LISTADO DE PICOS

miércoles, 19 de marzo de 2014

Anie o Auñamendi (2.507 m.)


Ascensión con esquís desde el Refugio l'Abérouat (Lescún)

Rafa esquiando los primeros metros de la pala sur del Anie

15 de marzo de 2014,

   Hoy nos juntamos un grupo de diez, no porque seamos “muy buenos”, sino porque sumamos esa cifra (Bea, Sandra, Daniel, Nacho, Rafa, Pachi, Leo, Javi I, Javi II y yo).

   Cruzamos el túnel de Somport y recorremos los 23 km. que nos separan de la pintoresca  localidad francesa de Lescún.

  Desde el pueblo seguimos los indicadores que por pista asfaltada nos conducen hasta el Refugio l’Abérouat (cota 1.439 m.)

   Nos calzamos esquís junto al edificio y comenzamos a recorrer el largo sendero que en dirección oeste atraviesa el bonito hayedo a los pies de los paredones de “Les Orgues de Camplong”.

  En las zonas con menos arbolado, más expuestas al sol, la nieve escasea y tendremos que descalzarnos los esquís.

  La senda recorre unos tres kilómetros sin apenas ganar altitud, incluso con algún sube-baja. Poco a poco encontraremos más cantidad de nieve lo que nos permitirá foquear sin problemas.

  Al salir del bosque el espesor de nieve es considerable. Por terreno abierto recorreremos otro kilómetro en suave ascenso hasta alcanzar la cabaña “Cap de Baitch” (1.670 m.)

  A partir de aquí comienza la verdadera ascensión. Ponemos rumbo suroeste y comenzamos a ganar altura mediante zetas encadenando dos palas consecutivas hacia el Col des Anies (2.070 m.), que se abre entre los picos Countende y Soum Couy. La rampa superior es empinada y la nieve está dura, lo cual nos obliga a colocar cuchillas.

  Alcanzado un rellano superior, con la vistosa e imponente cara norte del Anie frente a nosotros, comenzamos a bordear el pico por la derecha (oeste). Es posible subir también de forma más directa por la cara este, aunque desconozco las características o dificultades de esa ruta.

   Seguiremos en todo momento por el fondo de la suave vaguada que va rodeando el pico a cierta distancia. Nosotros quisimos acortar por una variante más directa pero luego tuvimos que perder algo de altura y hacer un flanqueo, con lo cual no merece la pena intentar atajar. En el track he corregido el trazado para que coincida con la vaguada, el camino más sencillo.

   Una vez alcanzamos la vertiente occidental del pico confluimos con la vía normal procedente del Puerto de Ernaz (Belagua-Navarra). Así lo atestigua la cantidad de huellas que encontramos en esta zona. Giramos hacia el este mientras ganamos altitud con rapidez. Nos cruzamos con bastantes montañeros que ya descienden.

  Bajo un calor sofocante remontaremos por la ladera hasta alcanzar un rellano. Nos tomamos un respiro antes de atacar la pala terminal, bastante empinada, que nos conducirá hasta la antecima sin descalzarnos los esquís.  El sol ha transformado la nieve y no necesitamos crampones.

   Estaremos un buen rato arriba disfrutando de las impresionantes vistas. Esta cumbre, ligeramente apartada de la cordillera axial, ofrece una extensa visión del Pirineo Occidental.

  El descenso con esquís desde la misma cima nos dejará muy gratas sensaciones. Una nieve bien transformada en la cara sur nos recompensará de todos los esfuerzos de la ascensión.

   Regresaremos por el mismo camino. Durante la bajada intentaremos flanquear evitando perder altura hacia el Col des Anies para evitar remar. Disfrutaremos después esquiando las palas que bajan hacia la cabaña de Baitch. ¡Qué pronto se baja lo que tanto nos ha costado subir!

  En el bosque  nos dejamos deslizar durante gran parte del recorrido. El tramo final, con sus pequeñas subidas y la nieve escasa nos obligará a portear un rato.

  En el aparcamiento, antes de despedirnos, nos tomaremos las ya tradicionales cervezas con picoteo entre abundantes risas.
  • Desnivel + acumulado: 1.135 m
  • Horario total: 6,5 h.  
  • Distancia recorrida: 16,3 km.


Explanada del Refugio l'Abérouat, con los llamativos Picos Billare al fondo


Comenzamos a foquear desde el mismo Refugio, siguiendo las marcas del GR


Picos Billare. El Anie nevado a lo lejos y el Countende con sus puntas rocosas


Donde escasea el arbolado tenemos que quitarnos los esquís


Enseguida entramos en la frondosidad del bosque y podemos calzarnos esquís definitivamente


Ya hemos dejado el hayedo atrás y nos aproximamos a la Cabaña


Cabaña Cap de Baitch


Superamos dos rampas con nieve dura de camino al Col des Anies


Cara norte del Anie


Foqueando por la planicie. Un desierto kárstico en verano


De vez en cuando paramos para deleitarnos con la majestuosa estampa


Bordeamos por la derecha haciendo un flanqueo (no obligado, mejor ir más abajo por la vaguada)


Atacando ya las palas de la cara sur. Mesa de los Tres Reyes al fondo


Karst y nieve, llamativo contraste


La cresta de Añelarra, el Pene Blanque, La Mesa...


El panorama de conocidas cumbres que cubre el horizonte es espectacular


Sol abrasador, que va transformando la nieve


Javi sube con crampones por problemas con sus fijaciones


Por encima de los Billare asoma el Midi, siempre el Midi


Sierra de la Partacua, Collarada, Aspe, Bisaurín, Castillo Acher, Picos de Lescún...vistas infinitas


Nacho en la cima del Anie


Daniel y el resto del grupo en la antecima


Últimos metros


Las chicas, Sandra y Bea


El equipo azul, y Nacho infiltrado de negro


Rafa disfrutando de la intensa bajada de la pala sur


Bea contemplando el paisaje calizo vestido de blanco


El Midi, a punto de entrar en el hayedo


Durante el regreso, al alejarme de Jaca veo por el retrovisor este espectacular atardecer


Peña Oroel flambeada


El cielo arde




  • + Fotos (pinchar aquí para ver todas las fotos en Picasa)
  •   Track (pinchar aquí para ver o descargar la ruta de Wikiloc)
  •   Crónica de Daniel Mur (pinchar aquí para ver la reseña y fotos de Daniel)
  • 6 comentarios:

    J. M. N. dijo...

    Aunque todas las fotos son muy buenas las últimas me han dejado ojiplático...joder que preciosidad de cielo. Por cierto, el Anie a mi me parece, pese a su modesta altura, uno de los picos más bonitos del Piri. Me da igual que sea invierno que verano, me parece una preciosidad de peñasco. Hala, saludos, titán.

    David Naval dijo...

    Buenas JM,
    Pues hice las fotos como quien dice a la "puerta de tu casa". Coincido en lo del Anie, es uno de los picos imprescindibles del Pirineo. Saludos.

    silvia dijo...
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
    silvia dijo...

    David una auténtica pasada las fotos del Piri super nevado, pero las del atardecer casi pegándose fuego el cielo son de lo mejorcito que he visto.
    El Anie lo hice en verano hace ya unos añitos y me encantó, pero está claro que tendré que volver con nieve, está espectacular.
    En definitiva, que me reitero en lo que habéis dicho vosotros...
    Salud y montaña!!

    luis dijo...

    Este es uno de mis eternos pendientes. Como comentáis es un pico muy estético y siempre que lo veo me atrae un montón, pero de momento no he tenido la oportunidad de intentar su ascensión. A ver cuando se puede!
    El reportaje como siempre de 10!
    Un saludo

    David Naval dijo...

    Hola Silvia,
    Gracias. El Pirineo está espectacular, con abundante nieve en cotas altas.

    Hola Luis,
    Es una ascensión 100% recomendable. A ver si este año lo puedes hacer. Si pillas un día claro y tranquilo merece la pena incluso subir prismáticos y pegarse un buen rato en la cumbre.

    Saludos!!

    Publicar un comentario en la entrada

    Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.