LISTADO DE PICOS

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Balaitus (3.144 m.)

Ascenso por la Gran Diagonal y descenso por la Brecha Latour, desde el embalse de La Sarra

Pico Palas reflejado en el Ibón Bajo de Arriel

1 de noviembre de 2014,
  Larga y completa ruta en compañía de Bea, Sara, Andrea, Daniel, Javi y los Rafas. Realizada el último fin de semana de buen tiempo de este otoño antes de que la nieve cubriera las cimas de los tresmiles.
  Comenzamos a caminar a las 7:15 de la mañana desde el Embalse de La Sarra (cota 1.430 m.), al que se llega en coche por una estrecha carretera que nace en Sallent de Gállego.
  Seguimos por el marcado sendero del GR11 hasta alcanzar el desvío de los Ibones de Arriel (cota 1.760 m.). No confundir este desvío con otro anterior que marca "Pico Arriel".
  Allí giramos hacia el norte y comenzamos a ganar altitud con decisión. La senda supera un escalón rocoso y atraviesa un tramo de bosque antes de salir a una canchalera en las laderas meridionales del Pico Arriel.
  Cruzamos el barranco de Arriel y comenzamos a remontar la pedrera por la margen orográfica derecha del barranco. Poco a poco iremos girando hacia el Este dejando siempre el barranco a nuestra derecha.
  Pasamos por un estrechamiento que nos permite entrar en la cuenca de los Ibones de Arriel y bordeamos el Ibón bajo Arriel (cota 2.165 m.) por la derecha. Mientras caminamos disfrutamos del limpio reflejo del Pico Palas sobre sus tranquilas aguas.
  Antes de llegar al Ibón Alto de Arriel abandonamos el GR por la derecha y seguimos los hitos junto al torrente. Enseguida comenzaremos a remontar una ladera de bloques. Tenemos que tener la precaución de ir girando a la derecha mientras ganamos altura y no confundirnos con los hitos que siguen rectos hacia el Pico Palas.
  Tras superar la ladera alcanzamos la pequeña cubeta donde se aloja el Ibón Chelau (2.410 m.), que como su acertado nombre indica ya se cubre con una fina capa de hielo. Lo bordeamos por su orilla norte y seguimos los hitos que nos dirigen hacia el Este.
  Continuamos ganando altura por pedreras, sin descanso, hasta llegar al “Abrigo Michaud” (cota 2.700 m.), que podría servir como refugio en caso de mal tiempo pues ofrece protección bajo una gran roca.
  Justo aquí el sendero se empina considerablemente. Progresamos por una amplia canal que sube pegada a la pared hasta ganar un collado desde donde se nos muestra finalmente la Gran Diagonal en toda su amplitud. Se trata de una amplia cornisa que recorre oblicuamente la cara norte del Balaitus.
  Por la Diagonal ganamos altura paulatinamente efectuando algunas trepadas sencillas.
  No llegaremos a la “Brecha des Isards”, en el extremo opuesto, sino que un poco antes comenzaremos a elevarnos por la derecha por una pared de roca blanquecina. Hay hitos que nos van guiando y nos ofrecen varias alternativas. En general encontraremos trepadas de grado I+ o II donde se requiere ayuda de las manos y paso seguro.
  Alcanzamos la cumbre sobre las 12:30. Es noviembre pero hace un día magnífico y soleado. Estaremos disfrutando de la cima una hora, todo un lujo a mediados de otoño.
  Para el descenso utilizaremos la ruta de la Brecha Latour, por la vertiente sur. Comenzamos a perder altura en dirección a la Brecha, debiendo hacer algún pequeño destrepe, ya que el terreno se muestra ligeramente aterrazado.
  Ya habremos perdido unos 200 metros de desnivel cuando llegamos al pitón rocoso que se asoma a la Brecha  Latour (cota 2.945 m.). Una gran sirga de acero rodeando la roca cimera sirve para montar el primer rapel.
  Somos ocho, así que invertiremos más de dos horas en el proceso de desplegar cuerdas, rapelar, recoger cuerdas y bajar el nevero de la base. Daniel, Sara y Javi se encargan de montar los tinglados. Llevamos dos cuerdas de 60 para rapelar en simple y cuerdas más finas para recuperar, así que con dos rapeles llegaremos hasta abajo.
  A Daniel, que espera pacientemente a que todos bajemos, le tocará encima tener que solucionar un atasco de cuerda al recuperar en el último rapel. Tendrá que volver a subir un buen trecho de canal, con el peligro añadido de la caída de piedras provocadas por otros grupos que van por arriba. Desde luego el casco no debe faltar en nuestra mochila si decidimos pasar por la Brecha Latour.
  Tras descender la canal nos ponemos crampones para atravesar el empinado nevero de la base, aunque vemos a gente que lo logra evitar rodeando la rimaya. En cualquier caso la nieve está dura.
  A partir de aquí el camino discurre por la margen derecha del barranco de Respomuso. Disfrutaremos durante la bajada de buenas vistas de la erizada Cresta del Diablo por nuestra izquierda y la Arista Le Bondidier por la derecha.
  El terreno de bloques se hace largo e incómodo hasta llegar al Refugio de Respomuso (cota 2.150 m.). Allí, cuando el sol ya se oculta, enlazamos con el GR11. Todavía nos restan unos kilómetros por la senda del GR que, paralela al barranco del río Aguas Limpias, nos devolverá a La Sarra. Llegaremos con la luz de los frontales, cansados pero muy contentos tras doce horas de actividad montañera.
  • Desnivel + acumulado:  1.730 m
  • Horario total: 12 h.  
  • Distancia recorrida: 21 km.



Por el hayedo del GR11


Desvío a los Ibones de Arriel. Aquí abandonamos el GR11


Pedrera de camino a los Ibones de Arriel. Mirando bien descubriréis a mis compañeros "camuflados" entre las piedras


Llegamos a la cuenca de los Ibones de Arriel


Pico Palas reflejado en el Ibón Bajo de Arriel


Pico Arriel e Ibones de Arriel


Ya hemos dejado bastante abajo el Ibón Chelau. Desde aquí parece un simple charco


Pico Palas. Vertiente sureste. Se aprecia, entre otras, la chimenea Ledormeur (encima del pequeño nevero en el centro de la imagen)


Ibón Chelau, parcialmente soleado, e Ibones de Arriel más abajo


Panorama de cumbres (Arriel, Midi, Lurien...)


Bea disfruta del paisaje


Ya tenemos la Gran Diagonal a la vista (marcada en amarillo de forma aproximada)


Nos ponemos los cascos y vamos para allá


Primeros metros por la Gran Diagonal


En la parte final hay alguna trepada que no supera el II, pero siempre exige atención y cuidado de no tirar piedras a los de abajo


Saliendo de una canal ya muy cerca de la cima


Rafa llegando a la cima


Los ocho en la cima del Balaitus


Bea con el Palas y Lurien de fondo


Sara y Andrea


Bajando hacia la Brecha Latour hay algunos sencillos destrepes


Llegando a la Brecha. Al fondo izda. todavía se distingue el "armatoste" de la cima del Balaitus


Daniel anudando las cuerdas para rapelar en simple


Javi bajando hacia la segunda reunión


Los demás esperamos con paciencia. Aquí no se puede ir con prisa


Sara baja la cuerda para ir montando el segundo rapel


Tras los rapeles nos queda un corto descenso por el nevero


Brecha Latour vista desde abajo. Se ven montañeros arriba


Zoom a los montañeros realizando el primer rapel hacia la canal


Cresta del Diablo


Llegando al Refugio de Respomuso


Dejamos el Refugio atrás con las últimas luces de la tarde. La luna ya brilla sobre el Llena Cantal


Mapa con el recorrido



9 comentarios:

Mari Luz dijo...

Muy chulas las fotos...y por supuesto la ascensión...que recuerdos...hace mas de 10 años......habrá que ir repitiendo...
Ya a empezado a nevar por aquí..podéis ir sacando skisssss

Saludos..

David Naval dijo...

Hola Mari Luz,
Gracias. La verdad que es uno de esos picos que no importa repetir, y las sensaciones siempre son diferentes aunque la ascensión sea la misma. Yo había subido anteriormente solo y ahora fuimos ocho, eso también hace que todo sea distinto.
A ver si este año coincidimos en alguna con esquis!! Ya iremos hablando.
Un abrazo.

Gontzal dijo...

Gran recorrido y buen repor!!

David Naval dijo...

Gracias Gontzal. Saludos!

Hoy costra, mañana pus dijo...

Una vuelta bien maja.
Es curioso que siempre se considera la "normal" al Balaitous por la Brecha de Latour pero la Gran Diagonal es más directa y más fácil...que cosas!

¡Salud!

Fer

David Naval dijo...

Hola Fer,
Es verdad. Yo creo que la Diagonal siempre ha sido más frecuentada por los vecinos franceses, aunque en los últimos años cada vez veo más reseñas de paisanos que suben por ahí.
En verano la verdad que la subida por la Diagonal es bastante más sencilla y no se necesita material de escalada (y sobre todo es menos expuesta a la caída de piedras, aunque también hay cierta exposición en la parte final).
Pero en invierno yo creo que la subida por la Brecha, con buena técnica de cramponaje, es mejor opción que la Diagonal pues la cornisa de la Diagonal con nieve se tiene que convertir en un peligroso y largo flanqueo ascendente (y descendente a la bajada) con caída la vacío.
Saludos!

Eduardo dijo...

Hola David, una excepcional ascensión, con un día casi más de primavera, que de otoño, y en buena compañía, como para no teneros miedo..., jaja. Por cierto, viendo la foto del Palas en la portada, ¿presenta mucha dificultad su ascensión, sin nieve?. Un saludo

David Naval dijo...

Hola Eduardo.
El Palas en verano por la Chimenea Ledormeur no es complicado. Realmente la mayoría de gente sube y baja sin cuerda. Es una chimenea encajonada y tiene buenos agarres.
Tengo la reseña colgada en el blog y fuimos con cuerda para practicar el rapel pero podríamos haber bajado sin usarlas, y yo no soy nada friki y tampoco escalador.
Saludos.

Hoy costra, mañana pus dijo...

Pues si, la Gran Diagonal para el verano y la Brecha Latour para el invierno...
¡Saludos!

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.