LISTADO DE PICOS

jueves, 27 de febrero de 2014

Bacún Norte (2.195 m.)

Ascensión con esquís y raquetas desde la "Fuente del Paco" y regreso por la pista y atajo

Descendiendo con Punta Espata al fondo

23 de febrero de 2014,

   Hoy nos desplazamos hasta Villanúa, en el Valle del Aragón. Subimos con el coche por la pista de la Trapa y unos 100 metros antes de llegar a la barrera nos desviamos a la derecha por otro ramal de pista que llanea durante más de un kilómetro hasta el paraje denominado “Fuente del Paco”.

  Llegaremos a un puente que permite cruzar el “Barranco de Villanúa o de Bozuelo” y acceder a una pequeña explanada donde ya hay aparcados varios coches (cota 1.260 m.)

  Como a esta altura no hay nieve nos cargamos los esquís y raquetas en la mochila y comenzamos a caminar por el marcado sendero que en dirección Este sube hacia el “Refugio de Espata” (hay cartel indicador).

  Ascenderemos por el pinar dejando el barranco principal a nuestra izquierda, que cada vez irá quedando encajonado más abajo. De vez en cuando atravesamos algún claro en el bosque. Al otro lado del barranco se aprecia el recorrido de la pista que sube hacia el “Refugio de la Trapa”. Nos hubiéramos ahorrado un trecho subiendo en coche pero hay que pedir una autorización para circular por ella.

  Sobre la cota 1.500 el manto blanco ya es uniforme y decido calzarme los esquís. Elena prefiere seguir sin raquetas. Se camina bien ya que la nieve se conserva dura en la umbría del bosque.

  Al alcanzar los 1.630 m. el sendero casi llega a confluir con la pista en una curva cerrada. En ese punto el barranco se puede cruzar sin dificultades. Muy cerca se encuentra también el “Refugio de Espata”.

  Pero obviaremos la pista y continuaremos ganando altura hacia nuestra derecha. Enseguida dejaremos los árboles atrás y saldremos a terreno abierto. Por la izquierda podremos contemplar las altas cimas de Collarada y Collaradeta encaramadas sobre el enorme y característico zócalo rocoso visible desde el Valle. El Somola Bajo nos muestra su pala sur repleta de nieve resplandeciendo bajo el sol. Hoy hubiera sido un buen día para esquiarla.

   Continuaremos ganando altura con tendencia a caminar hacia la derecha. El largo cordal que une el Bacún Norte y el Bacún Sur queda todavía muchos metros por encima de donde nos encontramos y se distingue bastante cargado de nieve.

  Sopla una brisa fría, a pesar del sol, y la nieve está más dura de lo que podría esperarse. Pongo cuchillas en los esquís y Elena se coloca los crampones.

    Continuaremos elevándonos por un lomo en dirección al Collado de Espata, que separa Punta Espata del Bacún Norte. La pendiente va en aumento así que me pongo también los crampones y camino justo detrás de Elena para asegurarme de que sube sin problemas.

  Con la vertical silueta de Punta Espata frente a nosotros bordearemos por la izquierda una cota irrelevante y alcanzaremos un pequeño rellano intermedio antes de llegar al collado. Elena decide quedarse descansando resguardada al sol.

  La nieve sigue dura, el viento frío no permite que fusione. Continúo con los crampones hasta el amplio Collado de Espata (2.040 m.). Allí giro a la derecha y acometo la ladera norte que asciende directa hacia el Bacún. La pendiente es fuerte al principio. Después cede un poco pero se mantiene sostenida y sin descansos hasta la misma cumbre.

  Alcanzo el hito cimero. Contemplo las amplias vistas durante unos minutos. Por el sur el cordal se divide en dos ramales formando una “U” que abraza el Barranco de Iguácel. En los extremos de la “U” se emplazan las más modestas cimas del Bacún Sur, donde se han formado vistosas cornisas de nieve, y el Pico de la Leta.

  Por el norte veo la cercana Punta Espata, casi a mi misma altura, y Collarada al fondo alzándose blanca y majestuosa mucho más arriba.

  Al noreste llaman la atención las intrincadas paredes occidentales de Peña Retona que se desploman retorcidas hacia el río Aurín, cuyo curso discurre 700 metros más abajo de donde me encuentro.

  Miro con resignación las laderas repletas de nieve primavera en la vertiente del Valle de la Garcipollera. Llevan ya unas horas recibiendo la radiación solar y tienen que estar perfectas para esquiar.

  Por contra tendré que descender sobre mis pasos por la gélida ladera norte. Estoy tentado de bajar esquiando pero por seguridad, como voy solo, decido continuar con crampones hasta el collado.

  Allí me coloco los esquís y en cuatro giros me reúno con Elena. En lugar de descender por donde hemos subido bajaremos más hacia el norte, en dirección al Barranco de Bozuelo. Las pendientes aquí son más suaves que por donde habíamos ascendido. Elena continúa con crampones y yo voy de aquí para allá revoloteando con los esquís. Busco las vaguadas orientadas al sol donde la nieve está perfecta para esquiar. Disfruto como un enano.

  Para hacer la ruta circular decidimos regresar por la pista, que conserva bastante nieve. Durante casi cuatro kilómetros me dejaré deslizar e iré haciendo algunas paradas para esperar a Elena.

   En los mapas aparece un atajo que acorta bastante el camino hasta la Fuente del Paco y permitiría ahorrar un buen trecho de pista. Voy atento y sobre la cota 1.370 veo un hito de piedras que marca el desvío. Resulta ser una pista maderera muy limpia y por donde se camina con comodidad.

  Ha sido un acierto pues en pocos minutos salimos otra vez a la pisa de la Fuente del Paco, a menos de un kilómetro del coche. He marcado el desvío en el track.

  • Desnivel + acumulado: 945 m
  • Horario total: 5,5 h.  
  • Distancia recorrida: 12,3 km.




Comenzamos a caminar por el sendero de la "Fuente del Paco"


Sobre la cota 1.500 ya encontramos nieve uniforme. Está un poco dura y se camina con comodidad


Hemos dejado el bosque atrás y ascendemos por las lomas hacia el Collado de Espata


Elena decide quedarse esperando en este rellano, antes del Collado de Espata


Las paredes occidentales de Peña Retona muestran escarpaduras y pliegues 


Por el Oeste se divisa el Bisaurín, Llena del Bozo y de la Garganta, Aspe y Lecherines


Elena desciende con crampones por laderas que todavía permanecen duras a causa del viento frío


Punta Espata y los cortados de su vertiente norte


Bajando en dirección al barranco las pendientes son menos pronunciadas que por donde hemos subido


La pista de la Trapa conserva nieve durante varios kilómetros


El atajo resulta ser una especie de pista maderera limpia y agradable para caminar

10 comentarios:

J. M. N. dijo...

Que montes más agradecidos ¿verdad? No son duros y las vistas son preciosas. La vista de Retona desde allí es de lo mejorcito del Piri.
Saludos, majos

Eduardo dijo...

Ha excepción de la Fuente del Paco, nada más conozco de esa zona, me he quedado con la Peña Retona, que tiene muy buena pinta, habrá que hacercarse por allí, que tengo pendiente desde hace bastante tiempo, la Gruta helada de los Lecherines.Por cierto no se si lo sabes, pero en wikiloc además de mostrar el mapa, ahora también puedes mostar en tu blog los datos de la ruta. Un saludo

David Naval dijo...

Hola JM,
Así es, estos montes son unos buenos miradores y ofrecen nuevas perspectivas de las montañas aledañas.

Hola Eduardo,
Peña Retona tiene una aproximación muy larga. Yo la subí este verano. En invierno poca gente o nadie se acerca por allí, creo que es bastante chungo meterse por ahí con nieve.Lo de wikiloc que me comentas no se bien a que te refieres ¿? ¿se pueden exportar los datos de wikiloc al blog además del mapa?

Saludos!!

Pirene dijo...

Mira que majo! tomo nota.

Salud!

David Naval dijo...

Hola Pirene,
Esta no cae muy lejos. Con nieve dura los crampones son imprescindibles.
Salud compañera !

Eduardo dijo...

Eso es david, lo pegas como html dentro de la entrada, modificas measures=off, sustituyes el off por on, y te aparece el mapa con la gráfica, y los datos principales de la ruta, distancia, desnivel, tiempo, dificultad ..., además se puede poner el tamaño que quieras. Para hacerte una idea como queda, puedes verlo en mi última entrada. Saludos

Oscar Martín Estallo dijo...

Interesante! Y puestos a preguntar, David, ¿qué cámara usas? Yo llevo una compacta ni mala ni buena y estoy pensando en cambiarla pero no me acabo de decidir...

David Naval dijo...

Hola Oscar,
Últimamente utilizo una Panasonic Lumix GF3 con objetivo 14-42 mm. (el que sale de serie).
Otras veces, cuando hace mal tiempo o llueve, uso también una Lumix pero una compacta, la DMC-TZ18.
Saludos!

Eduardo dijo...

La DMC-TZ18 es la que yo utilizo, y para ser una compacta saca unas fotos bastante buenas, y eso que yo prácticamente solo la utilizo en automático.

Oscar Martín Estallo dijo...

Muchas gracias a ambos!!ya os diré si al final me decido...la verdad es que tienes unas fotos muy guapas.... A ver sí me compro la cámara y resulta que el problema es aprender a ser buen fotógrafo... ;-). Saludos cordiales!!

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.