LISTADO DE PICOS

martes, 24 de enero de 2017

Manchoya (2.033 m.) desde Cotefablo


Foqueando por el cordal. El Manchoya se distingue muy lejos a la izquierda de Carlos. Hoy esquiaremos poco, pero disfrutaremos de un largo y tranquilo paseo


  • Desnivel + acumulado: 900 m.   
  • Distancia recorrida: 20 km.  
  • Horario total: 5 h. 
  • Track: pinchar aquí para ver o descargar la ruta de Wikiloc 
  • Punto de inicio: localizar en el "Bucardo-Buscador" usando la lupa 


  • Con Carlos
    Sábado, 21 de enero de 2017,
      Desde el pequeño aparcamiento en la Boca Este del Túnel de Cotefablo (1.420 m.) subiremos hasta la cota más alta del Sobrepuerto, el Pico Manchoya (o Monchoya según algunos mapas).
      Se trata de una ruta larga en distancia pero exenta de dificultades. Recorreremos una sucesión de suaves colinas, un dilatado balcón con buenas vistas del Sobrepuerto, la Sierra de Tendeñera, el Macizo de Monte Perdido y muchas otras cimas que se pierden en el horizonte.
      Desde el aparcamiento comenzamos a foquear con comodidad por la nevada pista que mediante lazadas y atravesando un pinar asciende unos 200 metros por encima del túnel. Ganamos así el cordal que ejerce de divisoria de aguas entre la cuenca del Gállego y del Ara.
      Allí encontramos un cartel que por la derecha indica "Toronzué" y por la izquierda "Pelupín". Nosotros continuamos hacia el "Pelupin" (Pelopín) y por tanto giramos al sur.
      La pista llanea hacia la umbría ladera septentrional de Peña Ronata y vuelve a faldear ganando metros hasta el Collado de Pelopín. Girando a la derecha podríamos encaminarnos al Monte Erata, otro clásico de esta zona.
       A nuestra izquierda se alza cercano el Pelupín, pero vemos que está muy venteado y con muy poca nieve, así que descartamos ascenderlo, como era nuestra intención.
      Observamos que el cordal conserva una menguada lengua blanca que permite continuar avanzando con los esquís. El día es soleado e invita a prolongar la ruta, así que sobre la marcha decidimos seguir nuestro paseo hacia el sur con el simple afán de disfrutar del paisaje y de lo que la montaña hoy nos ofrece. Quizás con un poco de suerte lleguemos hasta el Manchoya.
      Progresamos siguiendo el trazado de la pista ganadera que bordea el Pelupín por el Oeste, hasta el cercano Puerto de Yosa (1.927 m.), paso natural entre el Valle de Broto y el Sobrepuerto.
      Desde allí, en un par de zetas nos encumbramos al Pico del Pilón (1.950 m.), presidido por un gran monolito de piedras que supera los dos metros de altura.
      El Manchoya se ve todavía lejano. Para llegar allí tendremos que trasponer las pequeñas y redondeadas cimas que delimitan la cuenca del barranco de Yosa y que constituyen zona de pastos estivales.
      Pasamos pronto por el Tozal de Matils o Metils (1.909 m.) en cuya vertiente soleada se afana una yeguada devorando la hierba reseca.
      Rebasamos después otra pequeña cota mientras variamos el rumbo al Este antes de alcanzar nuestra meta, la cumbre del Manchoya (Monchoya). El día es corto, así que tras un breve descanso y unas fotos emprendemos el regreso desandando todo el camino. 

    Collado de Yosa. Se ve el Pilón de piedras justo enfrente


    Subiendo al Pilón


    Poca nieve, para la que cayó hace solo una semana. El viento no perdona


    El Pilón tapa el pico Pelopín, al que no hemos subido por escasez de nieve


    Continuamos recorriendo el cordal, aprovechando la exigua lengua de nieve. Detrás la Sierra de Tendeñera luce casi al completo


    Cima del Manchoya. A lo lejos se recorta Peña Montañesa y Cotiella


    La Sierra de la Partacua destaca por encima del cordal que hemos recorrido


    Macizo de Monte Perdido al fondo


    Broto por el norte justo abajo


    Zoom a la Sierra de la Partacua y el cordal del Manchoya en primer plano


    Por el suroeste destaca el Oturia, por encima de las tierras de Sobrepuerto


    Zoom al Macizo de Monte Perdido


    Volviendo. El cielo se vela y la temperatura baja rápido


    La corta esquiada por la pista que baja hacia Cotefablo



    Volviendo a Zaragoza, nos encontramos con unas bonitas luces de atardecer y paramos en Monrepós a hacer cuatro fotos. Lástima no llevar la cámara reflex y el trípode 

    Bisaurín y Sector del Aspe y Sierra de Aísa desde Monrepós con las luces de la tarde


    Collarada, Somolas, Pico Bucuesa, Punta Escarra


    Sierra de la Partacua


    Monte Perdido, las Tres Sorores


    Mapa con el recorrido (fuente IGN)



    4 comentarios:

    Hoy costra, mañana pus dijo...

    Hola David¡

    Parece que aquello aún está bastante pelado, tanta nieve que habían dado al final ha debido de ir a parar a los valles...

    Gracias por compartirla.

    Salud¡

    Fer

    David Naval dijo...

    Hola Fer,
    Así es. Había más nieve en las cotas bajas, donde está más resguardada del viento. Las crestas y las zonas expuestas al viento estaban muy peladas.
    Salud!!

    Sara dijo...

    Mucho marrón veo!que lástima porque tiene buena pinta!Nos vemos!!!

    David Naval dijo...

    Hola Sara. La ruta es bastante calcetinada, pero a ti también te van de vez en cuando.
    Este año tenemos que repetir la clásica Vuelta al Midi!
    Saludos.

    Publicar un comentario

    Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.