LISTADO DE PICOS

jueves, 17 de marzo de 2016

O Bozo (2.083 m.), Punta de Napazal (2.117 m.), Punta Petrito (2.118 m.) y Pico Mesola (2.177 m.) desde la pista de Aísa


Barranco por donde se abandonan los rellanos de Napazal

Domingo, 13 de marzo de 2016
  Ascendemos con esquís y raquetas a estas cumbres que componen el cordal que separa los Valles de Aísa y de Aragüés. Es la llamada Sierra de la Estiva. Para ser exactos nos faltó la ascensión del pequeño casquete somital del Mesola pues la nieve estaba muy dura y hubiera sido una locura subir sin crampones ni piolet. Para pisar esa cima se debe superar una empinada rampa, fácil pero expuesta con hielo, con caída por ambos lados. Los "picos de vacas" no deben subestimarse en invierno.
  Subimos por la pista de Aísa y aparcamos a una cota de 1.380 metros, un kilómetro antes de llegar al Parking previo a la valla que corta el paso de vehículos. Hay nieve y no se puede llegar en coche hasta el final, así que alargaremos un poco la ruta.
  Nos calzamos raquetas y esquís y subimos por la pista. Cruzamos la cancela y tras un fuerte repecho en curva hacia la izquierda vemos asomar la chimenea del Refugio de Saleras (cota 1.570 m.), que está en una ladera a la izquierda del camino. Elena decide quedarse descansando al sol y el resto continuamos caminando por el fondo del valle, en dirección noroeste, por el amplio rellano de Napazal por donde discurre el torrente del Barranco de Igüer.
  Caminamos sin apenas ganar desnivel. En verano estos llanos son pastizales, pero hoy encontramos una capa irregular y algo escasa de nieve que oculta el arroyo y guarda trampas (yo me metí en un pozo hasta la cintura).
  Para llegar al Collado del Bozo se puede ir por el fondo del valle (como hicimos nosotros) o también por la derecha, ganando altura a media ladera bajo el Pico Llena de la Garganta. Según las condiciones de la nieve elegiremos una u otra ruta.
  Llegamos casi al fondo del valle, donde unas paredes calizas cortan el paso. Allí giramos a la izquierda por la vaguada de un barranco que asciende hacia el oeste en fuerte pendiente. Es importante valorar si conviene subir por aquí en función del estado de la nieve o del riesgo de aludes. En invierno las condiciones son muy cambiantes.
  El trazado de la barranquera nos conducirá hasta la base de una pared, pero es mejor no llegar hasta la muralla sino desviarse a la derecha por una loma de menor pendiente, con algo de roca aflorando, que nos sacará a terreno abierto.  Recomiendo desviarse a la derecha unos 50 metros antes de llegar a la pared porque nosotros encontramos allí una cornisa de nieve dura muy empinada y difícil de superar para abandonar el barranco.
  Una vez en el rellano superior ya vemos por nuestra izquierda las palas que suben hacia el cordal al que tenemos que ascender. Decidimos no llegar al Collado del Bozo y atacar la pendiente directamente hacia la primera cima de la Sierra, que en algunos mapas viene como "Punta O Bozo" (2.083 m.)
  Desde allí giramos a la izquierda y recorremos el largo cordal, fácil de transitar, que lleva hacia el Pico Mesola. Pasaremos antes por la Punta de Napazal (2.117 m.) y Punta Petrito (2.118 m.), que son simples tachuelas que sobresalen escasos metros sobre la divisoria.
  Llegados a la base del Pico Mesola observamos que la pala que da acceso a la cumbre está helada (tiene orientación noreste), y tiene caída muy fea por ambos lados. Descartamos ascender, pues se necesitan crampones y piolet.
  Para el descenso retrocedemos al amplio collado entre Petrito y Napazal y nos lanzamos por una amplia ladera de orientación Este. En la parte baja se intuyen pequeñas cortaduras y por ello conforme perdemos altura vamos con tendencia a la derecha, entrando en un pequeño bosquecillo de pinos que atravesaremos para bajar hasta el fondo del valle. Allí confluimos con la ruta de subida. Bastará con regresar sobre nuestras huellas para volver al punto de inicio.

Al poco de pasar la verja de la pista de Aísa nos recibe un agreste y bonito paisaje de montaña


Llena del Bozo, Llena de la Garganta y Aspe, los grandes de la zona


Refugio de Saleras


Lecherín, Mallos de Lecherín y Rigüelo


Caminaremos hasta el fondo del rellano, donde las paredes forman un plegamiento bajo la Punta Alta de Napazal y cortan el paso


El barranco por donde abandonamos la llanura hacia la izquierda


Ahora ganamos altura con rapidez


Subiendo por el barranco llegamos a esta pared. Se ve a José bajando y mis huellas de esquí a la derecha, tras intentar pasar cerca de la pared. Abandonamos ese paso por encontrar una cornisa muy dura. Es mejor desviarse 50 metros antes de llegar a la base de esa pared, más o menos donde he tomado la foto


Por aquí se sube mejor aunque hay algo de roca. De hecho hay algún hito


Seguimos ganando altura por terreno despejado hacia el cordal


Vistas del largo cordal desde la cima de O Bozo. Se ve a mis dos compañeros que han subido más al sur. Uno ha llegado al collado con el perro y el otro todavía asciende por la pala


Nos reunimos en el collado para recorrer el cordal


Por el cordal


El cordal culmina en el Pico Mesola


Efectos del viento


La rampa que sube a la cima del Mesola (al fodo) está helada. Allí nos daremos la vuelta


Mallos de Lecherín y Rigüelo. Por detrás asoman las cimas del Circo de Ip (Picos de la Tronquera, Pala Alcañiz, Collarada)


Mapa con el recorrido realizado (fuente IGN)


3 comentarios:

Unknown dijo...

Bonita circular David. Una vuelta que no conocía. Me la apunto para el futuro. Un saludo.
Javi de Canfranc

Javier Trullen dijo...

Bonita circular David. Una vuelta que no conocía. Me la apunto para el futuro. Un saludo.
Javi de Canfranc

David Naval dijo...

Hola Javi.
Esta ruta suele ser poco frecuentada porque la mayoría de gente sube hacia el Aspe, la cima más significativa del sector.
Estas montañas tienen poca altitud y a veces es difícil encontrarlas con nieve suficiente para bajar esquiando hasta los llanos de Napazal.
También se puede subir desde Lizara.
Un saludo!

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.