LISTADO DE PICOS

martes, 9 de julio de 2013

Escocia: Loch Affric, circular

 Vuelta al Lago Affric

La pista nos acerca enseguida hasta una granja emplazada en un bonito paraje


18 de junio de 2013,

   Hoy nos desplazaremos hacia el norte, por la carretera que une Fort William con Inverness y que recorre la orilla occidental del famoso Lago Ness.

   Haremos una breve parada para ver el Castillo de Urquhart, que está medio derruido y en cuyas cercanías “dicen” que se han producido la mayoría de avistamientos de “Nessie”.

  Continuamos después hasta la cercana localidad de Drumnadrochit, donde hay un “Visitor Centre” sobre el Loch Ness. Parte de la actividad turística en esta población gira en torno al supuesto monstruo. Como a nosotros no nos atrae este tema ni siquiera paramos.

  A las afueras del pueblo nos desviaremos por la carretera A831, que se dirige hacia el Oeste alejándose definitivamente del Lago Ness. Los primeros kilómetros son de doble sentido pero después tendremos que estar atentos para coger un desvío mal señalizado antes del pueblo de Cannich. Nos espera un larga y muy estrecha carretera que  nos conducirá hasta el remoto paraje donde se ubica el Loch Affric.

   Tras bordear el Loch Beinn encontraremos un parking con mesas para picnic justo donde finaliza la carretera asfaltada.

   La excursión comienza en este mismo punto. El recorrido no tiene pérdida, pues se trata de bordear todo el Lago Affric, primero por su orilla norte para regresar después por la vertiente opuesta.

   El primer tramo discurre por una buena pista entre abedules y pinos, que pueblan las orillas del lago. Pronto divisaremos una granja ubicada en un paraje idílico, con un puentecillo peatonal, unos prados con caballos y un pequeño embarcadero. Es una propiedad particular y el acceso a esa zona está prohibido.

  Abandonaremos la pista principal y recorreremos un marcado sendero que bordea la granja por la derecha. Ganaremos altura suavemente. Veremos algunos grandes ejemplares de viejos pinos caledonios (Scots Pines) e iremos ganando perspectiva sobre el lago conforme nos elevamos. Pasaremos un par de puertas de madera en una zona vallada donde se está regenerando la población de pinos.

   Conforme discurren los kilómetros irá haciéndose más escasa la población de árboles. Los húmedos páramos, con sus brezales y oscuras turberas, comienzan a dominar el paisaje. Imagino que cuando los brezos estén en flor el paisaje deber ser digno de ver. Una agradable brisa fresca parece descender de las lejanas cumbres, que todavía conservan algunos neveros en sus altos barrancos.

  Llevaremos caminando unos 8 kilómetros cuando la senda desemboca en una amplia pista. Giramos a la izquierda para recorrerla mientras continuamos bordeando el lago, que ahora queda oculto tras una loma. Alcanzaremos pronto un refugio y un puente que nos permite cruzar a la otra orilla del Loch Affric, donde se emplazan un par de cabañas.

   Regresaremos siguiendo la amplia pista, que ya no abandonaremos prácticamente hasta el final del trayecto. De nuevo ganaremos algunos metros y podremos contemplar el lago y las montañas circundantes desde una posición elevada.

   Muy cerca ya del parking cruzaremos otro puentecillo que nos devuelve a la otra orilla y nos permite cerrar el círculo.

   Tras comer en el área de picnic consideramos que aún nos queda suficiente tiempo para visitar Inverness. Regresamos hasta Drumnadrochit y allí continuamos hacia el norte para recorrer los 25 km. que nos separan de Inverness. Visitamos la pequeña ciudad en un par de horas. 

   Volveremos a Fort William por la orilla opuesta del Lago Ness. Recorreremos una estrechita y muy poco concurrida carretera que serpentea por los páramos al Este del Lago Ness. Hay que conducir despacio, pero no tenemos prisa, y el paisaje que encontraremos merece la pena.

  • Desnivel + acumulado: 262 m
  • Horario total: 4 h. 13 min. 
  • Distancia recorrida: 17,6 km.  
  • Zona: Loch Ness



El Castillo de Urquhart, muy cerca de Drumnadrochit


Nada más comenzar ya aparecen algunos viejos pinos entre los abedules


Cerca de la granja se emplaza una gran mansión


Elena observa el paisaje, algo difuso por las brumas


Dejamos atrás los enormes pinos caledonios y entramos en tierra de páramos


En el extremo opuesto del lago enlazamos con otra pista


Puente para cruzar a la otra orilla 


Una larga y amplia pista nos llevará de vuelta


De nuevo los pinos aparecen en el tramo final


Track del recorrido en Google



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.