro de Marboré


  • Desnivel + acumulado: 2.100 m.   
  • Distancia recorrida: 21 km.  
  • Horario estimado: 9 h. 
  • Track: pinchar aquí para ver o descargar la ruta de Wikiloc 
  • Punto de inicio: localizar en el "Bucardo-Buscador" usando la lupa 

  • Con Daniel, Rafa, Sara, Bea la Andaluza y David Malabarista
    Sábado, 18 de marzo de 2017,
      Ascensión con esquís al Monte Perdido desde la Pradera de Ordesa. Se trata de una ruta exigente en distancia y desnivel y que normalmente requiere un largo porteo. El tramo más delicado lo supone la "Escupidera", los 250 metros previos a la cumbre (habitualmente con nieve dura) y que precisan una correcta utilización de crampones y piolet. No es difícil técnicamente pero si expuesta. Una caída sin una rápida autodetención tendría fatales consecuencias.
      Dejamos el coche en la Pradera de Ordesa (cota 1.315 m.) y sobre las 8 de la mañana comenzamos a caminar por la ruta normal hacia el Refugio de Góriz porteando esquís y lo necesario para pasar la noche, ya que pernoctaremos allí tras la ascensión.
      Tras recorrer casi 6 kilómetros la nieve comienza a ser continua y nos calzamos esquís (cota 1.650 m.) Dejamos la umbría del hayedo atrás y avanzamos foqueando por el sendero que discurre paralelo al río Arazas.
      Pronto llegamos a las Gradas de Soaso. En las lazadas que permiten remontar las cascadas que forman las Gradas la nieve está muy dura y nos tenemos que esforzar para no terminar deslizando hasta el río.
      El valle se abre en el Circo de Soaso. Aquí la insolación es mayor y la nieve ya está muy menguada. Conseguimos llegar sin descalzar esquís hasta el fondo del valle, junto a la cascada de la Cola del Caballo.
      Mirando arriba observamos que en las gradas superiores por encima de las paredes de Soaso apenas queda nieve. Por tanto nos quitamos los esquís y las botas y cargamos todo en la mochila.  Calzados con zapatillas ascendemos por las Clavijas de Soaso (cota 1.850 m.) y continuamos porteando por la parte alta durante un rato.
      Sobre la cota 2.050 aparece nuevamente la nieve y hacemos la operación inversa, nos ponemos las botas de esquí y guardamos las zapatillas en la mochila. Llegamos foqueando hasta el Refugio de Góriz (2.185 m.)
      Nos registramos en el Refugio, descansamos un poco y dejamos algunas cosas en las taquillas. Son las 12:15 cuando reemprendemos nuestra ruta hacia el Perdido.
     Hacemos una larga diagonal hacia la derecha en dirección a Sierra Custodia (Este) y cuando vemos que la pendiente cede por nuestra izquierda cambiamos rumbo al norte.
     Ascendemos por la amplia vaguada del Barranco de Góriz, salvando los sucesivos aterrazamientos que jalonan el camino. Como decorado disfrutamos por nuestra derecha de las escarpadas paredes de Punta de las Escaleras y al frente se yergue el Cilindro de Marboré.
      Llegamos a la llamada "Ciudad de Piedra" (cota 2.700 m.), un rellano salpicado de grandes bloques calizos, algunos de los cuales pueden utilizarse como vivacs. Hace un calor sofocante y nos tomamos un respiro bajo la sombra de una de las rocas.
      Llegamos a los pies del Cuello del Cilindro, allí donde se aloja el Lago Helado (2.975 m.). Por la derecha asoma la intimidante “Escupidera” donde vemos un grupo pasando algunos apuros. Giramos al Este y continuamos ganando altura con esquís por una vaguada hasta la cota 3.115 m., punto donde comienza la exposición.
      Dejamos los esquís, sacamos el piolet y nos calzamos crampones. La nieve está dura aunque permite clavar bien las puntas. Con la debida atención que requiere este expuesto tramo ascendemos los 250 metros que nos separan de la cumbre de Monte Perdido (3.355 m.).
      Hace un día fantástico y disfrutamos de la cumbre un buen rato.
      Descendemos de vuelta a por los esquís sobre nuestros pasos, siempre sin bajar la guardia.
      Tras el esfuerzo de la subida queda la mejor parte de la jornada, el descenso hasta el Refugio. Nos esperan mil metros de desnivel por una nieve bien transformada, fácil de esquiar, que hará las delicias de todos nosotros. A las cinco de la tarde llegamos a Góriz donde nos tomamos una merecida cerveza, dejando pasar la tarde hasta la hora de cenar.


    Desviándose ligeramente del camino podremos contemplar bonitas cascadas (foto dic-16)


    La Cascada del Estrecho (foto dic-16)

    Foqueando junto a las Gradas de Soaso


    Nieve muy dura que exige precaución para no terminar "bañándose" en el Arazas


    Pronto saldremos a los rellanos superiores más soleados


    Llegando al fondo del Circo. Aquí la nieve escasea


    Cascada de la Cola del Caballo


    Bea contemplando la cascada


    Subiendo hacia las Clavijas de Soaso


    Clavijas de Soaso


    Clavijas de Soaso


    Parte superior de las Clavijas de Soaso


    Un sarrio nos observa


    Llegando al Refugio de Góriz


    Tras descansar un poco seguimos el camino hacia el Perdido


    Subimos por la vaguada del Barranco de Góriz


    Por la derecha los contrafuertes de la Punta de las Escaleras


    Ya tenemos la Escupidera a la vista. Se aprecia un grupito en medio de la misma


    Sara


    David y el Cilindro de Marboré a su espalda


    Dejamos esquís y subimos el tramo expuesto con crampones


    Cima de Monte Perdido


    Cima de Monte Perdido


    Cima de Monte Perdido


    Disfrutamos un rato de las inmejorables vistas


    El descenso con buena nieve y vistas al Cañón de Ordesa es impresionante


    Gozando


    Qué bonito es el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido 


    Atardece en Sierra Custodia


    Cae la noche mientras cenamos en Góriz


    Hacia Millaris también el cielo se tiñe de rojo


    Últimas luces desde el Refugio de Góriz

    Mapa con el recorrido (fuente IGN)
    1. Crónica de Daniel Mur (pinchar aquí para ver su reseña y fotos)
    2. Crónica de Sara (pinchar aquí para ver su reseña y fotos)
    3. Crónica de David Malabarista (pinchar aquí para ver su reseña y fotos)


    10 comentarios:

    Ana dijo...

    Espectacular!!!!

    Estebe dijo...

    Buena paliza para el primer día!

    Eduardo dijo...
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
    Eduardo dijo...

    Hola David.

    Ya veo que no solo cayo Monte Perdido. Buena primera jornada, la verdad que el paso por las gradas tenía muy mala pinta, te caes al agua, y te fastidia el día, además del frío que pasas.

    Un saludo.

    carmar dijo...

    Chapeau ante un soberbio recorrido. No es para menos la cara de alegría y satisfacción que tenéis en la cima.

    Salud y Montaña para todos.

    Mariano Antonio Javierre Lacasta dijo...

    ¡Hola David!
    Me ha encantado la estrategia para soportar la paliza, pillar la nieve en condiciones y poder disfrutar de un día y una esquiada excelentes. Lo malo, que pasado no importa, debió ser tanto porteo con tanto peso pero supongo que todo quedaría cumplidamente compensado.
    ¡Que vaya bueno!

    Eiger Robur dijo...

    precioso reportaje como siempre!!

    Mava dijo...

    ¡¡Menuda paliza!!, solo apta para los que estáis entrenados y vais con asiduidad al monte. Enhorabuena por la ascensión. ¡¡Qué buen fin de semana hizo!!, yo el domingo por el Bisaurin disfrutando del día y las vistas.

    A ver la siguiente, David.

    Un saludete.

    David Naval dijo...

    Hola a todos!
    Gracias por los comentarios. Así es, fue un fin de semana donde se "alinearon los astros" ofreciéndonos buena nieve, solazo y buenas condiciones. La motivación y las ganas sobraban en el grupo, y el cansancio es algo puntual, se recupera pronto, pero las sensaciones perduran durante años.
    Gracias por la visita!!

    Vitol dijo...

    Simplemente precioso

    Publicar un comentario en la entrada

    Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.