LISTADO DE PICOS

viernes, 22 de agosto de 2014

Pic de Sesques o L'Escarpu (2.606 m.), circular desde Puente de Bitet


Lac d'Isabe


17 de agosto de 2014,
  Hoy pasaremos a Francia, en compañía de Daniel y Rafa, para ascender al Sesques, una cima apartada que obliga a salvar un buen desnivel si se acomete la ascensión en una jornada. 

  Emplazada entre los Valles de Aspe y Ossau constituye un mirador privilegiado de las grandes cumbres del Pirineo Occidental, ya que se encuentra relativamente alejada de la cordillera axial y atesora una altura en absoluto desdeñable.
  Cruzaremos la frontera por el Portalet, pasaremos por Gabás y unos cinco kilómetros más abajo iremos atentos para desviarnos a la izquierda por una pista señalizada como "Pont de Bitet". Está permitido subir por la pista un par de kilómetros, aunque el firme está bastante roto y hay que circular con cuidado.
  Aparcamos junto al Puente Bitet (cota 950 m.) y comenzamos a caminar por la pista que remonta suavemente por la margen orográfica izquierda del barranco Bitet.
  Dos kilómetros y medio más arriba la pista finaliza junto al río (cota 1.130). A la derecha veremos una pequeña represa. Vadearemos la tranquila corriente y entraremos en el bosque para ascender a la sombra de las hayas por el agradable Bois d'Isabe. Se agradece el frescor de los árboles porque la senda asciende sin descanso.
  Más adelante llegaremos a una bifurcación que nos hará dudar por unas confusas marcas de pintura. Tendremos que seguir por el ramal de la izquierda.
  Sobre la cota 1.500 saldremos del bosque. Por la derecha, frente a nosotros, veremos la Cascada de Isabe que se despeña alborozada. Cruzaremos un rellano de bloques de piedra para comenzar a subir, otra vez y sin piedad, por una ladera sin sombra, repleta de herbáceas y flores. A nuestra izquierda nos acompañará durante la subida una descarnada pedrera. Menos mal que no se sube por ahí.
  Tras acumular un buen desnivel la senda supera un resalte rocoso en la parte superior y desemboca en un pequeño y verde rellano. Al doblar un recodo aparecerá ante nuestros ojos la magnífica estampa del Lac d'Isabe (cota 1.920). De un azul turquesa, encerrado en una cubeta escavada entre altas paredes surcadas por finas cascadas que se desploman desde lo alto, es parada obligada.
  Tras las fotos de rigor continuamos nuestro camino. La senda remonta la ladera herbosa dejando el lago cada vez más abajo a nuestra derecha. Al alcanzar las paredes superiores el sendero deambula durante un corto trecho por un pasaje fácil pero expuesto, donde intuiremos el "vacío" hacia el lago por nuestra derecha (cuidado en este punto presencia de nieve o terreno mojado).
  Luego el camino se dirige directamente hacia las paredes septentrionales del Sesques. Iremos superando una serie de amplias gradas donde aun quedan neveros residuales.
  Al alcanzar la base de la muralla tenemos dos opciones. Podemos girar a la derecha para subir por un collado evidente (lo descartamos porque hay un gran nevero empinado), o subimos por una canal que queda frente a nosotros, fácil pero algo descompuesta.
  Ascendemos la canal con la ayuda de los bastones para no resbalar (apenas habrá que apoyar las manos). Más arriba veremos algunos hitos que nos encaminan hacia la izquierda. Un senderito transita bajo la cresta a modo de terraza hasta el collado que separa las dos cumbres del Sesques.
  Desde el collado aprovechamos para subir a la cima Oeste (cota 2.573) y luego continuamos por la cresta hasta la cima principal.
  Lástima que la cumbre esté afeada por unas antenas, es el "precio del progreso". Estaremos allí un buen rato comiendo y disfrutando del paisaje, que es realmente extenso. Identificaremos multitud de montañas, desde el Balaitus hasta el Anie. Por el norte destaca el cercano Midi.
  Desde la cima retrocedemos unos metros para bajar por una sencilla pedrera hacia un pequeño altiplano vestido de prados en la vertiente sur de la montaña.
  Continuaremos en dirección al Col de Sesques (cota 2.380), que se intuye por la izquierda conforme bajamos. Por la derecha abandonaremos unas marcas de pintura amarilla que seguramente nos encaminarían hacia el pueblo de Etsaut, en el Valle del Aspe.
  Al asomarnos al Col de Sesques resoplamos al observar la empinada y larga bajada que nos espera hasta el fondo del recóndito valle de Arrec de Sesques, bordeando el Sesques por el sur.
  Descendemos primero un canalón bastante descompuesto y luego seguimos "a saco" por pronunciadas laderas de hierba. Algunos tramos son incluso expuestos (esta bajada no es nada recomendable con terreno mojado o neveros).
  A nuestra izquierda quedarán las escarpadas paredes meridionales del Sesques y un profundo barranco.
  De vez en cuando vemos algún hito. Utilizaremos veredas de ganado hasta desembocar finalmente en una gran pedrera en cuya base persiste un enorme nevero de gran espesor (probablemente restos de aludes).  La pendiente se apacigua notablemente y aprovechamos la nieve,  por donde descenderemos con gran rapidez.
  A la derecha, si miramos hacia arriba, nos llamará la atención una esbelta aguja de roca, es el Caperan de Sesques.
  Pasaremos por la Cabanne d'Arrec de Sesques (cota 1.657) y enseguida entraremos en la sombra bosque. Atravesaremos luego un gran rellano utilizado como zona de pastos. A la derecha veremos la pequeña Cabanne d'Artigue de Sesques (cota 1.410).
  Tras cruzar el prado volveremos a sumergirnos en un frondoso hayedo por donde el sendero desciende con prisa hasta desembocar junto a una gran tubería, al lado mismo del barranco de Bitet.
  Giraremos entonces a la derecha y por una pista secundaria llegaremos en pocos minutos al punto de partida.

  • Desnivel + acumulado: 1.679 m
  • Horario total: 7 h.  
  • Distancia recorrida: 15 km.


El bosque ya queda muy abajo, hemos ascendido casi mil metros. Estamos cerca del Lac d'Isabe


Lac d'Isabe. Solo venir hasta aquí a pasar el día merece la pena


Nos relajamos un rato


Unas cuantas fotos antes de seguir


Remontamos las laderas herbosas dejando el lago a la derecha


En la parte de arriba, cerca de donde hice esta foto, hay un corto trecho que pasa muy cerca de los cortados


Tras subir la canal salimos a esta "terraza" que nos conducirá a la cresta del Sesques


Al alcanzar la cresta asoman por el otro lado multitud de cimas. Aquí vemos Lecherín, Aspe, Bisaurín, Castillo de Acher...


Últimos metros para salir a la cresta. El Lac d'Isabe queda ya muy abajo


Rafa contempla la zona de Lescún. Se ve el pueblo y más al fondo los Billare y el Anie


Por el sur el Midi


Cima del Sesques


Balaitus, Macizo de las Argualas, Midi. Y en primer plano se intuye el valle por el que bajaremos


Zoom al Palas, Balaitus, Frondiellas, Infiernos, Garmo Negro...


Por el norte el Lac d'Isabe y las llanuras de Francia, repletas de nubes dispersas


Bajando por la vertiente sur, tras dejar atrás el Col de Sesques


Caperan de Sesques, una buena aguja para los que buscan emociones más fuertes


Bajamos por empinadas laderas y el Sesques va quedando cada vez más arriba


Prado intermedio y la Cabanne d'Artigue de Sesques. Enseguida entraremos en el hayedo que nos devolverá al punto de partida


Mapa con el recorrido


5 comentarios:

Eduardo dijo...

Ya el otoño pasado nos regalastes unas buenas rutas por la zona de Lescún, desde luego está ofrece unas vistas fantásticas, y además se puede adecuar a todas las personas, ya que solo subir al Lac d'Isabe, ya merece la pena, un saludo

Oscar Martín Estallo dijo...

Precioso ese Lac d'Isabe, sí señor! Y mucho más accesible que todas las rutas de los Alpes! ;-) Cordiales saludos!!

David Naval dijo...

Hola Eduardo y Oscar,
Así es, solo ir al Lac de Isabe merece la pena. Y pasar una noche allí acampado tampoco tiene mala pinta (yo las dos veces que he ido he visto tiendas de campaña).
Saludos a los dos!



Mariano Antonio Javierre Lacasta dijo...

¡Hola David!
Nosotros la hicimos hace unos años en sentido contrario. Queríamos ver de cerca el Caperan después de llevar muchos años viéndolo de lejos. No conocíamos nada de las dos vertientes y la subida que vosotros bajasteis también resultó entretenida.
A pesar de que también lo hemos intentado por el sur seguimos sin tocar el Caparán de nuestros amores.
¡Que vaya bueno!

David Naval dijo...

Hola Mariano,
A nosotros nos llamó la atención lo vertical que se ve el Caperan bajando por el Col de Sesques, es impresionante encontrar esa aguja allí, tan aislada.
Saludos!

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.