LISTADO DE PICOS

martes, 15 de marzo de 2016

Canal Roya (2.345 m.), sin quererlo


Llegando al Col de L'Iou


Sábado, 12 de marzo de 2016
  Vista sobre el mapa parece una ruta ilógica. Terminamos ascendiendo al Canal Roya por enésima vez, sin quererlo, empujados por las nieblas, buscando nieve polvo y condicionados por las vicisitudes que ese día fueron pródigas. Al final resultó un recorrido muy diferente al que habíamos planeado.
  El esquí de travesía es una actividad poco aconsejable para realizar en solitario, sobre todo si nos movemos por zonas apartadas, alejados de "la civilización", y eso nos quedó claro el sábado. Focas que no pegaban, fallos con las fijaciones e incluso un esquí que desapareció en la cima del Canal Roya (que luego encontramos de milagro) se quedaron en meras anécdotas al hacer la actividad en grupo. Los problemas se resolvieron fácilmente contando con la ayuda de los compañeros.
  Una avería tonta en el material (que tarde o temprano ocurre) en un paraje aislado, con nieve profunda, puede convertirse en un problema muy serio si estamos solos, y no digamos nada si las condiciones meteorológicas son adversas.
  Reflexiones aparte, el sábado nos juntamos Sara, Iván y yo con idea de hacer una larga ruta hasta el Pic d'Ayous, con varias transiciones, una "calcetinada" en toda regla.
  Cruzamos la frontera por el Portalet y salimos del Parking d'Anéou (1.730 m.) en una mañana bastante fría y con nubes bajas. 
  En dirección noroeste subimos foqueando hasta el Col de L'Iou (2.192 m.) y continuamos un poco más allá sin abandonar el rumbo. Queremos asomarnos al vallecito descendente de pinos negros que se abre al sur de la alargada Peña de Peyreget ("Pène de Peyreget", no confundir con el "Pic de Peyreget").
  Quitamos pieles y comenzamos a bajar, con buena nieve, como suele ser habitual allí. Pero lo bueno dura poco, enseguida nos engulle una niebla muy espesa que impide ver nada más allá de tres metros. Deliberamos un rato y vemos que no tiene pintas de escampar. Lo más sensato es darse la vuelta.
  Ponemos focas y volvemos a remontar sobre nuestras huellas. Para hacer un poco de tiempo, como en cotas altas luce el sol, ascendemos hacia la Peña de Peyreget. Llegamos a una pequeña antecima y vemos que el resto del cordal es una sucesión de espantosas cornisas. Nos damos la vuelta y volvemos al Col de L'Iou.
  Observamos que en la parte baja del Circo de Anéou también se han metido las nubes, así que nos  lanzamos por nuestra derecha, donde hay visibilidad. Bajamos esquiando hacia los soleados rellanos al Este del Pic de la Gradillère, siguiendo las suaves vaguadas del barranco de la Glère. La esquiada no pasará a la historia, el viento helador ha formado una costrilla muy puñetera.
  Si queremos evitar las nieblas hay que subir, así que volvemos a poner pieles y aprovechamos una huella de raquetas que sube hacia el Col d'Anéou (2.083 m.) Al alcanzar el collado vemos que por la otra vertiente, en el vallecito de la Gave de Bious, luce un sol radiante y la nieve se conserva fría y casi polvo. No nos lo pensamos dos veces, quitamos focas y nos tiramos para abajo.
  Por el norte sigue habiendo mar de nubes, así que descartamos adentrarnos más en Francia y buscaremos la frontera, donde los cielos están abiertos. Al alcanzar el fondo del valle giramos al sur e improvisamos una subida a Canal Roya bordeando los escarpes occidentales del Pic de la Gradillère, acercándonos al Col de Houer. Es una subida agradable, sobre todo por lo solitaria, aunque el precio a pagar será tener que abrir huella un buen rato por nieve pesada y agotadora (menos mal que venía Sara con ganas de guerra).
  Llegamos a la cima de Canal Roya (2.345 m.), pero nos recibe un viento helador y nos marchamos pronto. La bajada la hacemos por la ruta normal, por la "autopista del Canal Roya", siguiendo la marcadísima huella que nos llevará de vuelta a la carretera.
  (En el track he eliminado el tramo por el bosque de pinos donde nos dimos la vuelta por resultar irrelevante)




Circo de Anéou


Nos toca abrir huella desde el principio


Col de L'Iou


Midi d'Ossau al fondo. Pronto nos envolverán las nieblas


Regresando tras abortar la bajada por el valle de pinos negros


Sara por el cordal de la Peña Peyreget


Cornisas amenazadoras. Aquí nos paramos


Volveremos al Col de L'Iou. En el collado se ven unos puntitos que son montañeros


Bajaremos hacia los rellanos al Este del Pic Gradillère


Volvemos a poner pieles para subir al Col de Anéou


Bordeando los espolones rocosos del Pic Gradillère por el Oeste


Sara currándose la huella hacia Canal Roya


El sol da de punta y sudaremos a pesar del frío


La subida por la norte de Canal Roya es solitaria 


Llegando a Canal Roya


Iván sube para recuperar el esquí que dábamos por perdido (¡Gracias Iván!)


Mapa con el recorrido realizado. La subida al Col de L'Iou se puede obviar si solo queremos ir al Canal Roya (fuente IGN)


4 comentarios:

Mariano Antonio Javierre Lacasta dijo...

¡Hola David!
Parece ser que este finde fue el de las renuncias obligadas. Nosotros también renunciamos a Mandilar con Oscar.
Sara tiene pinta de ser muuu peleona pero la Pene del Col de L’Iou, la he hecho dos o tres veces, una de ellas con esquís que dejamos en el resalte rocoso en el que se inician los dientes, personalmente creo que no es una cima demasiado apta para hacerla con las tablas, pienso que hicisteis bien aunque hay gente que esquía lo que no está escrito en los libros.
Esa subida desde Bious al Col Houer la tengo entre ceja y ceja sede hace mucho tiempo, es de libro y me la sé de memoria, pero siempre la he pillado con nieve muy dura y he renunciado pues me da cosa meterme sin seguridad en palas que no conozco.
Con nieve profunda y sin huella, solamente llegar al Col de L’Iou ya cunde pero a pesar de ello yo la prefiero aunque sepa que con el paso del tiempo te quedas sin gasolina y sin alcanzar el objetivo pero… son placeres de machacas.
¡Que vaya bueno!

David Naval dijo...

Hola Mariano,
Es verdad. Parecía que íbamos a tener un día veraniego pero el frío, el viento y las nubes nos recordaron que todavía es invierno.

En cuanto vimos el aspecto del cordal para subir a la Peña Peyreget enseguida descartamos continuar. Más que nada lo hicimos por dar tiempo por ver si despejaba en el valle mientras tanto, cosa que no ocurrió.

La subida a Canal Roya por Col Houer el otro día estaba ideal. Hubiera estado bien que hubierais podido aprovechar nuestra huella, porque la dejamos impecable. Seguro que no tardáis en hacerla!

Un saludo.

Pirene dijo...

¡Ostras tú, que año más raro! repitiendo actividades, meteo chalada...

Nosotros estuvimos en el Pelopin otra vez para iniciar a unos amigos en lo de las raquetas... un día magnífico pero la ruta muy desmejorada: nieve justa y venteada... raro raro raro

En fin...

David Naval dijo...

Hola Pirene,
Este año me he marcado el objetivo de NO volver a subir a Canal Roya!! jejeje
Salud!

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.