LISTADO DE PICOS

jueves, 24 de agosto de 2017

ALPES Glaciar de Rognons y Glaciar de Argentière


Bajando por el Glaciar de Rognons

  
  Miércoles, 12 de julio de 2017,
  Ruta que se realiza en descenso a través de los Glaciares de Rognons y de Argentiére. Requiere ir encordados, sobre todo en el glaciar de Rognons donde encontramos algunas grietas. No así en el tramo del glaciar de Argentiére, que se recorre por uno de sus laterales junto a las morrenas y donde algunos bloques de piedra en precario equilibrio sobre el talud parecen más peligrosos que las grietas.
  Nos desplazamos en autobús hasta Argentière y nos apeamos en la parada de Grands Montets. Allí subimos en el teleférico que llega a la meseta de Croix Lognan y hacemos transbordo para subir en otro teleférico hasta Grands Montets (3.278 m.). La cabina se zarandea porque hace bastante viento. A Yaiza y a mí nos da un poco de yu-yu subir en los remontes en estas condiciones. Yo me quedé atrapado una vez en una cabina durante una tormenta y ahora les tengo respeto.
  En el edificio del telecabina nos abrigamos bien y salimos al exterior. Además de viento hay poca visibilidad, dan pocas ganas de meterse en estas condiciones en el glaciar. Pero sabemos que saldremos de las nubes en cuanto bajemos un poco.
  Por la parte sur del Edificio bajamos unas escaleras metálicas de tramex que nos conducen al Col des Grand Montets, donde entraremos al Glaciar de Rognons, que se extiende por la vertiente Este de la montaña. Se trata de un glaciar secundario tributario del enorme Glaciar de Argentière, cuya masa de hielo "circula" casi 1.000 metros más abajo de nuestra posición.
  La ruta de hoy consiste precisamente en descender por Rognons en dirección E-NE hasta desembocar en el Glaciar de Argentière y desde allí regresar al teleférico de Croix Lognan.
  Tras encordarnos y calzarnos los crampones descendemos una primera rampa bastante empinada. La visibilidad va mejorando y enseguida disfrutamos de fantásticas vistas sobre las Aiguielles du Chardonnet y de Argentière, que se elevan vertiginosas al otro lado del valle.
  Progresamos siempre en descenso siguiendo la huella, que a veces no es muy evidente. Hay grietas semiocultas y algún tramo helado que exigen precaución.
  Tras perder unos 600 metros de desnivel alcanzamos la enorme morrena del Glaciar de Argentière. El hielo da paso a una mezcla de tierra suelta con piedras y bloques de roca. El Glaciar queda todavía muy abajo debido al retroceso que ha experimentado en el último siglo. Nos descalzamos los crampones y localizamos los hitos que nos van guiando entre el caos de roca hacia una escalera metálica que permite descender hasta la masa del Glaciar (peligroso intentar descender por otro lugar).
  Alcanzada la escalera de hierro (cota 2.460 m.) bajamos los numerosos travesaños con cuidado hasta llegar a la base.
  Ahora, con rumbo noroeste comenzamos a descender por un lado del Glaciar. La pendiente es mínima y progresamos sin apenas pisar el hielo pues el lateral está repleto de derrubios, tierra húmeda y roca.
 Sobre la cota 2.300 m. llegamos al final del Glaciar y enlazamos con un sendero por donde bajamos hasta un Point of view (2.177 m.), un mirador con buenas vistas. Estamos un rato contemplando el impresionante frente del glaciar, una mezcla de enormes bloques, grietas y escarpadas paredes de roca pulida donde de vez en cuando se desprenden trozos de hielo.

  Después seguiremos el turístico sendero, ya convertido en pista, que durante 1,5 kilómetros en dirección oeste nos devolverá hasta Croix Lognan (1.972 m.) donde nos espera el teleférico que nos bajará al aparcamiento.

Esas nubes lenticulares sobre la Aiguille du Midi no nos dan mucha confianza para la ruta de hoy


Desde el teleférico de Grands Montets bajamos por las escaleras al encuentro del Glaciar de Rognons (queda a la izquierda del collado)


Nos calzamos crampones y nos encordamos


Bien abrigados, hace viento


El nivel de nubes está bien delimitado, justo encima de la cabeza de Rafa


Las Aiguilles de Chardonnet y de Argentière enfrente




Vamos perdiendo altura en busca del Glaciar de Argentière, que parece un enorme río blanco allá abajo


Escenario alpino y preciosas vistas durante el descenso


Hay que andar con cuidado, hay grietas semiocultas y placas de hielo


Daniel y Yaiza forman la segunda cordada


Alcanzamos la morrena del Glaciar de Argentière


Seguiremos los hitos que nos conducen a la escalera que permite bajar al Glaciar


Con precaución al pasar algunos tramos de roca pulida


Un montañero comienza a bajar por la escalera metálica


Contraluz en la escalera que baja al Glaciar de Argentière






Hay que perder un buen desnivel


Bajaremos por el lateral del Glaciar de Argentière, el camino es una mezcla de tierra húmeda y rocas


Ya hemos enlazado con el sendero por donde se abandona el Glaciar




Bajamos al "Point of View" para contemplar el frente del glaciar


El frente forma una impresionante cascada de hielo agrietado


Los cuatro con el Glaciar de Argentière al fondo


Bajando hacia el teleférico de Lognan para regresar al coche


Mapa con el recorrido en color naranja


5 comentarios:

Franeto dijo...

Impresionante, David.
Ya me dirás que día fue esto. Nosotros fuimos el día 3 de agosto, subimos caminando desde abajo, desde el cabina Grands Montets, por la pista de esquí... es muy empinado. Al llegar a Croix de Lognan, tomamos ese camino turístico hacia el Point de Vue. Es espectacular. Luego bajamos caminando por un precioso bosque, hasta una estación de tren. Les Tines, y deahí en Bus a Chamonix... hemos estado cerca, compañero... creo que vamos a tener que repetir Alpes, al ver tu entrada, nos hemos animado.
Gracias.

Mariano Antonio Javierre Lacasta dijo...

¡Hola David!
Las escalerillas hay que cogerlas sí o sí. No me imagino el descenso o ascenso fuera de ellas.
El día que subimos al Refugio de Argentieres, comienzo de nuestra travesía, empezamos con lluvia y niebla pero pudimos llegar al refugio. Al día siguiente tomamos erróneamente el corredor a la Aiguille de Argentieres en lugar que el de Chardonet y desde casi 3900 nos tuvimos que dar la vuelta en una jornada movidita. Ahora veo lo que imaginamos más que vimos. La meteorología es fundamental para el disfrute.
Que vaya bueno!
¡

David Naval dijo...

Hola Franeto!
Nosotros estuvimos un poco antes. El día de la actividad fue el miércoles 12 de julio. Yo he estado ya dos veces por esa zona pero aun me quedan muchos Alpes por ver (la zona Suiza apenas la conozco).

Hola Mariano!
Es verdad, esas morrenas laterales a veces son complicadas y peligrosas de descender, con esos bloques de piedra inestables que se pueden venir abajo o con paredes pulidas imposibles de descender sin cuerda. La meteorología es siempre la gran incógnita, puede convertir una agradable jornada en un suplicio. Yo las Aiguilles que comentas casi me conformo con verlas desde la distancia, jeje.

Saludos a ambos y gracias por pasar!

Pirene dijo...

¡Olé fotaca de las nubes en la guille de midi! sí señor!

Salud!

David Naval dijo...

Buenaas Pirene!
La foto es chula de ver pero cuando sales del apartamento y ves esos nubarrones y el viento soplando con ganas da como cosa montarse en un teleférico y subirse a 3.300 metros para bajar andando...glup!
Salud también!

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.