LISTADO DE PICOS

lunes, 15 de abril de 2013

Moncayo (2.316 m.), vespertina con esquís

Ascensión con esquís desde el Santuario

Poca nieve quedaba ya el pasado miércoles en el Moncayo



10 de abril de 2013,      

   Hace unos días Daniel lanzó el anzuelo, una rápida ascensión al Moncayo con esquís por la tarde en día laborable. Y como el cebo era brillante y apetecible picamos. Carlos y yo hacemos unos arreglos en el trabajo y conseguimos librar la tarde del miércoles. Estamos convencidos de que es la última oportunidad esta temporada de coronar esta emblemática cima zaragozana con esquís, ya que tampoco da muchas oportunidades a lo largo del año.

   Nada más comer salimos de Zaragoza Daniel, Nacho y yo. En Borja nos espera Carlos y en el Santuario nos reunimos también con Pachi que viene desde Tudela.

  Pocos minutos después de las 4 y media ya estamos caminando por la senda normal que sale desde el Santuario. Hay menos nieve de la esperada y tendremos que portear unos 20 minutos. Ha desaparecido un montón de nieve desde el anterior fin de semana.

   Comenzamos a foquear antes de salir del bosque. La cumbre está totalmente cubierta de nubes y sopla viento. Vamos, lo habitual siempre que venimos al Moncayo, ya no recuerdo la última vez que subí al Moncayo con buen tiempo.

   Salimos del bosque en la parte baja del Circo de San Miguel. Tendremos que quitarnos los esquís por unos minutos para salvar el caos de piedras que hay en la cubeta pues apenas hay nieve en el fondo del Cucharón.

  Nuestra intención es subir por la loma de la derecha, suele ser la ruta habitual para ascender con esquís. Con nieve blanda apenas presenta dificultades ya que tiene una pendiente bastante asequible.

   Tras cruzar el revoltijo de piedras llegamos a un bosquecillo de pinos que hay que atravesar antes de salir a la loma superior. Nos calzamos los esquís de nuevo y en pocos minutos salimos al lomo por encima de los árboles. Ya simplemente tendremos que ganar altitud haciendo zetas hasta desembocar en la misma cumbre.

  A nuestra espalda se abren grandes vistas de las llanuras y los pueblos de las comarcas de Tarazona y el Campo de Borja bañados por el sol de la tarde. Donde estamos nosotros en cambio cada vez está más negro y sopla un viento con rachas cada vez más fuertes. Conforme ganamos altitud las condiciones empeoran.

   La senda habitual de ascensión al Moncayo en verano, justo al otro lado del Circo, apenas tiene nieve. Se aprecia claramente el camino dibujado en la ladera.

   Cuando faltan 200 metros para la cima Pachi decide darse la vuelta. Tiene que volver a trabajar, hoy apenas ha dormido y el avance cada vez resulta más incomodo. Mientras él regresa sobre sus huellas los otros cuatro seguimos hasta la cumbre.

  Avanzamos ya totalmente metidos en las nubes, zarandeados por el viento y guiados por el GPS. En varias ocasiones nos tenemos que parar y agazaparnos para no salir volando. Afortunadamente la nieve está blanda y la pendiente va cediendo conforme nos acercamos a la cima.

   A las 18:30 alcanzamos el vértice de la cima. Quitamos las focas agarrándolas con fuerza, pues las ráfagas son tan fuertes que incluso la mochila y esquís amenazan con salir despedidos. Agachados a resguardo del bloque de hielo donde ha quedado encastrado el vértice geodésico nos preparamos para la bajada. Apenas nos escuchamos cuando intentamos hablar.

  Comenzamos a descender bastante juntos, sin perdernos de vista. Poco a poco perdemos altitud y la violencia del viento comienza a remitir. Estamos empapados, al parecer el aire estaba cargado de humedad y da la impresión de que nos han dado con una manguera. Esta montaña no deja de sorprendernos con sus repentinos cambios meteorológicos, hay que ir siempre bien preparados con ropa de abrigo y material de montaña y no desdeñar su modesta altitud.

  Pronto salimos de las nubes y recuperamos la visibilidad. Continuamos esquiando con más alegría pero con cuidado porque afloran piedras y arbustos.  Enseguida llegamos de nuevo a la base del Circo. Cruzamos el tramo de rocas con los esquís en la mano y todavía prolongaremos la esquiada por el bosque aprovechando todos los retazos de nieve.

  Un corto porteo de quince minutos y enseguida llegamos al Santuario donde Pachi nos está esperando. En total nos ha costado algo menos de tres horas. Es una ruta de ascensión muy rápida y directa.

   Todavía nos da tiempo a tomar unas cervezas con patatas fritas sentados bajo el tejadillo del restaurante mientras charlamos un rato. Comienza a llover cada vez con más intensidad y a ponerse el cielo muy negro. Al final hasta hemos tenido suerte pues da la impresión de que en la cumbre ahora las condiciones deben ser infernales.

  • Desnivel + acumulado: 770 m
  • Horario total: 3 h. 
  • Distancia recorrida: 6 km.



Pasadas las 16:30 comenzamos a portear desde el Santuario

En cotas bajas no queda ni rastro de nieve pero en menos de veinte minutos ya podremos foquear


En la base del Circo de San Miguel nos quitamos esquís hasta el bosquecillo que se aprecia a la derecha


Cruzando hacia la loma de la derecha por donde ascenderemos a la cumbre


En el bosquecillo de nuevo encontramos nieve para foquear


Ascendiendo por la loma derecha. San Martin de la Virgen del Moncayo a lo lejos


Cima. Sin visibilidad, con fuertes rachas de viento y frío, algo habitual en el Moncayo



Foto finish

Track del recorrido



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.