LISTADO DE PICOS

miércoles, 17 de julio de 2013

Escocia: The Old Man and The Storr (717 m.), circular

Ruta circular que permite contemplar “The Sanctuary” desde múltiples perspectivas


"The Sanctuary" visto durante el descenso de "The Storr"

20 de junio de 2013,

    Hoy nos esperan varias horas de coche. Queremos visitar la Isla de Skye, “la isla de la bruma”, la más grande y conocida de las Hébridas Interiores.

   Una de las mayores atracciones naturales en esa zona es el “Old Man and The Storr”. Se trata de unas formaciones rocosas monolíticas modeladas por la erosión. El mayor de los pináculos se conoce como “The Old Man”, y la montaña que se encuentra detrás, mostrando unos desafiantes cortados, se denomina “The Storr”.

   El día es desapacible y el ambiguo pronóstico habla de “posibles claros” durante la mañana. En fin, nos arriesgaremos. Salimos temprano de Fort William. La mayor parte del trayecto en coche lo haremos lloviendo. Como no tenemos prisa haremos la obligatoria parada para contemplar el Castillo Eilean Donan, enclavado en una pequeña isla junto a la carretera, unos 15 kilómetros antes de llegar a la Isla de Skye.

   Desafortunadamente la marea está baja, lo que resta espectacularidad. Pero se trata de una llamativa construcción que merece la pena visitar. El Castillo ha servido de escenario en algunas conocidas películas.

 Conseguimos hacer unas fotos justo antes de que abran el puente al público. Menos mal, porque una horda de turistas inunda en escasos minutos los alrededores del castillo. Eso es tomar una fortaleza por la vía rápida.

   Continuamos nuestro viaje. Pronto cruzamos el puente de la Isla de Skye (hace unos años solo se podía cruza en ferry). Seguiremos la carretera que nos lleva hacia el norte de la isla. Pasaremos por la capital isleña, Portree, y enseguida divisaremos en la lejanía la silueta del Storr, con sus abruptos escarpes, y el inconfundible y alargado pináculo del Old Man.
  
   Aparcamos junto a la carretera, que tiene un ensanche lateral para permitir estacionar coches. Hace viento y frío, llueve ligeramente y los cielos continúan muy cubiertos.

   Nos llama la atención que han talado completamente el bosque que había entre la carretera y la montaña. Al parecer hay un plan gubernamental para reforestar con especies autóctonas, principalmente “Scots Pines”. El objeto es restablecer el hábitat natural de la fauna escocesa.

   Nos ponemos los cortavientos y comenzamos a caminar. La senda asciende por los restos del bosque talado directamente hacia “The Sanctuary”, que es como se conoce al conjunto de agujas y pináculos de roca. El olor de madera húmeda y hierba fresca impregna la brisa marina,  resultando agradable avanzar de cara al viento. 

   Algunas sendas suben directas hasta la base del Old Man pero nosotros vamos a hacer una ruta circular y seguimos una marcada traza que se desvía hacia la derecha. Poco a poco iremos ganando perspectiva sobre los monolitos de roca. Continuamente nos detenemos mientras ascendemos para observarlos a nuestra espalda.

   Alcanzaremos un collado donde gozaremos de fantásticas vistas. Es uno de los lugares clásicos para hacer fotos. Hace un viento muy fuerte y la mayoría de la gente se da la vuelta tras hacer unas fotos.

   En el collado tendremos que saltar una valla para el ganado si queremos continuar. Así lo hacemos. El vallado parece marcar el límite hasta donde la mayoría de turistas se aventura.

  El sendero se alejará con objeto de ir rodeando la montaña del Storr. Caminaremos por verdes lomas solitarias con grandes vistas de la costa nororiental de la Isla de Skye. Una fácil trepada nos permite ganar algo de altitud y nos acerca a un rellano al pie de los cortados de la vertiente Norte de la montaña, menos abruptos que los que presentaba por la cara Este.

   La senda, bien marcada, continúa alejándose con objeto de ganar la loma cimera por el punto más sencillo y de menor pendiente. Allí giraremos y caminaremos un buen rato, por fin, en dirección hacia la cima. El lomo es muy amplio, alargado y con poca pendiente.

   Conforme nos acercamos a la cima el viento aumenta en intensidad. Al alcanzar el hito cimero nos vemos envueltos en la bruma mientras las caóticas rachas de viento nos zarandean.  Hacemos un par de fotos y “huimos” rápidamente de allí.

   Comenzaremos a perder altitud hacia el sur, bordeando los precipicios a una distancia prudencial. De vez en cuando me asomo por las brechas para contemplar el impresionante espectáculo de las agujas vistas desde arriba. Hago fotos cuando las nubes se abren.

   Habrá que perder bastante altitud y continuar caminando un buen rato hasta encontrar el punto clave que nos permitirá descender los cortados. Nos dará la impresión incluso de que nos alejamos y vamos en dirección contraria al aparcamiento. Eso es lo que hay que hacer. No hay que intentar descender por ningún otro sitito pues sería muy peligroso.

   Alcanzaremos finalmente un barranco por donde fluye un torrente muy pequeño, sin apenas agua. Se intuye una senda y apreciaremos marcas de pisadas. Por allí descenderemos, con facilidad y sin ningún riesgo.

   Tras alcanzar los prados al pie de los cortados habrá que ir observando el GPS pues en algunos tramos la senda se desdibuja por la hierba. De todas formas se trata básicamente de llegar hasta la carretera, sortear una valla para el ganado, y después caminar algo menos de un kilómetro junto a la carretera hasta el punto de inicio.

   Terminamos contentos de la excursión, y con la cara bien fresca. Como el día es muy largo, durante el viaje de regreso nos desviaremos para visitar la remota aldea de Elgol, enclavada en el extremo de una península al sur de la isla. La carretera es larga y estrecha, con espacio para un solo coche, y no cesa de llover. El trayecto se nos hace un poco pesado.


   En esa población hay un pequeño ferry que permite visitar el lago Coruisk, en plena cordillera de las Cuillin. Hoy desde luego no es el día apropiado, pero podría ser una buena opción para conocer esas montañas dedicando un día completo.

  • Desnivel + acumulado: 594 m
  • Horario total: 2,5 h. 
  • Distancia recorrida: 8,3 km.  
  • Zona: Isle of Skye





El afamado Castillo de Eilean Donan, cerca de la isla de Skye


La senda asciende directa hacia los pináculos


Por detrás disfrutamos de buenas vistas sobre el mar y algún lago


Giramos a la derecha y la perspectiva cambia


Desde el collado tenemos una de las vistas más conocidas del "Old Man"


Tras cruzar la valla de ganado entramos en un terreno solitario, de verdes lomas


Cerca ya de la cumbre del Storr las rachas de viento son fortísimas y la bruma pronto nos envolverá


Bajando del Storr me asomo por las brechas para contemplar "The Sanctuary"


"The Sanctuary" 


Ya hemos dejado atrás los cortados y las brumas que envuelven el Storr


Últimos metros antes de alcanzar la carretera


Track del recorrido en Google



2 comentarios:

amelche dijo...

Muy buenas fotos y muy bien explicado. Os aventuráisteis más que nosotras, fuimos de las que se dieron la vuelta tras las fotos a lo lejos. Pero es que había mucha niebla, lloviznaba, eran ya las siete y pico de la tarde y pensamos que íbamos a tardar más de una hora de llegar y volver al coche y pensamos que se nos iba a hacer demasiado tarde para la vuelta. La próxima vez iremos más pronto y a ver si tenemos más suerte con el tiempo y hace un poco de sol...

Hasta pronto:

Ana.

David Naval dijo...

Hola Ana,
Gracias!. Espero que algún día tengáis la oportunidad de hacer la vuelta completa. Las vistas desde el Storr merecen la pena.
Me gustó esa zona. Si algún día tengo la suerte de volver a Escocia me gustaría conocer las Hébridas más a fondo.
Gracias por tu visita y saludos!

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.