LISTADO DE PICOS

martes, 3 de junio de 2014

Alcaine - Obón, Parque Cultural del Río Martín


Los cañones del Río Martín componen bonitos parajes donde practicar el senderismo

1 de junio de 2014,
   Volvemos a la comarca de las Cuencas Mineras (Teruel) para seguir recorriendo parajes del Parque Cultural del Río Martín.
   Esta vez nos desplazamos hasta la curiosa localidad de Alcaine, emplazada en un promontorio sobre la margen izquierda del Río Martín. Sus empinadas calles y su casco urbano rodeado de crestas calizas rematadas con varios torreones medievales le dan un aspecto fortificado que nos llamará la atención. Merece la pena darse una vuelta por el entorno.
   Dejamos el coche en unas plazas de aparcamiento habilitadas a la entrada del pueblo. Callejeamos un poco y abandonamos la población por el sur, por la llamada "Cuesta de San Ramón", una empinada rampa empedrada que nos baja hacia las inmediaciones del río.
   Al llegar abajo nos desviamos a la derecha, rodeando un edificio, siguiendo los carteles que indican "La Coquinera-Obón". Iremos ganando altura y caminaremos siempre hacia el sur, a media ladera. A nuestra izquierda contemplaremos desde lo alto la pequeña vega que forma el Río Martín, con higueras, nogales, árboles de ribera y pequeñas parcelas de labor.
   A nuestra derecha se elevan los roquedos, con un paisaje árido, típicamente estepario. Abunda el matorral y las sardas con multitud de plantas aromáticas en flor. Si aguzamos el olfato nos deleitaremos con una agradable mezcla de fragancias desprendidas por el tomillo, el espliego, la manzanilla y el romero.
   Cuando llevamos una hora caminando descenderemos al borde del río, en un remanso herboso. Iremos atentos en busca de un hito de piedras que nos desvía a la derecha y nos encamina hacia un corto pasaje equipado con un par de grapas y un pasamanos, muy fácil. De nuevo ganaremos altura para salvar un estrechamiento excavado por el río entre paredes calizas.
   Un poco más tarde bajaremos otra vez al encuentro del río en el paraje denominado "La Coquinera". Allí hay un pequeño merendero y un Abrigo con pinturas rupestres. Los grabados quedan muy altos, bajo una repisa en la roca, y solo se aprecian bien con prismáticos.
   Cruzamos el río por una pasarela metálica y atravesamos un prado. Enseguida nos encontramos con una sorpresa poco agradable. Un rebaño de reses bravas viene corriendo y se detienen a escasos veinte metros, justo al otro lado del río. Da muy poca confianza encontrase en terreno abierto con una docena de vaquillas mirándote fijamente. Elena quiere darse la vuelta, pero ya es tarde, le digo que siga, sin correr y como si no las hubiera visto.
   Así lo hacemos y poco a poco vamos dejando atrás a los animales, aunque la cantidad de boñigas frescas que nos encontramos durante todo el camino nos hace pensar que en cualquier recodo nos vamos a topar con una becerra y vamos a tener que salir corriendo. En fin, ¡avisados quedáis los que hagáis este recorrido!
   Continuaremos caminando por los sotos del río hasta toparnos con una pasarela que nos permite sortear un recodo sin mojarnos. Allí mismo encontraremos también la entrada al "Barranco del Regallo". Decidimos entrar a inspeccionarlo, caminando apenas cinco minutos, hasta llegar a unas cadenas que permiten superar una poza. Había visto una foto en la página de "Los del Termo", y quería ver este paraje.
   Después de hacer un poco el cabra cruzando por las cadenas retrocedemos de nuevo al sendero. 
   Acometemos el tramo final que nos conducirá hasta Obón. El camino asciende y se aleja paulatinamente del río. Pronto se dibuja a lo lejos la Ermita del Santo Sepulcro de Obón.
    De nuevo caminamos por paisaje estepario, salpicado con algunos olivos. Alcanzaremos un mirador con unas mesas de madera. Decidimos dar por finalizada la caminata en este punto y comer disfrutando de las vistas panorámicas del cercano pueblo de Obón.
   Regresaremos por el mismo camino, pero los últimos dos kilómetros los recorreremos por la parte baja del río, como recomiendan "los del Termo". Haciendo caso a Silvia nos hemos traído unas chanclas, pues es preciso cruzar el cauce hasta en cinco ocasiones (he marcado los vadeos en el track).
   En el último cruce del río nos desviaremos momentáneamente a la derecha para ascender hasta el Abrigo de la "Cañada de Marco", donde podremos contemplar algunas pinturas rupestres levantinas con escenas de caza prehistóricas.
   Bajaremos de nuevo a la orilla del río para recorrer los últimos metros por la ribera, a las sombra de grandes chopos cabeceros. Ya muy cerca de Alcaine cruzaremos por última vez el cauce por una palanca. Ya solo nos queda el último esfuerzo de subir la "Cuesta de San Ramón" para cruzar el pueblo y regresar al coche.
  • Desnivel + acumulado: 447 m
  • Horario total: 5 h.  
  • Distancia recorrida: 16,3 km.

Nota: Siguiendo los consejos de Bruno, como bien detalla en su blog, nosotros aprovechamos para visitar a continuación la "Cascada del Cubo". Se trata de recorrer un corto sendero que nace junto a la carretera, a tan solo un kilómetro de Alcaine.

Alcaine. Peirón y torre de la Iglesia de la Asunción


Dejamos atrás Alcaine. Se ve la "Cuesta de San Ramón", por donde hemos bajado del pueblo


Caminamos a media ladera antes de bajar a ese primer rellano


Una fácil trepada para abandonar el primer rellano


De nuevo bajamos hacia el paraje de "La Coquinera"


Cruzamos el río por una pasarela


Y nos encontramos a estas "simpáticas" reses mirándonos fijamente


Esta pasarela nos permite pasar sin mojarnos hasta la entrada del "Barranco del Regallo"


Entramos brevemente al barranco y cruzamos un corto tramo equipado con cadena (no es obligatorio)


Salimos del barranco y ganamos otra vez altura camino a Obón


Obón desde el mirador


De regreso. Elena se acerca al paso equipado con sirga (muy fácil) entre la pared y la aguja


Un tramito con barandilla y pasamanos


Cruzando el río por la variante elegida durante el regreso (lo cruzaremos 5 veces)


Palanca que nos permite volver otra vez a Alcaine


Alcaine

Helianthemum syriacum (romero blanco)
Centaurium quadrifolium




  • + Fotos (pinchar aquí para ver todas las fotos en Picasa)
  •   Track (pinchar aquí para ver o descargar la ruta de Wikiloc)
  • 8 comentarios:

    silvia dijo...

    Bueno, bueno...ya veo que ni una boda os frena!!!
    Sabia decisión la de las chanclas, a que si? Me alegro que os gustara la ruta. Ya os van quedando menos parajes de la zona.
    Un saludo a los dos!!

    David Naval dijo...

    Hola Silvia, y gracias, nos vino de perlas vuestra reseña y el detalle de las chanclas :-).
    Ya viste que las vacas seguían por allí asustando al personal :-(
    Saludos!!

    Eduardo dijo...

    Muy buena ruta David, está la tengo pendiente, y la quiero hacer ya. Veo que me tendré que echar la muleta por si acaso, jaja. Por cierto ¿que caudal lleva el río?, veo en una foto que a Elena le llega el agua por debajo de la rodilla, un saludo

    Bruno dijo...

    Alcaine ofrece ademas dos crestas equipadas que nos llevan a sendos miradores junto a antiguos torreones reconvertidos en palomares. Bastantes cosas que ver cerca de Zaragoza. Lo que no entiendo muy bien es el paso de la cadena en el Regallo que no lleva a ningún sitio. Espero que tuvieseis suerte y encontraseis agua en la Cascada del Cubo, la verdad es que no es fácil y menos en una primavera tan seca.
    Un saludo.

    David Naval dijo...

    Hola Eduardo,
    Si vas acuérdate de las chanclas. Con el calor además se agradece mojarse los pies.
    El caudal del río es muy pequeño. Lo máximo que cubre es un palmo y medio, y la corriente es pequeña.
    El capote igual no te viene mal tampoco, jeje, aunque mejor no incitar a las vacas.

    Hola Bruno,
    Estuvimos a punto también de recorrer las crestas hacia los torreones pero era demasiado para un día.
    La cascada estaba completamente seca, pero pillarla con agua debe ser bastante difícil.
    Las cadenas del Regallo imagino que más bien son para los que hacen el descenso del barranco entrando desde arriba. Nosotros las pasamos por entretenernos simplemente.

    Saludos a ambos!

    JonyMao dijo...

    Muy bonito paseo. Os conoceis ya el cauce del río perfectamente eh!
    Saludos

    David dijo...

    Bonitos y un poco olvidados rincones los que recorristeis! Es una zona de interés para el que es sensible a ese tipo de belleza que viene en "frasco pequeño".
    Los años que estuve trabajando por Calamocha me permitió descubrir muchos pequeños rincones de Teruel, entre ellos este tramo.
    En una ocasión recorrimos el Barranco del Regallo, con agua, algo dificil de conseguir (las cadenas son para cuando se desciende en "seco" y la poza final tiene agua estancada y no apetece mojarse...)

    La cascada del Cubo, en el Barranco del Río Radón, en Alcaine, es también una pequeña joya, lástima que sea tan breve...

    Os dejo el enlace a mi antiguo blog:

    http://davidmalabarista.wordpress.com/2008/05/26/barranco-del-regallo-obon-teruel/

    David Naval dijo...

    Hola Jony,
    No creas, aun nos faltan de recorrer un par de tramos...y algunos afluentes. Todo se andará, jeje.
    Un saludo,

    Hola David,
    Ya veo que te cundió esa época por Teruel!! Además con lo que te gustan a ti esos lugares tranquilos y poco frecuentados (a mi me pasa lo mismo), y lo curioso es que están relativamente cerca de Zaragoza.
    Nosotros aprovechamos para visitar esos lugares por temas familiares que nos llevan precisamente a Calamocha. La verdad que en Teruel hay rincones muy chulos. Quizás parte de su encanto es que son poco conocidos y no están nada masificados.
    Saludos.

    Publicar un comentario en la entrada

    Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.