LISTADO DE PICOS

jueves, 11 de abril de 2013

Vuelta al Midi con esquís


Ruta: Portalet - Soum de Pombie – Col Suzon – Bious Artigues - Col d’Anéou

En el Col de Suzon, junto al Midi, más feliz que una perdiz

7 de abril de 2013,        

   Ya hace tiempo que nos rondaba la idea de realizar la vuelta al Midi con esquís. Este domingo se dan las condiciones ideales para esta actividad: día soleado, nieve abundante y muchas horas de luz.

   Quizás  la ruta no tenga esquiadas memorables ni adrenalínicas, pero los amantes del esquí de travesía en estado puro, entendido como un medio de moverse por paisajes nevados, no se sentirán defraudados. Puede resultar dura por la distancia y desnivel acumulados pero la variedad de paisajes, las diferentes perspectivas del Midi mientras los circunvalamos y el bonito entorno natural harán que disfrutemos durante todo el recorrido.

   Cruzamos la frontera por el Portalet y bajamos un kilómetro hasta el cercano aparcamiento de Anéou (1.730 m.) donde dejamos los coches. Son poco más de las 9 cuando comenzamos a foquear en dirección al Col de Soum de Pombie por la ruta habitual de aproximación al Refugio de Pombie.

   Vemos a Donato y a Jorge, de lameteoqueviene, acompañados de algunos de sus amigos. Ellos también van a hacer la circular. Aprovecho para agradecerles la huella que nos abrieron.

   Ascendemos pausadamente la ladera hasta alcanzar el Col de Soum de Pombie (2.115 m.). El sol da de lleno durante la subida e invita a quitarse ropa.

   En el collado decidimos girar a la derecha para acercarnos a la cercana y sencilla cima del Soum de Pombie (2.134 m.) y desde allí bajar esquiando por las laderas norte hacia el fondo del barranco de Pombie. Nos parece una mejor y más divertida opción que seguir el camino habitual que faldea hacia el Refugio de Pombie. La única pega es que el desnivel a salvar para remontar después al Col de Suzón será mayor y exigirá una transición adicional.

   Foqueamos por el cordal en dirección a esta cercana cima mientras contemplamos las enormes cornisas que se han formado en la vertiente sur. Como telón de fondo disfrutamos de las fantásticas vistas que ofrece la Sierra de Soques, el Lurien y el Palas, con sus blancas siluetas recortadas sobre un cielo azul.

   El grupo de lameteoqueviene han pensado lo mismo y ya han bajado esquiado hasta el fondo del valle cuando nosotros llegamos a la cumbre. Quitamos focas y nos lanzamos también por las laderas hacia el Ruisseau de Pombie. La nieve está cambiante, no tan buena como la esperábamos. Rafa y Luis llevan esquís cortos y les cuesta deslizar.

   Tras alcanzar el fondo del barranco volvemos a colocar pieles y enlazamos con la huella que ha abierto el grupo de Jorge. Tendremos que remontar unos 350 metros de desnivel para coronar el Col de Suzon (2.127 m.), al Este del Midi d’Ossau. Por la otra vertiente se abre un valle de suaves contornos que nos permitirá descender hacia Bious Artigues.

   La estampa del Midi, tan cercana desde el collado, resulta imponente y empequeñece con su colosal figura  a los vecinos picos de Saoubiste y Pombie que flanquean el Col de Suzon por el lado derecho.

   Quitamos pieles de nuevo y nos lanzamos por el valle rumbo a la cabaña de Magnabaigt. La pendiente es suave y nos dejamos deslizar. Un par de palas a medio camino nos permitirán también disfrutar de unos cuantos giros encadenados.

   En la parte baja el paisaje va cambiando y comienzan a aparecer los árboles. Alcanzado el barranco de Magnabaigt volvemos a poner pieles ya que hay que remontar una loma. Iremos girando paulatinamente hacia el Oeste.

   Tras la breve subida la senda comenzará a descender de nuevo por un tupido bosque en dirección al embalse de Bious Artigues. Los que van con esquís cortos quitan pieles. Carlos y yo preferimos seguir con las focas puestas pues deslizan bien y la pendiente no es grande.

   Salimos del bosque justo al lado de la presa de Bious (1.423 m). Aquí hacemos una parada para comer. Todavía queda mucho camino. Luis esquía un poco forzado y no baja cómodo, le falta algo de soltura, y eso le comienza a pasar factura pues acumula más cansancio que el resto. Además tiene algún problema porque se le hacen zuecos y una foca no le pega bien. Con un poco de cera en las suelas y algo de cinta americana se resuelven ambos problemas técnicos.

   Continuamos nuestro recorrido por la ruta que lleva hacia los Lagos de Ayous, en dirección SW. Recorreremos ahora un largo y suave tramo por el bosque hasta salir al bucólico rellano de la Gave de Bious, una amplia planicie que atravesaremos longitudinalmente tras cruzar el río por un puente. A nuestra derecha obviamos el desvío que sube hacia los Lacs d’Ayous.

   Las horas van transcurriendo y las nubes altas van cubriendo el horizonte. Reducimos el ritmo para que Luis vaya más cómodo. Frente a nosotros se alzan las características y esbeltas siluetas de los Picos Casterau y Paradis hacia las cuales nos iremos aproximando.

   Con objeto de hacer el recorrido más suave, aun a costa de recorrer más distancia, decidimos que regresaremos por el Collado de Anéou. Dejamos a la izquierda el desvío de la senda de verano que sube hacia el Lac de Peyreget y que suele ser propenso a aludes en invierno.  

   Iremos rodeando las paredes del Pène de Peyreget (no confundir con el Pico Peyreget). Para ello nos internaremos en un bosque de pinos negros. Ganaremos altitud mientras dejamos cada vez más abajo y a nuestra derecha el barranco de la Gave de Bious, que lleva bastante caudal y forma bonitas pozas.

  Ya con rumbo sur, en el lindero del bosque, alcanzamos el rellano donde se enclavan las cabañas de Lous Quebottes, emplazadas en un marco idílico de montaña y que ya hemos visitado en anteriores excursiones.

  Obviamos a nuestra izquierda unas huellas que suben hacia el Col de l’Iou. La subida por allí es más directa pero Luis hacer rato que se nota muy cansado y es mejor no exigirle esfuerzos intensos.

   Cruzamos el río por una palanca que hay junto a las cabañas y continuamos por el fondo del barranco hacia el sureste. A lo lejos ya se adivina el Col d’Anéou (2.083 m.), flanqueado por los Picos de la Gradillère a su derecha y el Arazures a su izquierda.

   Se está haciendo tarde pero intentamos llevar un ritmo suave para no fundir a Luis. Paso a paso ganaremos metros hasta alcanzar el collado a las 6 y media de la tarde. Por fin vemos al otro lado y a lo lejos la carretera. En la lejanía me parece distinguir que ya solo quedan nuestros coches en el aparcamiento.

   Quitamos focas por última vez y nos lanzamos en busca de la ruta habitual por donde se asciende al  pico Canal Roya. La temperatura está descendiendo rápidamente.

   Esquiamos hacia una planicie por una pronunciada vaguada. La nieve ya se está transformando en costra. Remontaremos seguidamente una pequeña loma sin quitarnos los esquís para enlazar definitivamente con la ruta del Canal Roya y nos dejaremos deslizar por la nieve cada vez más dura hasta el aparcamiento, completando así esta larga pero preciosa circular.

   Junto a los coches nos tomaremos unas merecidas y frías cervezas que ha traído Carlos antes de despedirnos. No perderemos mucho tiempo, es tarde y hay que volver a Zaragoza.
  
  • Desnivel + acumulado: 1.580 m
  • Horario total: 10,5 h. (Lo normal es invertir unas 8 horas) 
  • Distancia recorrida: 24,8 km.




Rafa y Luis vienen al sol y pasan junto al grupo de lameteoqueviene


Huella de dos carriles. El grupo de Jorge hará la Vuelta al Midi también


Rafa llegando al Col de Soum de Pombie. Mar de cumbres al otro lado de la frontera del Portalet


Desde el collado giramos a la derecha para coronar el Soum de Pombie


Grandes cornisas cuelgan hacia el sur


Cima del Soum de Pombie. Ahora bajaremos esquiando hacia el barranco de Pombie


Carlos foquea empequeñecido bajo la gran mole del Midi


Un par de largas zetas nos aproximará al Col de Suzon


Llegando al Col de Suzon


Col de Suzon. Ahora bajaremos esquiando hacia Bious Artigues


Abandonamos el Col de Suzon con el Pic Saoubiste de fondo


Llegando a la cabaña de Magnabaigt


Otro breve tramo foqueando. Entrando al bosque por donde bajaremos hacia el embalse de Bious


Seguimos desde Bious por la ruta habitual a Ayous. EL Midi nos ofrece ahora su vertiente norte


Seguimos teniendo nieve para foquear a pesar de estar a una cota de 1.400 m.


Dejamos el bosque atrás y salimos al amplio rellano de la Gave de Bious


Cruzaremos el rellano con vistas al frente del Paradis y Castérau durante buen rato


Ganamos de nuevo altitud bordeando el Pène de Peyreget por un bosque de pinos


Cruzando el barranco junto a la cabañas de Quebottes. Desde aquí seguiremos el largo barranco hacia el Col d'Anéou


Y para terminar unas cervezas bien frías de nuestra nevera ecológica


Track del recorrido en Google





4 comentarios:

hidalgo dijo...

Muy chula la ruta,a ver si para otra vez me puedo apuntar, es una que tengo en mente y nunca surge la oportunidad.

David Naval dijo...

Hola Sergio, a ver si la repetimos al año que viene.
Este año igual ya mal porque si dura el ascenso de temperaturas y la fusión prevista, en pocos días supongo que habrá que portear por la zona de Bious. Saludos

JonyMao dijo...

¡Pedazo de vueltón, chavales!
Si te pegas la paliza y encima la disfrutas, eso sí que sabe bien.
Saludos

David Naval dijo...

Hola Jony. Es una ruta larga pero sin dificultades técnicas, para pasar un día disfrutando del paisaje y la compañía. Muy recomendable. Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.