LISTADO DE PICOS

miércoles, 18 de septiembre de 2013

BTT Leciñena-Trincheras Orwell-Puig Ladrón, ruta circular

Circular por la Sierra de Alcubierre

     Los paneles interpretativos nos informan sobre el origen y significado de estas construcciones militares


15 de septiembre de 2.013,

   Para aprovechar la mañana del domingo decido hacer una ruta circular en BTT por la Sierra de Alcubierre.

  Cargo la bici en el coche y me desplazo hasta Leciñena, localidad monegrina emplazada al noreste de Zaragoza, a unos 40 km. de distancia.

  Aparco en la entrada del pueblo, junto a las piscinas municipales. Comienzo a pedalear bordeando la tapia del recinto deportivo por una pista que gana altitud suavemente. Dejaré la población a mi izquierda. Por la derecha, sobre un altozano, destaca la construcción del Santuario de Nuestra Señora de Magallón. Durante gran parte del recorrido podremos vislumbrarla y nos servirá de referencia.

   Pedalearemos un par de kilómetros paralelos a la carretera de Alcubierre, entre parcelas de secano y algunas parideras abandonadas y semiderruidas. Pronto nos alejaremos en dirección sureste. Campos yermos y otros con rastrojo de cereal van dan paso a un terreno más abrupto vestido de vegetación arbórea. Sabinas, encinas y pinos van colonizando el paisaje conforme nos aproximamos a la vertiente septentrional de la Sierra de Alcubierre.

  Sobre el kilómetro 12 alcanzamos las faldas de la Sierra y nos encontramos con los primeros repechos fuertes. Conforme ascendemos iremos girando en dirección norte. Poco a poco, inmersos en un frondoso bosque de pinos, nos elevaremos hasta ganar el cordal de la montaña. Realmente se trata de una derivación troncal de la Sierra Principal que se descuelga hacia el norte.

  Pedalearemos después un rato por la parte alta. Gozaremos de buenas vistas de la Sierra de Guara y las planicies de los Monegros por el Norte. Por la parte derecha se distingue el Turbón, la silueta del Cotiella y algunas cumbres pirenaicas.

  A nuestra espalda, bastante lejos, podremos ver la característica antena de “La Bola” en lo alto de “Monte Oscuro”. A su izquierda, esporádicamente, sobresale también entre los pinos la silueta de la ermita de San Caprasio.

  La pista desciende después en busca de la carretera. Iremos atentos porque habrá que desviarse momentáneamente a la derecha para ascender hasta un promontorio llamado “Monte Irazo”. Un fuerte repecho nos encumbra en una explanada junto a las trincheras de Orwell, llamadas así porque el escritor británico, alistado en las milicias, permaneció en esta Posición de combate a comienzos del año 1937, en plena Guerra Civil española.

   La construcción se ubica en un paraje estratégico. Varios pozos de tirador repartidos a lo largo de las trincheras dominaban la antigua carretera de Alcubierre, controlando el paso por esta vía de comunicación.

   Estaré un rato recorriendo las trincheras y leyendo los carteles interpretativos, intentando imaginar aquellos convulsos tiempos, no tan lejanos.

  Desciendo de nuevo al cruce y continúo en dirección a la carretera. Me desviaré enseguida a la izquierda para pedalear por la antigua carretera, devorada por la vegetación y con el asfalto ya casi desaparecido. Habrá que ir atentos para bajar ligeramente por la derecha y cruzar la nueva carretera. Por el otro lado iniciaremos un nuevo ascenso por otra pista en dirección al monte Puig Ladrón. En lo alto del mismo se asentaba la denominada “Posición San Simón”, donde encontraremos  un monumento a los caídos. En este paraje se libró una batalla con numerosas víctimas.

   Descenderemos por la otra vertiente del Monte, primero por un breve tramo de senda y luego por una pista que desemboca en un altiplano donde se levantan varias antenas de comunicación. Bordearemos por la derecha el recinto para bajar por otro trecho de empinada senda, de unos 300 metros de longitud, que enlaza más abajo con otra pista. En algún escalón es mejor desmontar para evitar alguna caída tonta.

   Atravesaremos más adelante un campo labrado que se “ha comido” parte del camino. El dueño de la finca ha incorporado el trazado de la pista a sus tierras y directamente lo ha “engullido”. Quizás esté en su derecho, eso lo desconozco. El caso es que habrá que caminar por el campo algo más de 100 metros para reencontrar de nuevo el camino.

  Luego, en una interminable sucesión de sinuosos sube-bajas pedalearemos por los límites de un Parque Eólico. A gran distancia, a nuestra izquierda, podremos contemplar de nuevo la silueta del Santuario de Nuestra Señora de Magallón, lo que nos indica que todavía estamos lejos de Leciñena. Las pistas son buenas y podremos mantener una buena velocidad de pedaleo. En la parte final disfrutaremos incluso de algunos rápidos descensos con lo cual llegaremos antes de lo esperado al punto de partida, cerrando el circulo.
 
  • Desnivel + acumulado: 562 m
  • Horario total: 3 h. 
  • Distancia recorrida: 43 km.  


La primera parte transcurre por campos de secano. Las sabinas, encinas y pinos irán apareciendo más adelante


Una charca. Codiciados abrevaderos para el ganado


Las pistas están en buen estado. Buenas vistas hacia la Sierra de Guara y el Pirineo


Las trincheras en el Monte Irazo, donde el escritor Orwell pasó unas semanas


Antenas cerca del Puig Ladrón, cota más alta del recorrido


Breve tramo de senda bajando del Puig Ladrón, de regreso a Leciñena


Track del recorrido en Google





4 comentarios:

Eduardo dijo...

Buena ruta David, esa zona la frecuentaba cuando era un chaval, ya que tengo familia de Leciñena. La zona de las trinchera llevo tiempo diciendo que tengo que visitarlas, y viendo tus fotos la verdad que está muy bien, así que tendré que acercame un día con la familia, saludos

Jorge dijo...

Caramba, que buena pinta tiene.Lo de las trincheras superinteresante. Tengo pendiente una salida en bicicleta con Eduardo y puede que esta sea una opción interesante. Con poco te puedes venir de cicerone.

Un abrazo

David Naval dijo...

Hola Jorge,
Pues si coincidiera en un fin de semana de los que estoy por Zaragoza no me importaría acompañaros.
Un abrazo.

Ruben Carnero dijo...

Una ruta interesante, además recorres un trocito de la historia reciente aunque sea un poco trágica.

Un lugar que apunto en la lista de lugares pendientes de visitar.

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.