LISTADO DE PICOS

lunes, 10 de noviembre de 2014

Peña Roya (2.578 m.), Peña Blanca (2.555 m.) y Peña Sabocos (2.757 m.)



Circular desde Ibón de Asnos (Panticosa) por la cresta de Peña Roya a Sabocos. Descenso por la ruta normal

Bea y María en Peña Blanca. El Midi al fondo
19 de octubre de 2014,
  Hacía tiempo que quería hacer la cresta de Peña Roya a Sabocos, y más desde que la volví a ver publicada en el blog de Luis, así que aprovecho la oportunidad y me uno a la propuesta de Daniel Mur, que casualmente la tenía prevista para ese domingo.
  Somos siete (Bea, María, Sara, Daniel, Luis, Rafa y yo). El día es soleado, casi primaveral, ideal para la actividad de hoy.
  Subimos con el todoterreno de Daniel y mi "casitodoterreno" por la larga pista de Hoz de Jaca. Daniel va primero y yo le sigo un poco angustiado cuando veo que no se detiene en la zona de Petrosos, sino que continúa por la maltrecha y bacheada pista que sube hacia el Ibón de Asnos y todavía sigue más allá. Menos mal que la pista finaliza sobre la cota 2.105 m. Allí comenzaremos nuestra excursión.
  Un hito de piedras marca por la derecha el punto donde hay que comenzar a ascender. Salvaremos una primera pendiente pronunciada y poco a poco iremos girando en dirección suroeste mientras el Ibón de Asnos va quedando cada vez más abajo. Los hitos nos irán encaminando por laderas herbosas con algún afloramiento rocoso en dirección a la cresta norte de Peña Roya, cuyas paredes repletas de acanaladuras veremos frente a nosotros.
  Al acercarnos a las paredes encontraremos abundantes marcas de pintura blanca y roja de GR que nos van encaminando hacia el sur, en dirección a una pedrera de color grisáceo por donde la senda asciende en busca del llamado "Portillo Chetro". Por allí ganaremos con esfuerzo, pero sin dificultades, la parte alta del cordal.  Mientras nos acercamos a la pedrera alzamos la vista para contemplar la cresta por cuyas alturas caminaremos luego. Desde aquí presenta un aspecto intimidatorio.
  Desde el Portillo Chetro (2.505 m.) giraremos primero hacia la derecha para coronar en pocos minutos la cima de Peña Roya (2.578 m.), fácilmente reconocible porque tiene en lo más alto un horroroso cajón metálico con una antena.
   Como el día es espléndido e invita a caminar decidimos continuar un poco más hacia el oeste para visitar también la cercana cima de Peña Blanca (2.555 m.) para lo cual bordearemos por la parte superior el empinado circo que forman ambas cimas. Aquí se forman grandes cornisas de nieve en invierno.
  Tras disfrutar de las generosas vistas desde Peña Blanca regresamos de nuevo hacia el Portillo Chetro para acometer el tramo más entretenido del día, la cresta que enlaza con Peña Sabocos.
  La cresta es sencilla, alomada en la primera parte se asemeja más a un cordal. Caminamos tranquilos y hacemos una parada para asomarnos al "Forato", un enorme agujero que atraviesa la pared y que durante la aproximación hemos contemplado desde abajo.
  Ya en la segunda mitad la cresta se "afila" un poco, pero sin llegar a plantear dificultades. Algún paso más comprometido es evitable por la derecha. Superaremos algunos resaltes mientras nos acercamos a la arista somital que desemboca en la cumbre. Desde lejos parecía bastante vertical, pero luego se sube sin problemas. La buena adherencia de la roca caliza  y alguna pequeña ayuda de manos nos llevarán finalmente al vértice de Peña Sabocos (2.757 m.). Allí permaneceremos algo más de media hora comiendo al sol y disfrutando del paisaje.
  Bajaremos por la "ruta normal". Para ello hay que retroceder unos metros por la arista y buscar los mojones que nos llevarán hacia la derecha (noroeste) para enlazar con la pedrera.
  Mientras caminábamos por la cresta habíamos observado ese "sendero" que zizaguea por la rojiza pedrera occidental de Peña Sabocos. Desde nuestra perspectiva daba la impresión de que el sendero era muy vertical, pero es solo una ilusión óptica pues la bajada por allí tampoco planteará excesivas dificultades. Eso sí, hay que tener cuidado al descender para no tirar piedras a los que van por debajo pues la ladera está algo descompuesta en la parte alta.
  Cuando la pendiente cede los hitos nos encaminan hacia el norte, bordeando bajo las paredes occidentales de Peña Sabocos, por donde continuaremos perdiendo desnivel paulatinamente.
  Tras dejar abajo y a nuestra izquierda la cubeta de un ibón colmatado, los hitos van buscando el noroeste hasta enlazar con el GR procedente de Cuello Sabocos (marcas rojas-blancas). En pocos minutos confluiremos con la ruta de subida y no tardaremos en regresar al punto donde iniciábamos está excursión.
  • Desnivel + acumulado: 761 m
  • Horario total: 5 h.  
  • Distancia recorrida: 7,3 km.



Atardecer del día anterior en Panticosa. Pico Escuellas al fondo


Unos minutos más tarde. Cielo incendiado de bermellones sobre Peña Retona y Pala de los Rayos


Sara. Ibón de Asnos y el Mandilar. Macizo de Argualas más lejos, al fondo. Y Midi por la izda.


Llegando al Portillo Chetro. El Vignemale asoma a lo lejos


Bea busca lugares poco habituales para las fotos



Visas hacia Panticosa desde Peña Roya


Sara en contraluz llegando a Peña Roya


Los siete en la cima de Peña Roya (Bea, María, Luis, Rafa, Daniel, Sara y yo)


Nos vamos a Peña Blanca, que está muy cerca


Bea en Peña Blanca. Embalse de Búbal abajo


Bea y la Partacua al fondo


Bea y María están hechas unas cabras. Pico Anayet al fondo


Lo que decía...qué bien se lo pasan!


Sara aprovecha para comer con vistas de lujo. Panticosa en el fondo del valle


Comenzamos el cresteo. Peña Roya en primer plano y Peña Blanca un poco más atrás




Lo que nos queda de cresteo por delante. Peña Sabocos, de colo grisáceo, al fondo



El Forato, un gran agujero que atraviesa la cresta. El Ibón de Asnos se ve por el otro lado



En la parte izquierda, en la pedrera marrón se ve la senda "normal" por donde luego bajaremos. Da la impresión de ser vertical!! Luego es más fácil de lo que aparenta


Dejamos atrás la parte más sencilla de la cresta y entramos en la zona más escarpada


Esto es lo que nos queda


Bordeando algunos resaltes por la derecha se avanza bien


Ganando algo de altura hacia la cima de Sabocos


Metros finales


Bea y María llegando a la cima de Peña Sabocos. Por detrás se ve toda la cresta recorrida




Daniel y Rafa llegan a cima. Se levanta un poco de viento


Sara en la cima de Peña Sabocos. Tendeñera detrás y Macizo de Monte Perdido a lo lejos


Bonitos contrastes de roca nos ofrece la Sierra de Tendeñera. Macizo de Vignemale al fondo


Luis. Panticosa a sus pies


Los siete en la cima (y un "infiltrado")


Bajando. Hay que tener cuidado de no tirar piedras en la primera parte


Completando la circular. Ya se ven los coches detrás de Daniel


Mapa con el recorrido



8 comentarios:

luis dijo...

Una cresta muy disfrutona y mucho menos fiera de lo que puede parecer cuando se observa desde Panticosa. Ademas, con lo que se puede subir con el coche se queda hasta un poco corta, pero aun así es muy maja.

un saludo!

Mava dijo...

Buena ruta consiguiendo un trío de picos esbeltos y con cresta divertida. Hace ya unos años hice el Sabocos, con nieve, pero quedan pendientes sus hermanas menores Peña Blanca y Peña Roya. Ya les llegará su turno, de momento he disfrutado con tu reportaje y con las fotos.

Un saludo.

silvia dijo...

Ya está David! Por fin ha caído la cresteta que tanto buscabas! Si es que...todo llega.
Ya veo que te ha gustado, es algo que no defrauda en absoluto.
Un abrazo a los dos y nos vemos en breve.

David dijo...

Bonitas fotos!! Menudo día os hizo!! La actividad tiene muy buena pinta!
Ese "encadenamiento" lo tengo en la lista de pendientes, pero igual lo dejamos estar ya para la próxima temporada estival...

Eduardo dijo...

Enhorabuena David, que hace mucho tiempo que llevabas detras, de está cresta. Pues llevas razón, que desde abajo parece bastante más complicado, pero viendo las fotos, no lo es tanto, aunque en invierno con nieve, seguro que será más complicada.
En cambio viendo el descenso desde Sabocos, acojona, nada más que dices que no es para tanto, yo me apunto este triplete, pero para el año que viene. Un saludo

David Naval dijo...

Hola a todos/as!
Yo creo que la cresta os gustará a los que todavía no habéis podido hacerla. Aunque, como bien apuntáis es mejor esperar al año que viene y hacerla en seco y sin nieve.

Y a los que ya la hemos hecho seguro que nos importa repetirla. Es un recorrido agradable que se hace en una mañana.

Saludos y gracias por la visita!

Pirene dijo...

Huy! no sé si se ha guardado mi comentario.

Te decía que mola la descripción, así ya sé que puedo ir sin problemas. Le tengo el ojo puesto desde el año pasado que hicimos peña roya y peña blanca. ¡Ya caerá!

David Naval dijo...

Hola Pirene,
Mira que estuve a punto de llamarte en cuanto me enteré pero vi que tenías ese día la carrera en Huesca y por eso ya no te dije nada.
Oye, pues si quieres al año que viene la repetimos!
Saludos.

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.