LISTADO DE PICOS

miércoles, 31 de julio de 2013

Peña Blanca (2.314 m.), Peña Blanca Alta (2.512 m.), Corona del Mallo (2.535 m.) y Peña Campanal (2.392 m.), circular

Circular desde Lacuniacha (Piedrafita). Ascenso por Canal del Burro y descenso por Canal de Cobacherizas

Tras la tormenta,  las cimas que hoy hemos ascendido se recortan al al atardecer


27 de julio de 2013,

   La hermosa estampa que ofrece la cara norte de la Sierra de la Partacua invita a imaginar mil y un recorridos. Saciado ya hace tiempo el deseo de coronar la emblemática cumbre de Peña Telera los ojos se pierden hoy por los pliegues y la aserrada cresta que por el este va declinando para fundirse y desaparecer en el estrecho de Santa Elena.

   He quedado con Iñaki  para visitar la Corona del Mallo y varias de sus cimas satélites. Ascenderemos por la poco frecuentada “Canal del Burro” y regresaremos por la aérea vira que desemboca en la “Canal de Cobacherizas”.

  El recorrido transita por terrero pedregroso y abrupto. Algún fácil pero expuesto destrepe dará emoción a este precioso itinerario. Las magníficas y verticales panorámicas que disfrutaremos desde las alturas compensan el esfuerzo de la ascensión.

   Comenzaremos a caminar desde el aparcamiento del Parque Faunístico de Lacuniacha en Piedrafita (1.360 m.). Retrocederemos por la carretera unos 50 metros para desviarnos por una pista de tierra que se dirige hacia el sur bordeando una construcción ganadera.

   Llanearemos por la pista unos tres kilómetros hasta alcanzar una curva pronunciada. En ese punto la calidad del firme empeora al mismo tiempo que comienza a ganar altura a través del arbolado. El camino se diluirá hasta convertirse en sendero conforme nos aproximamos a las paredes de la Sierra de la Partacua.

   Encontraremos hitos y marcas de pintura. Todo este tramo coincide con el recorrido de aproximación al "Arco Natural de Piedrafita".

  Al salir del bosque caminaremos en dirección oeste, ganado altitud poco a poco entre prados y arbustos y sorteando algún amplio barranco. Al acercarnos al pie de la “Canal del Burro” el terreno se hace más pedregoso. Obviaremos entonces las marcas que nos guían hacia el Arco Natural, que  permanece oculto tras una pared parduzca.  Estamos tentados de desviarnos para visitarlo pero el cielo está muy nublado, podría llover, y no queremos demorar la ascensión.

  Entramos en la amplia canal, que no es tan empinada como parecía vista de lejos. Progresamos por piedras y arduos lomos herbosos. Sorteamos algunos bloques de roca y poco a poco, con la respiración entrecortada,  nos acercamos a las murallas de Peña Blanca.  

   En la base de la pared giramos a la izquierda y flanqueamos por blancas pedrizas en busca del collado al Este de la Peña. Una oquedad en la base de la pared llama nuestra atención. Parece un aprisco abandonado. Un sarrio merodea por la entrada. Nos acercamos a verlo, podría servir de refugio en caso de tormenta.

  Superamos el fácil collado (2.225 m.)  y giramos a la derecha para alcanzar en pocos minutos la cima de Peña Blanca (2.314 m.).

   Contemplamos el horizonte. Hacia el Este  la sinuosa cresta se desliza hacia dos cimas acampanadas, la mayor de las cuales es Punta Cochaldo . Por el Oeste se elevan las abruptas cumbres de Peña Blanca Alta y Corona del Mallo, que se muestran superpuestas y fundidas en un mismo plano desde este punto de vista. Por el norte las paredes se desploman en vertiginosos cortados.

   Descenderemos siguiendo el cordal para dirigirnos a Peña Blanca Alta. Un curioso puente de roca adorna la cresta oriental. Caminaremos por un tortuoso terreno salpicado de edelweiss y otras flores alpinas que crecen en generosos ramilletes.

   Observando el escarpado y veteado relieve intento imaginar el descomunal  tremor que debió de asolar estos parajes durante la orogenia alpina, levantando, deformado y plegando los estratos calcáreos, creando estas formidables elevaciones.

   Hacemos un pequeño rodeo buscando la forma más fácil de ganar la cima de Peña Blanca Alta. Disfrutamos de un breve descanso en lo alto para deleitarnos con las vistas. No perdemos mucho tiempo, las nubes amenazantes y el viento nos animan a continuar caminando hacia el oeste. Salvamos el collado que nos separa de la cercana Corona del Mallo y trepamos presurosos a la cresta somital.

  En realidad la Corona del Mallo se compone de tres cumbres. Las dos más elevadas están alineadas y separadas por un tramo de arista que asemeja una pasarela. Habrá que hacer un corto destrepe, con caída por ambas vertientes, antes de alcanzar la cima principal donde encontraremos un hito de piedras. Quizás el destrepe se podría evitar contorneando la arista por la ladera oriental.

  Contemplamos las altivas Peña Parda y Telera y su fabulosa pared norte, surcada de corredores.  El "paso horizontal" de aproximación a Peña Telera se muestra desde aquí como un senderillo colgado sobre los abismos.


   Por el norte, más de cien metros por debajo de donde nos encontramos, se yergue la Peña O’Campanal, que se muestra como un espolón sobre la pared norte. Tenemos que llegar hasta allí, cosa que parece complicada a priori.

   El descenso menos expuesto se realiza por la derecha (Este) pues aquí es donde la pendiente es menos acentuada. Descendiendo con cuidado por las terracillas, apoyándonos de vez en cuando con las manos, y con cuidado de no tropezar iremos perdiendo altura, resultando al final más fácil de lo esperado.

   Una vez abajo recorremos la cresta que nos separa de la cima de O’Campanal (2.392 m.). Nos asomamos por el norte. El ibón de Piedrafita se ve como un simple charquito, justo a nuestros pies. 

   Descendemos del Campanal para abandonar enseguida la cresta hacia el Oeste.  Nos dirigimos a una visible comba herbosa. Desde allí entraremos en una amplia cornisa, una faja colgada sobre el vacío que nos permitirá rodear la Corona del Mallo por el Oeste hasta enlazar con la Canal de Cobacherizas.

  La vira es muy pedregosa y algo incomoda para andar pues se encuentra inclinada hacia los cortados. No obstante, es ancha y no existe sensación de vértigo. Con el suelo resbaladizo o con hielo este recorrido no sería nada aconsejable.

  Sobre la cota 2.255 m. enlazamos finalmente con la Canal de Cobacherizas,  unos 100 metros por debajo de la Forca de Cobacherizas. Sorteamos un nevero y con resignación comenzamos a descender  la penosa canal,  repleta de derrubios y grandes rocas.  Tras dejar atrás el tramo más incomodo decidimos darle un descanso a los pies y paramos a comer en un rellano herboso.

   Ya simplemente tendremos que seguir la senda que nos conduce al Ibón de Piedrafita (1.604 m.) y desde allí poner rumbo a Lacuniacha por el transitado y turístico sendero. 

   Atajaremos de vez en cuando la pista por los desvíos señalizados y al llegar al coche nos tomaremos una cerveza bien fría cortesía de Iñaki.  Es la una y cuarto,  ha merecido la pena madrugar, y más si tenemos en cuenta las tormentas que descargarían un par de horas más tarde.

  • Desnivel + acumulado: 1.220 m
  • Horario total: 5,5 h. 
  • Distancia recorrida: 15 km.



De camino hacia la "Canal del Burro" vemos las cimas que ascenderemos


Entrando en la "Canal del Burro"


Subiendo la "Canal del Burro". Embalse de Búbal al fondo


Flanqueando hacia el fácil collado por donde se gana la cresta


Desde Peña Blanca vemos las cimas que recorreremos


Corona del Mallo vista desde Peña Blanca Alta


Destrepe hacia la cima principal de Corona del Mallo (aparentemente sería evitable por la parte izda. foto)


Vistas hacia el Este desde la Corona del Mallo


Pared Norte de Telera. El sendero de la travesía horizontal discurre por la franja blanquecina


Peña O'Campanal. Tendremos que descender algo más de 100 metros


Dejamos atrás las cimas secundarias del Corona del Mallo


Iñaki observa por donde hemos descendido (por la parte izda. de la foto)


Cimas ya coronadas vistas desde el Campanal


Ibón de Piedrafita. Cualquiera diría que es un charco visto desde aquí


Caminando por la fajeta


Iñaki observa el primer tramo de faja recorrido


Tras la tormenta de la tarde las siluetas del Tarmañones y Cochata dibujadas bajo un cielo flamígero


Track del recorrido en Google



11 comentarios:

Pirene dijo...

¡¡¡Ole, ole y ooole!!!! ¿esta era una de tus propuestas la última vez que quedamos con J.M., verdad?... ya nos decía él que la encontraba pelín complicadilla... pero aún así, ¡que chulada! ese ambientillo "trepador" de vez en cuando tiene su aquel.

MEGA-TRIUNFADA ¡si señor!

Abracicos!

David Naval dijo...

Hola Pirene,
Sí, esta era. Ya ves que cabezón soy, hasta que no he ido no he parado, je, je.
Un abrazo!

Nunavut dijo...

Un lugar entretenido, magnífico y solitario ese rincón de la Sierra de Partacua. En invierno todavía tiene un ambiente más alpino.
Gracias por compartirlo.

David Naval dijo...

Hola Nunavut,
Así es, los corredores invernales ofrecen gran atractivo aunque a mí esa actividad me viene un poco grande.
Gracias por tu visita. Saludos

J. M. N. dijo...

Si señor, bien maja esa ruta...al final la voy a tener que hacer yo también...
Vamos, de hecho te fusilo el track y la hago el primer día que tenga libre.
Gracias por compartirla.

David Naval dijo...

Hola JM,
Yo creo que no te defraudará. La Canal del Burro no es tan fiera como la imaginaba. Eso sí, te recomiendo madrugar y quitarte la "faena gorda" antes de que el sol caliente.
Saludos!

luis dijo...

Bonito recorrido!
Hace unas semanas subí al Corona de Mallo por el barranco del Puerto y ya entonces pensé que el recorrido que habéis hecho vosotros también era interesante. Habrá que acercarse por allí, aunque de momento me voy a mover más por el valle de Benasque.

De la cima tricefala del Corona de Mallo yo me quedé con la impresión de que la cima central era la más elevada, aunque por muy poco, eso si, el mojón más destacado estaba en la punta noroccidental (quizás por su más fácil acceso).

Como bien comentas la cima central se puede flanquear por su costado Oeste sin necesidad de crestear, pero se pierde ese pequeño disfrute!

Un saludo!
Luis

luis dijo...

quería decir nororiental (NE)...

David Naval dijo...

Hola Luis,
Sí, ya vi tu reseña y eso aumentó mis ganas de subir a esta cima, je, je. También tengo pendiente visitar ese "forato" que hay por la otra vertiente.
Al reeler tu reseña pude confirmar que efectivamente se puede evitar ese pequeño destrepe por donde indicas, bueno es saberlo.
A mi también me dio la impresión que la cima central era más alta.
Gracias por tu visita y saludos!!

Iñaki dijo...

Un placer compartir este recorrido David, y con el mejor sherpa!
Gracias!

David Naval dijo...

Hola Iñaki,
La verdad que pasamos un gran día.
Hasta la próxima!!

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.