LISTADO DE PICOS

martes, 5 de enero de 2016

Tozal de Fubillons o Escubillons (2.427), circular por la Sierra de Fubillons


Nieve fresca. Al fondo asoma entre nubes la Sierra de las Zucas (Pineta)


2 de enero de 2016,
  Día de previsión meteorológica algo incierta. Decidimos intentar la ascensión a Punta Suelza por su vertiente sur, aunque en el fondo sabemos que hay bastantes probabilidades de no hacer cima (como así ocurrió). Pero a cambio, casi sin quererlo, vamos a completar una circular a cotas más modestas en un entorno natural espectacular. Ya estamos pensando en volver con esquís.
  En compañía de Daniel, Sara y Alberto subimos desde Aínsa en dirección a Bielsa. Nos desviamos en el Mesón de Salinas por la carretera de Plan-Gistaín. Nada más pasar el cruce de Saravillo volvemos a desviarnos a mano izquierda para cruzar el puente del Cinqueta y subir por la estrecha carretera de Sin/Serveto.
  Unos 200 metros antes de llegar a Serveto nace a la izquierda la pista de Señes que sube en dirección norte hasta el Collado de la Cruz de Guardia. Se trata de una pista en buen estado que salva unos 750 metros de desnivel en 11 kilómetros.
  Con el todoterreno de Daniel conseguimos llegar hasta la cota 2.000, a pesar de que encontramos nieve a partir de los 1.800 metros. Muy cerca de donde aparcamos se levanta una gran antena pasiva rectangular. No lo sabemos todavía, pero luego pasaremos junto al armatoste tras completar nuestro improvisado recorrido circular.
  Con nubes bajas que  nos ocultan las cumbres comenzamos a caminar en dirección noroeste siguiendo el trazado de la nevada pista hasta el Collado de la Cruz de Guardia (cota 2.120 m.). Por el Este y el Sur se dejan ver entre las brumas los amplios rellanos repletos de bordas que salpican los pastizales delimitados por la pista de Señes y otra que baja hacia Gistaín, que se dibuja sinuosa en la vaguada del Barranco de la Poma.
  Alcanzado el Collado cambiamos de vertiente de aguas y nos asomamos al Barranco Salastro, por cuyas inmediaciones baja el GR19 hacia Bielsa (así lo marca el mapa, yo no lo conozco). Al fondo, entre jirones de nubes se distinguen las abruptas paredes de la Pala Montinier y la Sierra de las Zucas, defendiendo el flanco meridional de la entrada al Valle de Pineta.
  Seguimos llaneando por la pista un trecho más hacia el Refugio de Pardinas, pero sobre la cota 2.130 decidimos abandonarla para comenzar a ganar altura hacia el norte en dirección al Collado de Pardinas.  Ascendemos realizando un flanqueo sobre la ladera occidental del Tozal de Fubillons.
  Es una travesía que en verano carece de dificultad pero conforme vamos ganando altura sobre el Barranco de Pardinas nos damos cuenta que en invierno y con nieve dura este tramo, sin ser difícil, podría ser peligroso en caso de caída (flanqueo no aconsejable para hacerlo con raquetas). Llevamos crampones, piolet y casco, pero la nieve está recién caída y no necesitamos utilizarlos.
  Llegamos al Collado de Pardinas (2.260 m.), donde lo que queda es todo tieso y para arriba. Aquí hay que comenzar a ganar altura hacia el norte con decisión bordeando el Pico la Parda por el Oeste hasta asomarse a la parte alta de la cubeta de los Ibones de Barleto.
  El día sigue sin arreglarse, así que valoramos la situación ya que nos queda la parte más dura de la ascensión. Las nubes se empeñan en no levantar, la nieve no está para crampones pero podría jugarnos alguna mala pasada en algún paso delicado o durante la bajada, y en algunos momentos nieva ligeramente, lo cual nos genera incertidumbre.
  Decidimos renunciar. En lugar de ello recorreremos el cordal de la Sierra de Fubillons, que es mucho más sencillo y nos permitiría volver al coche rápidamente en caso de empeoramiento súbito.
  Desde el Collado de Pardinas giramos 180º y ascendemos los 150 metros que nos separan de la cumbre del Tozal de Fubillons o de Escubillons (2.427 m.). Paradójicamente el tiempo va mejorando y las nubes se retiran de Punta Suelza, que parece lanzarnos "cantos de sirena". No caemos en la tentación, preferimos aprovechar la ventana soleada prolongando el paseo por la parte alta de la Sierra hasta el extremo opuesto, la Punta Este de Fubillons (2.365 m.)
  Da gusto caminar sobre la nieve bajo un inseperado sol mientras admiramos las amplias vistas hacia Bachimala, Posets, Eristes, Barbarisa, Chía y Cotiella (cuando las caprichosas nubes nos lo permiten).
  Para descender hacia el coche lo haremos por la vertiente sur, pero pasaremos de camino por una pequeña cota donde hay un enorme hito de piedras que nos ha llamado la atención.  Tras encaramarnos "literalmente" a la torre de piedras seguimos bajando en busca de la pista donde hemos aparcado y pasamos junto a la antena rectangular que antes comentaba.

  Desde luego si esta zona tuviera un acceso fácil por carretera sería un segundo "Portalet-Circo de Anéou" ya que ofrece recorridos variados, para todos los niveles y con vistas inmejorables.


Pinos solitarios y vertiente Este de Punta Maristás asomando al fondo


Sobre el pequeño Tozal de Igüerra quieren asomar las cimas del Macizo de Cotiella


Caminando hacia el Collado de la Cruz de Guardia


Por el sur la pista por donde hemos subido y los pastos salpicados de bordas


Desde el Collado de la Cruz de Guardia se ve entre nubes la entrada del Valle de Pineta


Laderas con nieve reciente


Ya hemos descartado la ascensión a Suelza y caminamos por el cordal hacia el Tozal de Fubillons


Camino del Tozal de Fubillons


El cordal es cada vez más amplio y sencillo


Las nubes se retiran y vemos por fin Punta Suelza 


Vertiente sur de Punta Suelza. La dejamos para otra ocasión


Rocas tapizadas cerca del Tozal de Fubillons


Recorreremos el cordal hasta el extremo Este


Daniel haciendo fotos y Punta Maristás o Pico de l'Orbar al fondo



Cima del Tozal de Fubillons


Los cuatro en la cima del Tozal de Fubillons


Posets, Espadas y Eristes asomando por el noreste


La Sierra de Fubillons es casi plana en su parte alta


Del Posets al Pico Barbarisa y Montañeta


Zoom hacia los Eristes


Sol y nubes


Una gozada caminar al sol en invierno con estas vistas


Para regresar pasaremos por ese montecillo donde se adivina una torre de piedras en la cima


Llegando a la Punta Este de Fubillons


Punta Este de Fubillons


Trepando a la torre de piedras


Ni me sueltes ni me empujes


Hello!


Última foto y nos bajamos al coche


Mapa con el recorrido (fuente IGN)



  • Track (pinchar aquí para ver o descargar la ruta de Wikiloc)
  • Crónica de Daniel Mur (pinchar aquí para ver la reseña y fotos de Daniel)


  • Crónica de Sara (pinchar aquí para ver la reseña y fotos de Sara)



  • 3 comentarios:

    Mariano Antonio Javierre Lacasta dijo...

    ¡Hola David! Si quereis disfrutar de la zona en "Plan Aneu" subir la pista desde el mirador pues suele estar muy bien de nieve casi todo el invierno. Lo hicimos hace un par de años y volveremos.
    Desde los Barletos hasta Suelza os quedaba una buena pechugada todavía pero para vosotros era perfectamente asumible; otra cosa es si compensaba o no.
    ¡Que vaya bueno!

    Hoy costra, mañana pus dijo...

    Hola David¡

    Tienes razón, este es el "Portalet" del valle. Subiendo desde Gistaín también está muy bien para subir con esquís hacia Fubillons, más directa que por Serveto.

    ¡Salud!

    Fer.

    David Naval dijo...

    Hola Mariano!
    Vi vuestra reseña de subida desde el merendero de Puyadase, por la pista de Gistaín. Esa ruta habrá que probarla.
    A Suelza sobre todo nos tiró para atrás lo cubierto que estaba. Creo que no nos compensaba subir metidos en la niebla y no ver nada.

    Hola Fer!
    Así es, esa es la otra ruta que tenemos que probar otro día.

    Salud y gracias por la visita a a ambos!

    Publicar un comentario en la entrada

    Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.