LISTADO DE PICOS

martes, 15 de mayo de 2012

Sayó (3.220 m.), Cordier (3.254 m.) y Muela de Alba (3.118 m.)


Ascensión en ruta circular con esquís desde la Besurta a la Muela de Alba, Sayó (Segundo Pico Occidental de la Maladeta) y Cordier (Primer Pico Occidental de la Maladeta)

12 de mayo de 2012,

   Este fin de semana daré por terminada mi temporada de esquí de travesía. Daniel Mur ha propuesto un par de interesantes rutas para coronar algunos tresmiles por la zona de Maladetas, así que el viernes por la tarde, en compañía de Bea “la andaluza”, nos desplazamos a su apartamento en Campo donde establecemos el “campamento base”.

  El sábado subimos en coche hasta la Besurta (1.900 m). Son las 8:15 cuando comenzamos a caminar en dirección al refugio de la Renclusa. En el glaciar, a lo lejos, se vislumbran multitud de montañeros diminutos como puntitos ascendiendo lentamente.

   Tendremos que portear unos 15 minutos hasta que nos podamos calzar los esquís, aproximadamente a la altura del desvío de Aigualluts. Con el calor de esta semana ha desaparecido bastante nieve, se nota que hay menos espesor y la cota esquiable sube día a día.

   Comenzamos a foquear y en media hora pasamos junto al refugio de la Renclusa (2.140 m.) donde se aprecia claramente como ha menguado la nieve respecto a la semana pasada.

   Seguimos la huella que en dirección suroeste se dirige hacia el Pico de Alba. Tras subir la primera pala abandonamos la huella momentáneamente y pasamos junto a los ibones de Paderna, que ya empiezan a deshelarse.  Desde allí nos dejamos caer a un rellano y volvemos a enlazar con la huella principal.

  Iniciamos ahora el largo ascenso alejándonos paulatinamente del Pico Paderna, que lo iremos dejando siempre a nuestra derecha y después a nuestra espalda.

  Sobre la cota 2.800 m. abandonamos la ruta normal del Pico de Alba y seguimos unas huellas que ascienden hacia el sur en dirección al Collado de Alba (3.081 m.). El cielo se cubre de nubes negras, baja la temperatura rápidamente y comienza a llover. Vemos algunos esquiadores que se retiran y por un momento nos tememos que tendremos que darnos la vuelta. Nos abrigamos y aprovechamos para comer un poco y entretanto cesa de llover, así que seguimos con nuestra ruta, aunque las nubes amenazantes no se retiran.

    Al collado puede accederse directamente subiendo por un canalón al oeste del Pico Mir. Veo que un poco más a la derecha hay huellas de esquís que ascienden en dirección a la Muela de Alba, así que mientras Daniel y Bea terminan de subir al collado me adelanto y subo con los esquís puestos hasta el mismo collado. Me quito las tablas y subo en pocos minutos a la Muela de Alba, con alguna trepada bastante sencilla.

   Vuelvo a bajar y me reúno con mis compañeros en el collado. Desde allí vemos a un grupo de esquiadores de Teruel que ascienden directamente hacia el collado entre los Picos Mir y Sayó. Nosotros en cambio flanquearemos una larga media ladera más hacia el sur, en dirección al Pico Bondidier. La pendiente es fuerte y la nieve está blanda, no hacen falta cuchillas pero hay que marcar con precaución y firmeza la huella para no resbalar hacia abajo.

  Llegamos al collado Cordier (3.121 m.). Tenemos el Pico Bondidier allí mismo aunque Daniel me comenta que la cima está oculta detrás y hay que seguir una cresta para alcanzarla, así que la dejamos para otra ocasión. Giramos 180º para acometer la subida con los esquís puestos hasta la misma cima del Pico Sayó, también llamado Segundo Pico Occidental de la Maladeta (3.220 m.). Allí nos juntamos con el grupo de Teruel que han subido por la arista noroeste con los esquís a la espalda realizando una trepada.

   El tiempo está algo revuelto. No perdemos tiempo y nos dejamos deslizar con los esquís, sin quitar las focas, hasta el collado entre los picos Sayó y Cordier. Desde allí iniciamos la ascensión hasta el Pico Cordier. Hay que abrir huella porque nadie ha subido por esta ruta hoy. Alcanzamos la cima del Cordier o Primer Pico Occidental de la Maladeta (3.263 m.). En la cima nos juntamos de nuevo con el grupo de Teruel y otros montañeros que están subiendo directamente desde el glaciar de las Maladetas.

  Comemos algo y nos preparamos para bajar esquiando. Desde la misma cima nos lanzamos por una empinada pala al oeste de la cima. También se puede bajar por otra pala al este de la cima. Bea prefiere bajar andando el primer trecho. Con la nieve blanda se hunde continuamente haciendo que su bajada sea algo penosa y cansada, quedándose atrapada con las piernas clavadas en la nieve cada dos por tres.

   La pala desemboca en una meseta justo encima de la Torre Cordier. Desde este rellano hay que bajar al glaciar hacia el este. Cuando hay abundante nieve se baja directamente esquiando pero ahora no hay suficiente espesor y se ha formado un escalón de roca que hay que destrepar. Así que nos cargamos los esquís a la espalda y descendemos con cuidado.

   Una vez en el glaciar nos ponemos los esquís y nos lanzamos directos hacia la Renclusa. La nieve está blanda y pesada al principio pero conforme bajamos y alcanzamos la nieve de color rojizo la calidad mejora y disfrutamos encadenado giros. Pronto llegamos a la Renclusa, rodeamos el refugio por detrás y continuamos esquiando, aprovechando cualquier lengua o resquicio esquiable hasta que la nieve desparece, cerca del río. Nos cargamos de nuevo los esquís a la mochila y en 10 minutos llegamos de nuevo al coche.


  • Desnivel + acumulado: 1.408 m
  • Horario total: 8 h. 
  • Distancia recorrida: 13 km.


Salimos de la Besurta porteando


Primeras rampas rumbo al Collado de Alba


Por delante llevamos a un grupo de montañeros de Teruel


Tras descender de la Muela de Alba me reúno con Bea y Daniel en el Collado de Alba


Dejamos atrás la Muela y el Diente y nos vamos hacia el collado Cordier


Bordeamos por el oeste el Pico Sayó, en un flanqueo algo empinado


Subiendo al Sayó dejamos muy cerca el Pico Bondidier. Más lejos los Picos de Cregüeña


Los turolenses han subido al Sayó por la arista noroeste


Llegando al Cordier. Espectáculo de cumbres


Al suroeste la Maladeta Oriental, Abadías y Maldito


Hora de bajar


Destrepando al glaciar con cuidado. Se ha formado un escalón en la meseta


Track del recorrido en google



Otras excursiones por la misma zona:



2 comentarios:

CARLOS dijo...

Vaya flanqueo que os marcasteis en el Sayó,...vaya ambiente!!, estupenda crónica. un abrazo

David Naval dijo...

Hola Carlos. Menos mal que la nieve no estaba dura en el flanqueo porque en algunos tramos aquello estaba empinadillo empinadillo.

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.