LISTADO DE PICOS

miércoles, 16 de julio de 2014

ALPES (Chamonix) Les Houches, Bosque des Arandellys, Bellevue, Prarion, Collado Forclaz, circular


Subiendo a Prarion. El Tramway du Montblanc se ve al fondo, regresando del Nid d'Aigle. Desde allí se inicia la "ruta normal" de ascensión al Mont Blanc (vía Goûter)


30 de junio de 2014,
  Primera jornada en los Alpes. Amanece cubierto y caen algunas gotas.
  Hoy haremos una ruta circular desde el pueblo donde estamos alojados. Nos acercamos paseando hasta la Oficina de Turismo, en el centro del pueblo de Les Houches (altitud 1.000 m.), donde marcaré el comienzo de la ruta.
  Elena prefiere subir en teleférico y continua hasta el cercano parking de Bellevue para utilizar los remontes. Yo comienzo a caminar por una calle que sube por la izquierda de la Oficina de Turismo. Junto a un aparcamiento ya veo el primer poste indicador con el texto "Les Arandellys".
  Ascenderé por un camino asfaltado, flanqueado de chalets y coquetas viviendas unifamiliares. En la parte alta del barrio otro cartel nos encamina hacia el interior del bosque.
  Hay mucha humedad y enseguida me noto empapado. La senda asciende por un umbrío bosque de píceas, una conífera de aspecto similar a los abetos.
  Paso por algún desvío señalizado. Por mi izquierda oigo discurrir el barranco de La Griaz, cuyas aguas provienen de un glaciar a los pies de la Aiguille de Goûter.
  Alcanzo la cota 1.757 m. y me encuentro con la “Caseta Forestal de Arandellys”. Enseguida termina el bosque y veo frente a mí el pequeño Mont Lachat, una sencilla cima de laderas herbosas. Un desvío nos invita a ascenderlo por su collado Este.
  Por un momento me planteo subirlo, pero Elena me espera y sigue habiendo poca visibilidad. Entre jirones de nubes veo de vez en cuando el Valle de Chamonix, que ya va quedando bastante abajo.
  Continúo de frente, faldeando por el norte del Mont Lachat. La senda atraviesa un tramo de ladera descompuesto y luego llanea, incluso desciende ligeramente, hasta desembocar en el Edificio del teleférico de Bellevue (cota 1.800 m.)
  Allí está Elena, y varias decenas de personas. Sorprende ver tanta gente arriba después de haber ascendido en completa soledad.
  Caminamos hasta un cercano mirador, junto al Hotel Bellevue, que por algún motivo administrativo no llegó a abrir sus puertas. Las vistas del cercano Glaciar de Bionnassay y el Dôme de Goûter son muy buenas desde este punto. Lástima que no podamos disfrutarlas debido a las nubes bajas.
  Bajamos paseando por una pista junto a las vías del tren cremallera del Montblanc hasta el vecino Col de Voza (1.659 m.). Allí hay un gran restaurante y zona de servicios.
  Remontamos siguiendo rumbo noroeste por la pista que sube al Hotel-Restaurante Prarion (1.864 m.), donde llega otro telecabina. Elena se rinde a la comodidad y decide bajar otra vez usando los remontes. Yo continúo caminando hacia el norte, por una senda que próxima al cordal llega hasta la cima del Monte Prarion (1.969 m.). Las vistas desde allí prometen ser fantásticas. 
  Espero un rato ansioso, pero siguen sin abrirse los cielos y me tengo que resignar. Sigo mi camino.
  Bajaré ahora por la vertiente norte del Prarion. La senda, bien trazada, desciende por una inclinada ladera repleta de rododendros en flor. Disfruto de amplias vistas del valle por ambas vertientes (Saint Gervais por el Oeste y Chamonix por el Este). Las Aiguilles de Chamonix sobresalen de vez en cuando entre nubes vaporosas.
  De nuevo entraré en el bosque. Desciendo con rapidez hasta el Col de Forclaz (1.533 m.). Allí confluyen varias sendas señalizadas. Me desvío a la derecha por la ruta más directa de regreso hacia Les Houches. Una empinada pista forestal  me hace perder altura rápidamente. Me cuesta creer que un vehículo pueda subir por semejante pendiente.
  Sigo los carteles de "Les Houches", que en ocasiones ofrecen varias alternativas posibles. Conforme me aproximo al valle comienzan  a aparecer granjas y viviendas. Las sendas dan paso al asfalto.
  Ya en plena civilización pasaré junto a los remontes de Prarion primero y de Bellevue después, antes de llegar de nuevo a la Oficina de Turismo, donde me está esperando Elena.

  • Desnivel + acumulado: 1.310 m
  • Horario total: 6 h.  
  • Distancia recorrida: 18,4 km.

subiendo por el umbrío Bosque des Arandellys


Se abren las nubes y veo Les Houches que ya quedan bastante abajo


Desde Bellevue hay una buena vista del Dôme de Goûter y el Glaciar de Bionnassay. Hoy están tapados


Col de Voza


Subiendo al Hotel Prarion


La Aiguille du Midi se deja ver un momento desde la cima del Prarion


El Oeste, donde el valle es amplio y se abre hacia Sallanches, está muy poblado 


Rododendros en flor a comienzos de julio



4 comentarios:

Eduardo dijo...

Para un primer contacto con la zona, está bastante bien, eso si, entre el telecabina, los restaurantes y el tren cremallera, la verdad que le quitan parte del encanto, un saludo

David Naval dijo...

Hola Eduardo,
Así es, es una zona turística con muchos visitantes, tanto en verano como en invierno (tiene mucha infraestructura de esquí). Allí se mezclan senderistas, aficionados a la BTT, parapente, escaladores....
Pero el encanto son sobre todo los paisajes. Seguro que sabiendo buscarlos habrá también rincones más solitarios y menos humanizados (habrá que volver para buscarlos jeje).
Saludos!

silvia dijo...

Jooo, me estás dando unas ganas de ir...suerte que ya empieza a estar cerca también nuestra fecha!!!! en un mesecito ahí que estamos!!
Tienen muy buena pinta todas esas rutas que te has marcado. Seguiremos leyéndote.
Un abrazo a los dos!

David Naval dijo...

Hola Silvia,
Llevadme con vosotros!! Quiero volver!!...Bueno, a ver si tenéis suerte con el tiempo, eso es fundamental.
El mes que viene os leeré yo.
Un abrazo para vosotros también!!

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.