LISTADO DE PICOS

martes, 31 de diciembre de 2013

Peña de San Cosme (1.048 m.) y el Huevo desde Vadiello


Rafa llegando a la cima de la Peña de San Cosme. Mallos de Ligüerri y embalse de Vadiello al fondo

28 de diciembre de 2013,

   Hoy visitamos la Sierra de Guara. Hemos elegido una ruta corta y sencilla para no madrugar pues daban lluvias a primera hora. En el último momento se une Rafa. Desde Zaragoza ponemos rumbo al embalse de Vadiello, emplazado a 28 kilómetros al noreste de Huesca.

   El pronóstico es acertado y llueve ligeramente durante el viaje pero por el oeste ya se abren grandes claros. Dejamos el coche en el aparcamiento que hay cerca de la presa antes de los túneles (cota 750 m.) y comenzamos a caminar a las 11 de la mañana justo cuando dejan de caer las últimas gotas, que al parecer han sido en forma de nieve en cotas altas. La cumbre del Tozal de Guara se ha teñido de blanco.

   Atravesamos el túnel de la derecha y cruzamos la presa. Al otro lado arranca una pista que bordea el embalse por el sur y que seguiremos durante un rato.

   De vez en cuando miramos para atrás para contemplar la singular estampa que nos ofrecen los Mallos de Ligüerri, La Mitra, el Puro y el Mallo de San Jorge, curiosas y verticales formaciones de conglomerado parduzco. Un poco más alejado, aguas arriba del río Guatizalema, el calizo Pico Borón también llamará nuestra atención.

  Alcanzamos pronto un desvío hacia la izquierda donde se alza un esconjuradero de planta cuadrada abierto a los cuatro vientos (cota 829 m.). En este punto abandonamos la pista y nos adentramos en la senda de las ermitas. Frente a nosotros se yergue la enorme y desafiante pared sur de la Peña de San Cosme. Dentro de un rato caminaremos por la parte alta del acantilado, algo que desde esta perspectiva se antoja inconcebible.

  Descendemos brevemente para salvar una depresión. Al otro lado, a la sombra de los cortados de la mole de la Peña San Cosme se ubican las construcciones de la Ermita de San Cosme y San Damian. Lamentablemente el recinto está vallado y no puede visitarse.

  El sendero pasa pocos minutos después  junto a la ruinosa ermita de San Urbez y más tarde por la Ermita de la Fuensanta donde hay un manantial del que brotan dos generosos chorros de agua fresca.

  El camino, transformado de nuevo en pista, continua ascendiendo entre quejigos, sabinas, encinas e incluso algunos madroños con sus frutos rojos ya maduros. Todavía pasaremos junto a dos ermitas en estado de abandono.

   Sobre la cota 900 veremos un desvío a la izquierda con un cartel que indica “El Huevo de San Cosme 30 min.”. Abandonaremos otra vez la comodidad de la pista para ascender por un sendero que nos aproxima hacia la parte alta de la Peña de San Cosme.

  Sin apenas apercibirnos entraremos en un tupido bosque de carrascas en el lugar conocido como “El Plano”. En la cota 960 un discreto desvío hacia la izquierda nos llevaría hacia la Peña San Cosme, pero de momento continuaremos rectos, adentrándonos en el cada vez más umbrío encinar mientras perdemos altitud. De esta forma llegaremos al mirador del “Huevo de San Cosme” (cota 910 m.), donde la senda finaliza.

  El Huevo es un monolito vertical de conglomerado de unos 50 metros de altura. El mirador está tan cerca del mismo que no se llega a apreciar bien su forma. Observaremos una pared de roca rojiza, a menudo sobrevolada por los buitres.

   Retrocedemos de nuevo hasta la bifurcación y tomamos el otro desvío que nos lleva hacia la Peña San Cosme. Elena se queda descansando en un rellano con buenas vistas  mientras Rafa y yo nos acercamos para inspeccionar el llamado “Paso de Nartesa”. Se trata de un paso muy corto pero expuesto, no apto para gente con mucho vértigo. Han colocado una cuerda fija que facilita la labor.

  Unos arbustos con troncos y raices retorcidas que han crecido junto al paso contribuyen también a minimizar el efecto psicológico, pues distraen y “ocultan” parcialmente el patio que se abre a nuestros pies. Unos 150 metros por debajo se vislumbran los tejados de la Ermita de San Cosme y San Damian.

   Ahora tendremos que recorrer una faja de unos 200 metros de longitud, ligeramente inclinada hacia los abismos pero bastante ancha. Transitaremos por la parte alta de la pared con buenas vistas sobre el embalse de Vadiello y su entorno. Algunos hitos marcan el recorrido. Una fácil trepada donde habrá que apoyar las manos ocasionalmente nos permitirá alcanzar la cima de San Cosme  (1.048 m.).

  Estaremos un rato disfrutando del paisaje. Por el norte, a muy pocos metros de donde nos encontramos vemos la parte alta del “Huevo”. Algunos buitres apostados en los recovecos de sus paredes otean el horizonte y disfrutan del sol.

   Descendemos con cuidado y regresamos hasta donde nos espera Elena. Comemos al sol sentados junto a los cortados y después desandamos el camino hasta enlazar de nuevo con la pista.

   Para hacer la ruta circular continuamos en suave ascenso en dirección sureste hasta un collado (943 m.) donde hay un cruce de pistas, una de las cuales viene de La Tejería. Allí nos desviamos por la que nos devuelve a la presa, en dirección oeste. Ya solo nos quedará un relajante paseo cuesta abajo disfrutando de buenas vistas para completar el recorrido. 

  • Desnivel + acumulado: 513 m
  • Horario total: 4,5 h.  
  • Distancia recorrida: 13,5 km.


Vistas a nuestra espalda. Mallos de Ligüerri y Pico Borón


Ermita de San Cosme y San Damian (están en un recinto privado y no pueden visitarse)


Llegando al Paso de Nartesa

Rafa cruzando el corto tramo equipado con una cuerda fija. Prohibido resbalar

Caminaremos después unos 200 metros por una faja abierta en la pared de conglomerado

Por estos riscos siempre es habitual ver cabras

Embalse de Vadiello

Cima de la Peña de San Cosme. Pico Borón al fondo, con sus característicos nervios calizos

Pico Borón

Regresamos. Abajo se ve la ermita de San Cosme y San Damian

Atravesando de vuelta el Paso de Nartesa

Durante el regreso podemos ver a la derecha de la Peña de San Cosme como asoma el Huevo, y lo apropiado de su nombre
En amarillo el recorrido aproximado por la fajeta para ascender a la Peña de San Cosme y ubicación del Paso de Nartesa

De nuevo llegamos al embalse. Mallo San Jorge, El Puro, La Mitra y  Borón

Track en Google






4 comentarios:

Eduardo dijo...

Hola David, el año pasado realizamos esta bonita circular, la ruta es sencilla, y la subida a la Peña San Cosme es una magnifica guinda al pastel. Mi mujer hizo lo mismo que Elena se quedo en una planicie descansando mientras yo subía a la Peña San Cosme. Saludos y Feliz 2014.

David Naval dijo...

Hola Eduardo,
Si, vi tu reseña y creo que hasta llevaba tu track. Me gustó la opción de poder subir a la Peña sin tener que hacer esperar mucho a los que no quieren subir. Es cuestión de veinte minutos o media hora lo que cuesta ese tramo a ritmo tranquilo.
Un saludo y Feliz 2014 también !

Pirene dijo...

¡QUE BONITO EH! he estado un poco ausente del "mundo blogger" estos días, pero ya vuelvo.

Me falta subir a la peña... si es que lo mío no tiene perdón!! jejeje

Salud!

David Naval dijo...

Me gustó Pirene.
Pues subir a la Peña es lo que le da su puntito de emoción a esta ruta. Y además las vistas desde la Peña creo que son las mejores de todo el recorrido. Saludos!

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.